Irene Rodríguez. 3 junio
Esta es la primera vez que se realiza un examen de este tipo para medir la igualdad de género de acuerdo con los Objetivos del Desarrollo Sostenible. Imagen: Freepik
Esta es la primera vez que se realiza un examen de este tipo para medir la igualdad de género de acuerdo con los Objetivos del Desarrollo Sostenible. Imagen: Freepik

Vancouver, Canadá. ¿Hay igualdad de género en Costa Rica? Más allá de las percepciones, cifras arrojadas por el primer informe mundial que mide este factor según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG, por sus siglas en inglés), señalan que el país logra pasar, pero lo hace “raspando”.

En un análisis en el que se revisaron datos de 129 naciones, ocupamos el puesto número 44.

Este documento es el SDG Gender Index, y toma en cuenta estadísticas de diferentes organismos de Naciones Unidas y las recopiladas por cada nación. Fue realizado por la organización Equal Measures 2030, que busca agrupar datos y evidencia, así como generar investigación para conseguir igualdad de género para 2030.

El análisis, financiado por la fundación Bill y Melida Gates, se presentará la tarde de este lunes en el congreso Women Deliver. Este congreso reúne en Vancouver, Canadá a investigadores sobre la condición de la mujer. La Nación es parte de los medios de prensa presentes en el evento.

De acuerdo con el informe, Costa Rica obtuvo 71,4 puntos de 100, una calificación que el reporte califica como “moderada” o “apenas bien”. En otras palabras, es una nota suficiente para pasar un examen, pero significa que todavía hay mucho trabajo pendiente.

¿En qué quedamos debiendo? Nuestras principales “piedras en el zapato” se refieren a las poblaciones vulnerables (con discapacidad, indígenas o en pobreza extrema), en que debemos tener mayor paridad de género a la hora de establecer alianzas para alcanzar el desarrollo del país y en la menor participación femenina en la lucha contra el cambio climático.

No obstante, si se compara nuestro país con otros de América Latina y el Caribe, Costa Rica tiene el tercer mejor puesto, después de Uruguay (75,5 puntos) y Chile (72,2 puntos). Según los estándares del reporte, estas naciones también lograron una calificación “moderada”.

¿Cómo se obtiene esta calificación?

Los investigadores tomaron en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible o SDGs, metas que se trazó la Organización de Naciones Unidas (ONU) para asegurarle al mundo un mejor futuro y más sostenible. Engloba los retos en materia de justicia social, pobreza, medio ambiente, inequidades y paz.

En total son 17 SDGs pero para este informe se tomaron los 14 que más podrían adaptarse para medir la igualdad de género: lucha contra la pobreza, lucha contra el hambre, buena salud y bienestar, educación de calidad, equidad de género, agua limpia y saneamiento, acceso a energías limpias, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructura; reducción de inequidades, ciudades y comunidades sostenibles, acción climática; paz, justicia e institucionalidad fuerte, y alianzas para llegar a acuerdos.

Con base en estos objetivos se agruparon 51 categorías en las que se evaluó cada país. Algunos SDG sí tienen datos muy aplicables al género, como mortalidad materna o matrimonios de niñas, pero en otros no hay algo específico para examinar brechas de género y, por lo tanto, fue más difícil hacerlo.

“El objetivo del índice es examinar aspectos enfocados en género y ver datos en cada SDG, aún cuando no exista un indicador específico debe adaptarse. Esto da una imagen más completa tanto del SDG como de la lucha por la igualdad de género”, expresa el informe.

¿Cómo se tomaron esos datos? Se revisaron más de una centena de informes de la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA), el Banco Mundial, encuestas a nivel mundial, informes de revistas médicas y datos estadísticos de cada país analizado.

Igualdad de género en Costa Rica y el mundo

El reporte tomó en cuenta 14 de los 17 objetivos del desarrollo sostenible (SDG, por sus siglas en inglés) y analizó cómo estaba la igualdad de género en cada uno de ellos.

FUENTE: SDG GENDER INDEX.    || w. s. / LA NACIÓN.

¿De dónde salen los 71,4 puntos de Costa Rica?

Según el índice, hay puntos en los que a nuestro país le va muy bien, otros en los que el desempeño es moderado y otros en los que falta mucho por hacer.

Hay dos rubros en donde nuestro país tiene una calificación excelente, superior a 90 puntos: el acceso a agua potable y al saneamiento, y el acceso a energías limpias de una forma accesible.

Nuestro país ha sido líder en ambos aspectos y esto beneficia a hombres y mujeres por igual. El tener una matriz eléctrica basada principalmente en hidrolectricidad nos da ventajas frente a otros países. Por otra parte, el 94% de los ticos tiene acceso al agua potable para consumo humano y actividades productivas.

Hay tres rubros con una calificación buena, entre 80 y 90 puntos: la lucha contra el hambre, el acceso a servicios de salud y la educación de calidad.

En cuanto al hambre, un informe de Naciones Unidas señaló en el 2018 que solo el 4,4% de los costarricenses están en condición de subnutrición. Esto significa unos 220.000 ticos, de los cuales, más de la mitad son mujeres.

En cuanto al acceso a la salud, la mortalidad materna en Costa Rica, así como la mortalidad infantil se encuentran en los niveles más bajos y solo ocurren bajo circunstancias muy calificadas, pero aún queda por hacer en cuanto al acceso de mujeres de zonas alejadas.

La educación de calidad no encuentra mayores brechas en preescolar, primaria y secundaria, pero comienza a presentar obstáculos en posgrado y puestos de liderazgo.

Hay cuatro rubros en los que la calificación es apenas “para pasar”: lucha contra la pobreza, igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico y paz, justicia e institucionalidad.

La pobreza también golpea más a las mujeres ticas que a los hombres. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) señalan que el 21,1% de los hogares son pobres, de ellos, el 40% tiene a una mujer como jefa de hogar, y hay que sumar a las mujeres que viven en hogares pobres jefeados por un hombre.

El desempleo también es mayor en las mujeres: en el último trimestre del 2018, el desempleo para la población masculina alcanzó el 10%, para las mujeres llegó al 14,9%.

En cuanto a la justicia, la lucha por casos de acoso y abuso sexual complica el panorama nacional. Los homicidios a mujeres son los menores de la región, pero esto no exime a las mujeres de no sentirse seguras.

Hay dos SDG en donde se tiene una calificación pobre: industria, innovación e infraestructura y el que se tenga ciudades y comunidades sostenibles.

La esperanza del informe –tanto para Costa Rica como para el resto del mundo– es que con la motivación de vocaciones científicas y tecnológicas en las niñas, esta brecha se cierre.

Finalmente hay tres rubros en donde se nos califica como “muy pobre”: reducción de inequidades a poblaciones vulnerables (como indígenas o población con discapacidad), acción climática (la lucha contra el cambio climático aún tiene más hombres como protagonistas) y el generar alianzas para el desarrollo y que el gobierno dedique recursos (monetarios y no monetarios) a políticas públicas en beneficio de la mujer. Esta última es la que menos participación femenina tiene para todos los países, por lo que el informe aboga por las luchas para que cada vez haya más mujeres en puestos de decisión.

Ningún país del mundo obtiene una calificación excelente
La igualdad de condiciones para las mujeres aún está lejos de llegar para el mundo. Fotografía: Shutterstock
La igualdad de condiciones para las mujeres aún está lejos de llegar para el mundo. Fotografía: Shutterstock

Al revisar cada uno de los 129 países, los investigadores llegan a una conclusión: ningún país, ni siquiera los que tienen mejores calificaciones, consiguen una nota “excelente” que supere los 90 puntos de 100. Dinarmaca es la nación que más se acerca, con 89,3 puntos.

“Ni uno solo de los 129 países está transformando por completo sus leyes, políticas o presupuesto público para tomar decisiones para llegar a la paridad de género para el 2030. Estamos fallando para cumplir las promesas hechas a miles de millones de niñas y mujeres”, señaló en conferencia de prensa Alison Holder, directora de Equal Measures 2030.

A esto se le debe unir el que 1.400 millones de mujeres viven en lugares con una calificación muy pobre. Especialmente en Chad, país que solo obtuvo 33,4 puntos en el índice.

“Ni uno solo de los 129 países está transformando por completo sus leyes, políticas o presupuesto público para tomar decisiones para llegar a la paridad de género para el 2030”. Alison Holder, directora de Equal Measures 2030.

Únicamente el 8% de las mujeres vive en lugares con un puntaje calificado como “bueno”, casi todas ellas en Europa y América del Norte.

No obstante, el informe señala que sí hay esperanzas de mejora si los gobiernos destinan más políticas públicas esto sí puede solucionarse.

“El SDG Gender Index también muestra que el progreso es posible. Muchos países con recursos limitados, están haciendo esfuerzos para remover barreras para niñas y mujeres en la parte económica, política y social. Con esto demuestra que, cuando se trata de igualdad de género, los gobiernos no tienen excusas para la inacción”, concluyó Melinda Gates, co-coordinadora de la Fundación Bill y Melinda Gates.