Salud

Cuidados en embarazo bajan el riesgo de males congénitos

Peligro baja en un 50% en gestaciones planeadas, cuando se toma ácido fólico

Hasta un 50% de las anomalías congénitas podrían prevenirse si las madres tienen cuidados antes y durante el embarazo.

Tener un bebé preferiblemente entre los 19 y los 35 años, tomar ácido fólico desde unos meses antes de intentar concebir, no exponerse a sustancias tóxicas y no automedicarse, son medidas que reducen el riesgo de malformaciones congénitas.

“No podemos cambiar la genética y hay ciertas anomalías en las que el componente genético es muy fuerte, pero hay otras en las que sí pueden tomarse cuidados”, explicó el médico genetista Manuel Saborío, ayer durante una actividad para conmemorar el Día Mundial de la Prevención de los Defectos del Nacimiento.

De acuerdo con Adriana Benavides, directora del Centro de Registro de Malformaciones del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), por día, cinco niños nacen con algún tipo de malformación; de estos, 25% tiene anomalías cardíacas, muchas de las cuales se consideran graves.

Otras condiciones incluyen espina bífida, labio leporino y paladar hendido, así como y malformaciones en oído y piel. “Hay otros riesgos de malformaciones que antes no se consideraban, como la obesidad, la hipertensión y la diabetes”, añadió Benavides.

“Hay gente que toma sustancias macrobióticas y estas también tienen riesgos, por más naturales que sean. Deben decirle al médico y que sea él quien decida si se pueden tomar o no”, añadió.

Para Saborío, la salud de la mujer es más determinante sobre el feto que la del hombre, porque el cuerpo femenino suele desechar los espermatozoides que podrían traer alguna anomalía heredada del papá, por lo que el peligro es menor.

“Sin embargo, estudios recientes aconsejan que el hombre tome también ácido fólico; también es bueno cuidarse”, concluyó el especialista.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.