15 octubre, 2014

Washington

La fuente del virus del ébola en la República Democrática del Congo (RDC) es distinta a la que provocó la epidemia que afecta al África occidental, señala un estudio publicado este miércoles.

Aunque estas dos epidemias tienen orígenes animales diferentes, el estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, manifiesta su preocupación por el resurgimiento del virus de la fiebre hemorrágica en el continente africano.

El virus del ébola fue identificado por primera vez en 1976 y reaparece regularmente por oleada. La epidemia en curso es la más mortal de las conocidas hasta ahora, con cerca de 4.500 muertos desde comienzos de año.

En la RDC, una epidemia de menor alcance se desarrolla desde julio, con 49 personas muertas y 69 infectadas hasta el 7 de octubre.

En este momento, se contabilizan 4.447 muertes entre los 8.914 casos totales de pacientes infectados con ébola
En este momento, se contabilizan 4.447 muertes entre los 8.914 casos totales de pacientes infectados con ébola

Un análisis del genoma de este último virus muestra que es casi idéntico (99,2% de similitud) con otro aparecido en 1995 en Kikwit, en RDC, pero se diferencia del tipo "Ebola Zaire", que afecta al África occidental, con el que tiene 96,8% de puntos comunes.

"El agente patógeno (en RDC) es una variante local del ébola, y esta epidemia tiene un origen diferente a la que devasta África del oeste", apuntan los investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su estudio. Los expertos trabajaron en Gabón y en RDC, con el Instituto Pasteur en Francia y con la Agencia de Salud Pública en Canadá.

El origen de la epidemia en la RDC remonta a una mujer embarazada de la aldea Ikanamongo, que "cocinó con un animal muerto entregado por su marido", indicó la OMS. Murió el 11 de agosto a raíz de una fiebre no identificada, y personas que estuvieron en contacto con ella desarrollaron los mismos síntomas.