Salud

Lo que debe saber de la futura vacunación contra la influenza 2022

La campaña iniciaría en la última semana de junio en todos los establecimientos de salud de la CCSS

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya alista su campaña de todos los años para vacunar contra la influenza. Este año se adquirieron 1,5 millones de dosis que se colocarán a partir de finales del mes de junio en todas las áreas de salud.

La Nación recopiló los puntos más importantes sobre esta inoculación para así ayudar a las personas en las dudas que puedan tener.

Se adquirió la vacuna desarrollada con cepas del Hemisferio Sur, que son las que están presentes con preponderancia en nuestro país. Esta vacuna protege contra cuatro cepas: dos de influenza tipo A y dos del tipo B.

A diferencia de la vacuna contra la covid-19, la de la influenza no es universal y está destinada a personas de riesgo de complicarse en caso de infectarse. Estos grupos son:

  • Niños de 6 meses a 7 años
  • Adultos de 58 años o más
  • Embarazadas
  • Diabéticos
  • Personas con una cardiopatía
  • Asegurados con obesidad grado II, III o mórbida
  • Enfermos respiratorios crónicos: asma, bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tuberculosis, síndrome de Down

Estos diagnósticos deberán estar debidamente notificados en el EDUS. Si no es así, una valoración médica podrá incluirlos.

Además, otros grupos de servicios de atención pueden también optar por la vacuna.

  • Funcionarios de la CCSS
  • Trabajadores del Ministerio de Salud
  • Cruzrojistas
  • Bomberos
  • Policías
  • Funcionarios del Servicio Nacional de Salud Animal
  • Trabajadores del 911
  • Quienes trabajen en Migración y Extranjería
  • Estudiantes de ciencias de la salud y técnicos afines que están realizando campos clínicos dentro de los establecimientos de salud de la CCSS.

Esto incluye a los servicios contratados a terceros, como limpieza y seguridad y a los voluntarios. Los funcionarios deberán portar su identificación, carné o documento que indique que trabaja para esa institución al momento de recibir la vacuna.

Cada área de salud organizará sus equipos vacunadores para llevar a cabo la jornada. Se procurará que se establezcan puestos de vacunación tanto a lo interno de los establecimientos de salud como en puntos estratégicos de las comunidades.

Usted puede vacunarse en cualquier área de salud o vacunatorio, siempre y cuando haya disponibilidad del biológico.

El inicio de la jornada estará marcado por la disponibilidad de vacuna en cada centro de salud. La distribución se efectuará en la semana del 20 de junio una vez que sea aprobada por el Laboratorio de Normas y Control de Calidad de Medicamentos de la CCSS, por lo que se estima que la campaña arrancará hacia finales de ese mes.

Una vez inicie la jornada se extenderá a lo largo de seis semanas o hasta que se agoten las existencias.

Pueden aplicarse incluso el mismo día. Una persona puede aprovechar su visita al vacunatorio para colocarse ambas vacunas y aumentar su protección contra ambas enfermedades. Eso sí, recibirá una inyección en cada brazo.

Hay dos razones. La primera es que la protección inmunitaria de una persona mediante la vacunación disminuye con el tiempo, por ende, es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima.

La segunda, es que los virus de la influenza cambian constantemente (mutan). Entonces, las vacunas contra la influenza pueden ser actualizadas de una temporada a la siguiente para brindar protección contra los virus que, según las investigaciones, podrían ser los más comunes durante la próxima temporada de influenza.

No. Toma unas dos semanas para que los anticuerpos comiencen a desarrollarse y a brindar protección contra la infección por el virus de la influenza. Es por eso que lo mejor es vacunarse antes de que los virus de la influenza comiencen a propagarse en su comunidad.

Sí. Las probabilidades son mucho menores, pero siempre existe la posibilidad. Hay varias razones para ello:

1- Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarde en desarrollar la protección. Recuerde que los anticuerpos toman unas dos semanas en generarse, entonces usted podría enfermarse antes de que la protección se dé.

2- Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La vacuna contra la influenza está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes.

3- La protección de la vacuna puede variar de persona a persona. La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente basándose, en parte, en los factores de salud y edad de la persona que se vacuna. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto en adultos jóvenes y niños más grandes sanos.

Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación. No obstante, lo más posible es que si usted enferma sus síntomas sean más leves y tengan menor riesgo de complicaciones.

La vacuna contra la influenza no es una herramienta perfecta, pero es la mejor manera de estar protegido contra la enfermedad.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.