Agro

Agro se ve en apuros debido al alza en fertilizantes por guerra en Ucrania

Las materias primas que se importan reportan altos precios desde el año anterior y la crisis en Europa podría acentuar la problemática en compuestos nitrogenados y fosfatos

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania amenaza nuevamente con aumentar los costos de los fertilizantes a nivel mundial, lo que mantiene bajo fuerte incertidumbre al agro costarricense.

Ya en el 2021, la actividad enfrentó altos precios en los suministros de estos químicos cuando factores políticos externos y una cadena logística deteriorada por la crisis de contenedores incrementaron los costos de las materias primas y por ende de las importaciones. Ahora, con Europa bajo tensión política, las cotizaciones de los commodities reportan nuevas alzas.

Tanto Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco), como Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña, expresaron su preocupación por el aumento de los precios de los químicos, que comenzó meses atrás y que podría continuar agravándose por la crisis.

“En estos momentos críticos necesitamos agilizar los procesos que mejoren los costos de nuestro sector, por eso el proyecto como el de registro de agroquímicos se vuelve prioritario para paliar la crisis”, sentenció Bonilla.

La preocupación también se externó por parte de Francisco Muñoz, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria, quien además explicó que en el mediano plazo, en un escenario en el que la guerra siga, se dificultará el acceso y la disponibilidad de productos para el sector.

El precio de las materias primas que se utilizan para fabricar fertilizantes mostraron un comportamiento tendiente a la baja antes de que estallara la guerra entre Rusia y Ucrania, según explicó Marco Antonio Araya, economista agrícola del Instituto Nacional del Café (Icafé).

No obstante, tras el agravamiento del conflicto los precios ya comenzaron a subir y las estadísticas podrían reflejar, nuevamente, un comportamiento alcista de los fertilizantes.

El año pasado, las variaciones mensuales más altas de las materias primas para fertilizantes a nivel mundial se dieron en octubre, cuando los precios aumentaron hasta en 32%. La variación anual llegó hasta 123% para ese mes.

Si bien enero y febrero del 2022 presentan disminuciones en los costos para la fabricación de los químicos utilizados para la agricultura, aún reportan aumentos de más del 95% si se toma la variación anual a febrero.

En los últimos meses, uno de los componentes que experimentó una subida significativa en su valor fue la urea (nitrógeno), que subió 24% para el tercer trimestre del 2021, según muestra el reporte Perspectivas de los precios de las materias primas del Banco Mundial.

Con este aumento colaboró la interrupción del suministro por los altos costos de las materia primas, principalmente el gas natural en Europa y de carbón en China así como el clima adverso de Estados Unidos. Además, China suspendió temporalmente las exportaciones de esta urea, para garantizar la disponibilidad interna.

“Se espera que los precios de la urea se estabilicen en 2022 a medida que los precios de las materias primas se moderan, luego de un aumento proyectado del 66% en 2021″, señala el Banco Mundial. Sin embargo, el reporte data de octubre del 2021, por lo que no toma en cuenta la crisis política y humanitaria generada en Europa.

Costa Rica importa químicos nitrogenados así como fosfatos desde Rusia y Bielorrusia. En el 2021, según datos del portal estadístico de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), se importaron alrededor de $34 millones en químicos nitrogenados desde territorio ruso.

En el país operan diversas empresas que suministran fertilizantes al sector agricultor y traen ese tipo de materiales, entre ellas Colono Agropecuario, que cuenta con varios puntos de venta tanto a nivel nacional como regional.

Pablo Castillo, gerente Industrial de esta compañía en Costa Rica, comentó que el mismo día que se desató la crisis entre Rusia y Ucrania la incertidumbre se convirtió en la tónica del sector, principalmente, por las consecuencias logísticas que podrían agravarse en las próximas semanas si el conflicto continúa.

“Nadie se atreve a comprar un barco que vaya a cargar en tres semanas o un mes en Rusia, porque no se sabe qué va a pasar. La incertidumbre ha hecho que los precios se hayan disparado en los nitrogenados, fosforados y potasio”, dijo Castillo, quien recalcó que si incluso el conflicto terminara hoy, las consecuencias en la logística continuarían por el desfase causado.

Existen otros mercados a los que recurrir para obtener los elementos químicos necesarios para los fertilizantes, pero el aumento de demanda también podría jugar un factor a favor del alza en los precios.

En Costa Rica también mantiene operaciones Yara International, una empresa noruega que comercializa fertilizantes y que cuenta con presencia en América Latina, Europa, África y Asia.

La empresa señaló, mediante una nota publicada en su página web, que se vio directamente afectada por el conflicto, debido a que mantenían colaboradores en la zona de guerra en Ucrania y un misil impactó el edificio donde están ubicadas las oficinas de la compañía en Kiev, sin provocar heridos.

Además, la empresa obtiene de Rusia una cantidad considerable de materias primas esenciales. El presidente de Yara international, Svein Tore Holsether, aseguró en el escrito que la situación “constituye un dilema difícil entre continuar abasteciéndose de Rusia a corto plazo, o aislar a Rusia de las cadenas alimentarias internacionales”.

La última opción podría traer significativas consecuencias sociales por lo que, dijo, dichas consideraciones no deben ser tomadas por empresas individuales, sino que deben ser hechas por autoridades nacionales e internacionales.

Se desconoce la afectación sobre la sucursal de la empresa en Costa Rica; este medio intentó comunicarse con la compañía pero señalaron que por el momento no se referirían a nivel local.

Este 10 de marzo, el presidente ruso Vladimir Putin, advirtió de que las sanciones impuestas por el conflicto en Ucrania pueden provocar un aumento de la inflación mundial por la subida de los precios de los alimentos, debido a que Rusia ya no podrá exportar suficientes fertilizantes.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, los fertilizantes rusos no mantienen sanciones occidentales, pero los sectores financiero y la cadena de suministro sí, lo que afecta su capacidad de exportar.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.