Álvaro Saumet asegura que ente estatal actuó arbitrariamente en la inspección realizada el pasado miércoles

Por: Silvia Artavia 20 julio, 2017
Senasa ingresó el miércoles 19 de julio a Territorio de Zaguates tras una denuncia por el supuesto mal estado de los perros que ahí se albergan.
Senasa ingresó el miércoles 19 de julio a Territorio de Zaguates tras una denuncia por el supuesto mal estado de los perros que ahí se albergan.

Tras la incursión del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) este miércoles 19 de julio en Territorio de Zaguates, Álvaro Saumet, dueño de este centro de rescate canino, criticó el actuar de la entidad estatal.

"Yo no estoy en contra de que hagan el trabajo que tienen que hacer. En lo que nunca estaré de acuerdo es en que actúen de la forma en la que lo hacen. No está bien que en Senasa hagan las cosas como les da la gana", aseveró el propietario en una entrevista telefónica efectuada este jueves por La Nación.

Según el propietario, la notificación que había recibido por parte de la instancia gubernamental era para que la visita al refugio se hiciera este viernes 21 de julio. Sin embargo, el equipo del ente sanitario llegó el miércoles.

"Me llamaron y quedamos en que el viernes iban a venir. Eso nos permitía organizarnos y contar con el personal necesario para hacer el recorrido por la finca. Pero como vinieron antes, no estábamos preparados y, lamentablemente, por la forma en la que hicieron las cosas, se nos salieron un montón de animales", prosiguió Saumet.

El dueño de Territorio de Zaguates dijo que se escaparon alrededor de 150 perros, de los cuales han recuperado más de 60.

Esta agrupación, fundada por Saumet y su esposa, Lya Battle, atiende actualmente a más de 800 canes en un terreno de 152 hectáreas ubicado en Carrizal de Alajuela.

El propietario contó que la manutención de esos animales cuesta, mensualmente, entre ¢13 millones y ¢15 millones. Este dinero lo reúnen por medio de donaciones y actividades organizadas por ellos mismos, dijo.

"Que alguien pueda pensar que esto es un negocio, no lo entendería. ¿Cuál sería el negocio de invertir en un perro hasta más de ¢1 millón para después regalarlo", aseguró.

En 10 años de labores, esta organización ha albergado a unos 9.800 perros.

Foto difundida por Territorio de Zaguates en su perfil de Facebook. Según dicen los representantes de este lugar, el ingreso de Senasa a sus instalaciones se dio sin su autorización.
Foto difundida por Territorio de Zaguates en su perfil de Facebook. Según dicen los representantes de este lugar, el ingreso de Senasa a sus instalaciones se dio sin su autorización.
Rendición de cuentas

En una carta publicada la noche del miércoles en el Facebook de Territorio de Zaguates, la agrupación pide a Senasa hacer público el detalle de sus labores y la forma en que invierte sus recursos.

"Que nos informen qué es lo que han hecho en 10 años que tienen de operar. La gente denuncia peleas de gallos, de perros, perros maltratados en casas, y Senasa brilla por su ausencia. Los rescatistas sabemos que no responden ni al 5% de las denuncias que hacemos, pero para irrumpir en un lugar donde tratamos de salvar animalitos enfermos, para eso sí hay presupuesto", dijo Saumet en la conversación con este medio.

Agregó que dicha carta la presentarán ante la Presidencia de la República para que, en función de la recién aprobada Ley de Bienestar Animal, pida cuentas a Senasa.

Senasa: "La ley nos da potestad"

Bernardo Jaén, director de Senasa, refutó las acusaciones de Saumet:

"No hacemos lo que nos da la gana. Nos regimos por una normativa, por directrices, y en función de eso actuamos. La ley nos da competencia y es nuestra responsabilidad velar por la salud animal", aseguró el funcionario.

Según dijo Jaén, los dueños de refugios no necesariamente tienen que asentir las incursiones realizadas por la institución que representa.

"El administrado no tiene que estar de acuerdo con las acciones de Senasa. La ley nos da la potestad para ingresar, por supuesto, siempre respetando el bien privado", afirmó.

Con respecto a la forma en que este ente gubernamental invierte los ¢14.000 millones anuales que recibe de presupuesto, Jaén fue enfático en que tienen muchas funciones que demandan gastos.

"Nuestro presupuesto es público. Todo el mundo puede verlo en Internet. Tenemos una cantidad importantísima de trabajadores en diferentes campos, tanto de la salud animal como de la humana. Solo por poner un ejemplo, vigilamos puestos fronterizos para evitar el ingreso de animales con enfermedades infectocontagiosas", explicó.

Senasa llama la atención sobre la falta de comederos y bebederos apropiados para estos animales.
Senasa llama la atención sobre la falta de comederos y bebederos apropiados para estos animales.
Sobre la inspección

El director de Senasa argumentó que, tras lo encontrado durante la visita –condiciones inadecuadas para los perros como falta de comederos y bebederos, desnutrición, entre otras– darán un tiempo prudencial a Territorio de Zaguates para que corrija las irregularidades.

"Resulta que ese señor (Saumet) no tiene registro de nada. No sabemos cuándo ingresaron los animales ni cuándo se fueron. No hay registros de los medicamentos que les dan, ni tampoco hay regente veterinario", concluyó" el director.