Suplementos de proteínas: mejor si son recetados

No son dañinos, pero se recomienda mejor preguntar en cada caso

Muchas veces los deportistas deciden consumir algún suplemento de proteínas seducidos por la atractiva información de las etiquetas que prometen un aumento muscular significativo, así como ayudar con la pérdida de grasa.

Sin embargo, no todo lo que promociona el empaque funciona para todos los organismos.

Por eso, la recomendación es consultar a un nutricionista o médico antes de incluirlo en la dieta regular, para evitarse inconvenientes.

Según los expertos, lo primero que usted debe tener claro es el aporte que dan estas sustancias al cuerpo.

Mónica Umaña, del centro Nutridep, explica que los suplementos pueden servir para recuperarse después del ejercicio. Por eso, se sugiere usarlos después de sesiones de fuerza y fondos de ciclismo o atletismo.

Gloriana Arce, del Centro de Nutrición Larisa Páez, comparte esa opinión y recomienda que los suplementos sean utilizados por deportistas de alto rendimiento o aficionados que llevan un programa de entrenamiento estructurado y dedican bastantes horas a la semana al ejercicio.

De igual forma, los suplementos están aconsejados para quienes tienen un consumo deficiente de proteínas.

De modo que, si usted no consumió la cantidad de nutrientes requeridos durante el día, entonces puede ingerir una dosis durante la noche para complementarlo.

No se trata de “calcular” a simple vista cuánta proteína debe tomar. Esa no es una buena estrategia. Un nutricionista es el más indicado para determinar la cantidad que su cuerpo necesita, esto tras analizar sus hábitos de alimentación y de ejercicio diarios, así como otras condiciones de salud.

Tipos. Al visitar las tiendas deportivas encontrará diferentes opciones de suplementos.

Arce explicó que los batidos de proteína que más se venden en el mercado son el suero de la leche y el caseinato.

Se diferencian en la velocidad de digestión; además, de que se toman a diferentes horas.

La proteína del suero de la leche es de absorción más rápida y se utiliza antes o después del ejercicio.

Mientras que el caseinato se absorbe más lento y se recomienda usar antes de dormir.

¡Cuidado! Existen casos en los que no se deberían ingerir los suplementos de proteínas. No están recomendadas para personas sedentarias o personas que solo practican ejercicio de vez en cuando.

Alicia Marín, asesora médica de la marca GNC, alerta a quienes han padecido de cálculos en los riñones para que tomen también sus debidas precauciones.

La especialista explica que el consumo de este tipo de productos se genera ácido úrico, lo cual puede incrementar la probabilidad de que aparezca más.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.