Natasha Cambronero. 14 enero
De las 37 planillas analizadas, la de la CCSS es la que registra más salarios millonarios, 417 funcionarios ganaron desde ¢4 millones y hasta ¢20 millones de salario ordinario en el mes de julio pasado. Foto: Jeffrey Zamora
De las 37 planillas analizadas, la de la CCSS es la que registra más salarios millonarios, 417 funcionarios ganaron desde ¢4 millones y hasta ¢20 millones de salario ordinario en el mes de julio pasado. Foto: Jeffrey Zamora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Universidad de Costa Rica (UCR) son las instituciones del Estado que concentran la mayor cantidad de funcionarios con salarios superiores a los ¢4 millones mensuales.

El 62% de los 1.165 empleados públicos que reciben un sueldo por encima de ese monto trabaja para alguna de esas dos entidades. Entre esas remuneraciones, una alcanza los ¢20 millones al mes, por ejemplo.

Así se desprende de un análisis que realizó La Nación de las planillas, de julio del 2018, de las instituciones que integran los tres poderes de la República, del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y de cuatro universidades públicas: UCR, Instituto Tecnológico (Tec), Universidad Nacional (UNA) y Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Se incluyó además, a cuatro autónomas: la Caja, el Instituto Nacional de Seguros (INS), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

En total, se revisó la remuneración mensual de 229.772 funcionarios del Estado de 37 entidades distintas.

A ese grupo de 1.165 asalariados millonarios –el 0,51% del total de las planillas analizadas– será al que se le congelará su sueldo por dos años, sin ninguna posibilidad de aumento, con la reforma fiscal que entró en vigencia el 4 de diciembre anterior.

Se les aplicará el transitorio XLIX de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el cual establece que, durante 24 meses no se autorizará ningún incremento salarial para quienes en el Estado ganen ¢4 millones o más, mensualmente.

De esa manera, esos altos salarios públicos no podrán crecer ni siquiera por la creación de un nuevo plus, como ha sucedido en el pasado, pues la reforma impide otorgar nuevos incentivos, a menos de que se apruebe una ley para ello en la Asamblea Legislativa.

En ese grupo de funcionarios no aparece ninguno de los ministros y viceministros que integran el gabinete de Carlos Alvarado; ni sus dos vicepresidentes Epsy Campbell y Marvin Rodríguez, pues reportan salarios inferiores a los ¢4 millones.

No obstante, el transitorio XLIX de la reforma fiscal también los cobija. Dentro del congelamiento se incluyó a quienes ostenten esos cargos, independientemente de cuanto ganen. Esa medida también aplica para los diputados, presidentes ejecutivos o gerentes del sector público descentralizado.

De los miembros del gabinete de Alvarado, solo Rodolfo Méndez Mata, jerarca de Obras Públicas y Transportes; y André Garnier, ministro de Coordinación con el Sector Privado, no se verán afectados con esa medida de contención del gasto. Ambos reciben una pensión en vez de salario.

Más que los tres poderes de la República y el TSE juntos

De las 37 planillas analizadas, la de la CCSS es la que registra más salarios millonarios, 417 funcionarios ganaron desde ¢4 millones y hasta ¢20 millones de salario ordinario en el mes de julio pasado.

Esa cifra representa el 0,75% de la totalidad del personal que trabaja para alguno de los centros médicos que tiene la Caja (55.763 funcionarios) en todo el país, tanto en labores de atención a pacientes como administrativas.

La mayoría de funcionarios que sufrirán un congelamiento en su remuneración son los médicos y los funcionarios con varios años de labor y que acumulan varias anualidades.

En la UCR, es el 3% de la planilla, 306 trabajadores, quienes ostentan sueldos superiores a los ¢4 millones y hasta de ¢9,4 millones. Principalmente, quienes reciben esas remuneraciones son profesores catedráticos.

Por separado, en la CCSS y en la UCR hay más salarios millonarios que en los tres poderes de la República y el TSE juntos, órganos que en conjunto suman 284 sueldos superiores a ¢4 millones, o sea, 133 menos que en la Caja y 22 menos que en la Universidad de Costa Rica. Eso ocurre a pesar de que emplean a un número mucho menor de trabajadores.

Por ejemplo, el Poder Ejecutivo tiene una planilla 13 veces más grande que la UCR y solo registra 100 funcionarios con salarios de más de ¢4 millones, un 200% menos que en esa casa de enseñanza (306).

Incluso, en 15 ministerios (o instituciones donde el jerarca tiene rango de ministro) ningún funcionario gana más de ese límite fijado en la reforma fiscal.

En el Poder Judicial son 120 funcionarios quienes ganan más de ese monto al mes y en el Legislativo son 59 –incluyendo a la Contraloría General de la República y a la Defensoría de los Habitantes–; mientras, en el tribunal electoral son solo cinco.

Salarios
Salarios
Segunda medida afectará a 218 funcionarios

Una vez cumplido el congelamiento de dos años, los sueldos superiores a ¢5,3 millones –diez salarios base–, solo sufrirán incrementos por inflación, según el transitorio XXXIX de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Esa medida aplicará a 218 funcionarios de las 37 entidades públicas analizadas, particularmente de las universidades públicas.

El 48% de ese personal estatal que gana más de ¢5,3 millones labora para la UCR y un 4% (9) en las otras tres casas de enseñanza superior analizadas: UNA, Instituto Tecnológico y la UNED.

Un 21% (47) trabajan en el Seguro Social y el resto (57 funcionarios) en alguno de los Supremos Poderes, en el TSE, el INS, el ICE o Recope.

Colaboró con esta información la periodista Christine Jenkins.