Irene Rodríguez. 24 febrero
Los camiones de la empresa Cemex ayudan a transportar galones de agua de la compañía Fifco. Foto: cortesía de Fifco.
Los camiones de la empresa Cemex ayudan a transportar galones de agua de la compañía Fifco. Foto: cortesía de Fifco.

La empresa de cemento Cemex tiene su planta en Colorado de Abangares en Guanacaste y lo distribuye al Valle Central. La compañía de bebidas Fifco tiene su planta en San José, pero también hay bodegas y centros de distribución en Puntarenas y Nicoya, Guanacaste.

Usualmente, los camiones de Cemex estaban llenos de producto de Guanacaste a San José, pero regresaban vacíos al Pacífico Norte. Los de Fifco tenían la condición completamente a la inversa: iban llenos a dejar hacia el Pacífico y regresaban vacíos a San José.

Hace poco más de un año estas empresas hicieron una alianza para adecuar los camiones de ambas flotillas, compartirlos y aprovechar los viajes, de manera que fueran con productos de bebidas hacia el Pacífico y con cemento hacia San José.

De esta forma, ambas compañías aportaban su cuota a la baja de emisiones de carbono, al ahorro de combustibles y a que las calles tuvieran menos congestionamiento. Esta es parte de las acciones que se destacan dentro del primer año del Plan Nacional de Descarbonización.

“Descarbonizar al país no es una tarea solo del gobierno y toda la sociedad debe participar de ella. Las empresas privadas también", enfatizó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco.

Christtina Solano, gerente de relaciones corporativas de Cemex indicó que esto comenzó como un piloto, pero su resultado fue tan bueno que lo extendieron. Los primeros resultados se difundieron en la PRECOP25 en octubre pasado.

“La empresa Femsa (Coca-Cola) nos contactó y dijo que quería participar también, entonces ellos son parte de este proyecto de fletes compartidos desde hace tres meses”, manifestó Solano.

Para todas las empresas involucradas, un punto vital era la inocuidad y la limpieza de los camiones. Las bebidas son un producto muy distinto del cemento, por lo que se dedican muchos esfuerzos a la limpieza para mantener la inocuidad de cada tipo de producto.

“Hay todo un protocolo de limpieza, con aire a presión y luego se inspecciona cada camión antes de llenarlo”, puntualizó Sánchez.

Resultados

Según datos facilitados por Cemex, durante 2019, la cementera y Fifco compartieron un total de 436 viajes: 66 a Puntarenas y 370 a Nicoya. La ruta de Nicoya es de 392 kilómetros, lo que da un total de 145.040 kilómetros compensados por ambas compañías.

Por su parte, la ruta a Puntarenas es de 160 kilómetros, con lo que se han dado 10.560 kilómetros compensados.

En términos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) se han compensado 227,85 toneladas.

Y el ahorro en combustible ha sido de 85.495 litros de diesel.

Mientras tanto, en tres meses de relación entre Cemex y Femsa se han hecho siete viajes a Puntarenas y 15 a Nicoya.

Estos son 5.880 kilómetros para Nicoya y 1.120 para Puntarenas.

Se han compensado 10,25 toneladas de CO2 y el ahorro de combustible ha sido de 3.846 litros de diesel.

Según Andrea Meza, directora de la Dirección de Cambio Climático (DCC) del Minae, este tipo de alianzas entre empresas privadas son claves para conseguir los objetivos de la descarbonización.

Logros país de la descarbonización

La mañana de este lunes, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el gobierno presentaron los logros de este plan que cumple su primer año. El objetivo es descarbonizar, o liberar las emisiones de carbono de la economía tica para 2050.

De acuerdo con los datos de la DCC se han dado logros en los diez ejes del plan, que contemplan el transporte, los espacios públicos, la agricultura, la ganadería, la construcción y la biodiversidad, entre otros.

“De 57 metas al plan a corto plazo para 2022 ya el 70% reporta acciones, en todos los ejes se ve el trabajo. Un año es muy poco tiempo para resultados definitivos, pero sí hay trabajo en todos”, destacó Meza.

Para Meza, hay mucho que se ha recorrido: “hay apetito y apertura de sectores no clásicos en la parte ambiental, el sector bancario dice que está listo para dar soluciones financieras, y eso es algo muy importante”.

Según el ministro de ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, hay logros en materia nacional e internacional.

“Si pensamos el logro en términos de emisiones, eso no es prioridad. Disminuir las emisiones viene después. El logro internacional es que somos un referente político. Llevamos años de ser un referente moral, pero demostramos también ser un referente político en la COP25”, enfatizó Rodríguez.

Y añadió: “ya tenemos solicitudes de tres países para ayudarles a montar su plan de descarbonización. La petición más formal es de Honduras, pero también Panamá y Guatemala”.

En materia nacional, el logro para Rodríguez es un tanto abstracto y es generar ese optimismo y esperanza en las generaciones jóvenes de que ya se está trabajando por ellos y por su entorno.

Para Pascal Girot, director de la escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien ha sido asesor de temas ambientales, se ven esfuerzos de varios sectores para encadenar este plan.

“Este no es un plan del Minae, ni del gobierno. Es una gran cantidad de sectores país que deben ponerse de acuerdo para trabajar. El tema más sonado puede ser el de transporte, pero hay muchos más”, evidenció Girot.

“Hay trabajo ya, tal vez no veremos resultados pronto porque son cosas que toman tiempo. El tren eléctrico, tanto el de pasajeros en la GAM como el de Limón van avanzando, pero tomarán sus años para verse, es un trabajo a largo plazo. Lo mismo sucede con la gestión de residuos, que pasa por el Ministerio de Salud y por las municipalidades, todas con niveles de avance muy diferentes, eso lo hace más complejo", agregó.

Los retos y pendientes

Luego de este primer año también hay retos en todas las materias.

Para Meza, uno de los retos está en la movilidad eléctrica.

“¿Cómo logramos bajar los costos de la electricidad para quienes quieren tener estaciones de carga en sus negocios? ¿Cómo hacer accesibles los vehículos? En esto también debe contribuir el sector bancario.”

Rodríguez expone que también hay retos en materia económica y política.

“En el plano internacional, ¿cómo logramos que economías pequeñas podamos mover grandes economías en tiempos de déficit fiscal?”, recalcó el jerarca.

Y añadió: “en el plano nacional hay fuerzas políticas que creen que la solución económica está en la carbonización y en pretender la explotación del petróleo y de gas natural. Reactivar la economía no puede estar ligado a carbonizarla”.

Girot subrayó que el reto mayor no se verá este año, si no cuando ya llegue el cambio de gobierno y los que le sigan.

“Debemos asegurarnos de que esto se vea como un plan Estado y no como proyecto de gobierno de turno. No puede perderse el esfuerzo”, concluyó.