Por: Marvin Barquero.   4 octubre, 2017

San José.

El precio internacional del jugo concentrado de naranja aumentó un 24% entre inicios de julio de este año y el 3 de octubre anterior, al pasar de $1,25 por libra de sólidos a $1,55 por ese peso, consecuencia del fuerte impacto del paso del huracán Irma sobre las plantaciones de esa fruta en el estado de Florida, en Estados Unidos.

Roberto Aragón, director ejecutivo de la empresa Tico Frut, principal exportadora de concentrado de naranja en Costa Rica, explicó que cualquier ajuste hacia arriba en el mercado beneficiará a las empresas y productores en Costa Rica, aunque dijo que aún es difícil establecer ese impacto positivo.

Costa Rica cosechará unos 9 millones de cajas de 40,18 kilos cada una de naranja, en la próxima cosecha, que se recolectará a partir de diciembre.
Costa Rica cosechará unos 9 millones de cajas de 40,18 kilos cada una de naranja, en la próxima cosecha, que se recolectará a partir de diciembre.

Consideró que todavía es posible un repunte mayor de las cotizaciones, en vista de este descenso inesperado en la oferta del producto, aunque se estima que una buena cosecha brasileña, el mayor productor mundial, puede paliar el ajuste hacia arriba de las cotizaciones.

Costa Rica tiene 24.000 hectáreas sembradas con naranja, de acuerdo con el último informe estadístico agropecuario de la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa), que pertenece al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

El área aumentó en los últimos tres años, desde las 21.000 hectáreas registradas en el 2013.

La producción de naranja se concentra en plantaciones en la zona norte del país, en los cantones de Los Chiles, Upala y San Carlos, y en el distrito de Santa Cecilia, del cantón de La Cruz. Esas zonas están dentro de las de menor desarrollo relativo de Costa Rica, por lo cual cualquier mejoramiento de ingresos es muy positivo, explicó Aragón.

Efecto

Costa Rica es un actor muy pequeño en el mercado mundial de la naranja y en la exportación de concentrados para jugo o de jugo congelado, pero cualquier movimiento, positivo o negativo, en el mercado mundial, tiene efecto en su producción.

El volumen costarricense, por ejemplo, se estima en 9 millones de cajas de 40,18 kilos de fruta, para la próxima cosecha, cuya recolección se inicia en diciembre próximo. En tanto, la cosecha de Brasil se calcula en 390 millones de cajas de ese peso y Florida esperaba un poco más de 70 millones de bultos de ese calibre, pero se teme que la producción se reduzca a la mitad tras el paso de Irma, analizó Aragón.

El huracán tocó los cayos al sur de Florida el 10 de setiembre pasado y el 12 de setiembre pasado el valor de la libra de sólidos de naranja alcanzó un máximo de los últimos meses recientes de $1,57.

El representante de Tico Frut recordó que el año pasado en algunos momentos la libra de sólidos rozó los $2, ante una baja cosecha brasileña. Pero el repunte de volumen del máximo productor mundial terminó con disminuir un poco las cotizaciones este 2017, las cuales ahora se recuperan en vista de la merma de Florida.

Datos obtenidos del portal estadístico web de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) establecen que las exportaciones de jugos y concentrados de frutas (en especial naranja, aunque incluye algo de piña) fueron por $169 millones acumuladas entre enero y agosto de este año. Esa cifra es un poco inferior a los $189 millones de los primeros ocho meses del 2016, pero superior a los $137 millones de igual periodo del 2015.

Ahora el sector espera que el repunte del precio mejore los ingresos por las exportaciones y al menos iguale los datos del 2016, al cierre de este año.

Aragón cosideró que el sector naranjero puede crecer más en Costa Rica, en tierras de la zona norte, pero adujo que se requieren permisos para tomar agua de ríos para irrigación, que están entrabados en entidades gubernamentales.

Además, se requieren caminos cantonales y distritales y la ampliación de la ruta 32 hacia Limón, pues en época de plena solo Tico Frut, por ejemplo, moviliza de 115 a 120 contenedores diarios hacia su planta de producción en Muelle de San Carlos. Esta compañía procesa entre el 60% y el 70% de la producción nacional de naranja, según sus propias estimaciones.