Irene Rodríguez. 7 octubre
Esta imagen es de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital México. Foto: Cortesía
Esta imagen es de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital México. Foto: Cortesía

El continente americano sigue siendo uno de los que más registra casos de covid-19 en el mundo. Sin embargo, la evolución de la enfermedad también da paso para la esperanza.

“La buena noticia es que las tasas de enfermedad grave han disminuido en nuestra región. Hoy hay menos personas hospitalizadas y menos que antes requieren cuidados intensivos”, recalcó Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante una conferencia de prensa realizada la mañana de este miércoles.

“Esto se debe en parte a nuestro conocimiento cada vez mayor de este virus y cómo manejar a los pacientes críticamente enfermos. También es un crédito para el trabajo de los gobiernos de nuestra región que actuaron rápidamente para expandir las redes de laboratorios, aumentar las camas de hospital y contratar y capacitar a los trabajadores de la salud”, agregó.

En Costa Rica, la tendencia es similar a la que señala Etienne. Mientras que en setiembre las personas hospitalizadas con el virus superaban las 630, para octubre la cifra se redujo en 9,89%.

En las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) los números de pacientes atendidos también han bajado: un 17,69% en el último mes.

“Cuando los hospitales pueden atender y manejar a los pacientes, hay menos muertes. Estos esfuerzos han ayudado a salvar miles de vidas y continuarán protegiendo a muchas más”, destacó la directora de OPS.

Advertencia a los más jóvenes

La OPS, sin embargo, advierte de que cada vez hay más menores de edad que se están contagiando del virus. Esta población es de menor riesgo, pero no está exenta del todo de complicaciones, y sí podría transmitir el virus a personas con mayor riesgo.

“Más de medio millón de niños, niñas y adolescentes de nuestra región se han infectado y estas cifras siguen aumentando”, alertó Etienne.

“Muchos de ellos no saben que están infectados porque tienen síntomas leves o no presentan síntomas. Si bien muchos jóvenes no se enfermarán ni necesitarán una cama en la UCI, no son inmunes a desarrollar los efectos graves de la covid-19”, agregó.

La advertencia va también para las personas de entre 20 y 29 años, cuyos casos representan hoy más de una quinta parte de los nuevos contagios en la región.

Grupos vulnerables

Durante la conferencia de prensa también se hizo énfasis en que los migrantes y las minorías tienen menor acceso a formas de protección y a los servicios de salud y esto hace que sean más frecuentes las infecciones y hospitalizaciones en esos grupos.

“Los migrantes siguen siendo especialmente vulnerables a esta pandemia porque a menudo se encuentran al margen de nuestros sistemas de salud, con acceso limitado a la atención y la protección social que pueden estar disponibles para quienes los rodean”, indicó la jerarca.

No obstante, estas no son las únicas minorías afectadas. En Estados Unidos, país que alberga más del 40% de los casos nuevos en la región, las poblaciones negras, hispanas y nativas americanas tienen casi tres veces más probabilidades de contraer covid-19 que sus contrapartes blancas.

Además, en las áreas amazónicas de Colombia y Brasil, los pueblos indígenas tienen diez veces más probabilidades de contraer el virus que otros grupos.

La OPS anunció que está recopilando datos de afectación en esas poblaciones, así como lo que sucede con los refugiados para con ello ayudar a los países a trazar mejor su estrategia.