Óscar Rodríguez. 17 diciembre, 2019
El cultivo del banano genera 150.000 empleos, entre directos e indirectos, y reporta exportaciones anuales por un valor de $1.000 millones. Foto: Albert Marín.
El cultivo del banano genera 150.000 empleos, entre directos e indirectos, y reporta exportaciones anuales por un valor de $1.000 millones. Foto: Albert Marín.

El precio de salida del banano costarricense subirá en $0,67 por caja de 18,14 kilos, a partir del 1.° de enero del 2020.

El nuevo precio implicará que cada bulto exportado pasará de $7,69 a $8,36, informó el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), en un comunicado de prensa, este 17 de diciembre.

El costo de salida es el valor que las compañías comercializadoras multinacionales pagan a los productores locales.

Cada año, el Gobierno emite un decreto con un precio mínimo de la caja, para tratar de regular las relaciones entre las partes.

La medida beneficia a los llamados productores independientes, en su gran mayoría nacionales, que venden su fruta a las compañías comercializadoras.

El precio establecido incluye $0,05 por caja que se entrega a la Corporación Bananera Nacional (Corbana), para programas de fomento a la productividad y ayudas al sector, como el costo del control de las plagas de la sigatoka negra o amarilla.

Asimismo, una cuantía parcial de la renovación del cultivo es destinado a favorecer el incremento de la productividad, se detalla en el decreto ejecutivo firmado, el pasado 5 de diciembre, por el mandatario Carlos Alvarado.

El sector bananero es uno de los principales exportadores de bienes con ventas anuales por $1.000 millones y da empleo, entre directo e indirecto, a 150.000 personas.

Renato Alvarado, ministro de Agricultura y Ganadería, explicó que el incremento permite mantener la competitividad del banano costarricense en mercados internacionales.

“Este aumento del precio mínimo de esta fruta para exportación reconoce el esfuerzo de los productores independientes, quienes mantienen una alta eficiencia productiva”, dijo el jerarca.

En tanto, Victoria Hernández, ministra de Economía, destacó que la medida tomada por el Poder Ejecutivo se ajusta a parámetros técnicos y permiten mantener la competitividad del país como productor bananero.