Kimberly Herrera. 19 mayo
Ingenieros de Intel propusieron trabajar voluntariamente en la construcción de este modelo. La empresa, que tiene su planta en Belén de Heredia, construye componentes para computadoras /Alonso Tenorio/Archivo
Ingenieros de Intel propusieron trabajar voluntariamente en la construcción de este modelo. La empresa, que tiene su planta en Belén de Heredia, construye componentes para computadoras /Alonso Tenorio/Archivo

Microprocesadores, chips para computadoras y modelos predictivos de covid-19...

Nueve ingenieros con especialidades en Estadística, Matemáticas, Ciencias de la Computación , así como Ingeniería Electrónica y Eléctrica se propusieron crear un modelo predictivo, que permita a las autoridades de salud conocer el comportamiento de la curva del nuevo coronavirus en el país.

Estos profesionales forman parte de un equipo de análisis de datos de la empresa Intel, que se ofrecieron a realizar el proyecto de manera voluntaria a partir de sus capacidades y conocimientos. Con ese fin, se aliaron a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“Fue una oportunidad que nació del conocimiento y de la pasión de algunos de nuestros colaboradores. En este caso ellos dijeron ‘conocemos de este tema, es algo que nos interesa, por qué no ponerlo al servicio de la Caja’, para que lo utilicen como un insumo adicional de todo el análisis que están haciendo de los potenciales impactos de la pandemia”, declaró Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales y Relaciones Públicas de Intel Costa Rica.

Este proyecto consiste en la creación de herramientas matemáticas que permitan pronosticar el comportamiento de un fenómeno. Para este caso en específico, se utilizan una serie de fórmulas y modelos matemáticos reconocidos a nivel mundial que, junto con los datos públicos que pueda proveer la CCSS, puedan proyectar cómo se va a comportar la pandemia en Costa Rica.

Abarcan información estadística general, tal como la predicción de la curva del número de casos totales y del número de casos confirmados para todo el país, así como modelos más granulares, que permitan estimar la afectación por región geográfica, grupo etario, sexo, y otros grupos poblacionales de interés.

Este no es parte de los proyectos que regularmente realiza la empresa de tecnología; sin embargo, Scott, explicó que los ingenieros están capacitados y tienen los conocimientos suficientes para realizar estos modelos predictivos.

“Esto no es parte del trabajo que hace Intel. Nosotros sí utilizamos modelos matemáticos para algunos de nuestros procesos, pero no como esto que está sucediendo hoy con la pandemia. Lo que hicieron nuestros ingenieros fue poner el conocimiento que ellos tenían en otras áreas a disposición del país, para trabajar en covid-19”, añadió.

El proyecto arrancó la semana anterior con un acercamiento entre los grupos técnicos de la CCSS, junto con los expertos de Intel y se desconoce cuando concluirá, ya que los resultados se van obteniendo de forma semanal, lo que permitirá a las autoridades de salud contar con una herramienta de monitoreo de la situación en tiempo real, con capacidad para ofrecer información detallada por segmentos demográficos y geográficos de interés que faciliten la intervención oportuna.

“Ellos se reúnen de manera periódica con los funcionarios de la Caja y lo que hacen es a través de los datos aglomerados que les piden, empezar a generar proyecciones y eso es lo que le suministramos a la Caja. Así que todas las semanas hay contactos, entregamos información y esa es la información que utiliza la Caja junto con otras que han dado otros sectores a la sociedad, para aportar en el manejo de la pandemia”, explicó Scott.

Este modelo también permitirá a las autoridades mitigar la afectación por la pandemia en la sociedad costarricense y en los servicios de salud en los próximos meses.