Irene Rodríguez. 5 septiembre
Las recomendaciones internacionales piden consumir entre cuatro y cinco porciones de frutas y verduras al día. Foto: Rafael Pacheco
Las recomendaciones internacionales piden consumir entre cuatro y cinco porciones de frutas y verduras al día. Foto: Rafael Pacheco

El consumo de frutas y verduras en los costarricenses aún es insuficiente, pero va en aumento y esto da esperanzas a las autoridades nacionales de salud.

Datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) revelados este miércoles señalan que cuatro de cada diez costarricenses incluyen estos alimentos en su dieta, mientras que hace ocho años eran dos de cada diez. Esta información se desprende de la Encuesta de Factores de Riesgo Cardiovascular, que se realiza cada cuatro años.

El reporte señala que el 42,3% de la población encuestada tiene esta práctica en su alimentación. Este hábito es más común en los hombres, dado que el 46,5% dice comer frutas y verduras a diario, contra el 39,2% de las mujeres.

Esta encuesta forma parte de las acciones de la CCSS para determinar el comportamiento de la población con respecto a factores protectores y de riesgo contra los padecimientos que más muertes causan: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Importancia de estos alimentos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona debería consumir cinco porciones de frutas y verduras todos los días. Esto es aproximadamente 400 gramos.

¿Por qué son tan importantes? Su cantidad de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua, que no están presentes en ningún otro grupo alimentario, los convierte en alimentos cuya ingesta diaria es necesaria para prevenir enfermedades crónicas.

Todos estos alimentos aportan nutrientes, pero no todos tienen los mismos ni en la misma cantidad, por lo que los especialistas apuntan a la necesidad de consumir la mayor variedad posible.

Por ejemplo, el color de las frutas va más allá de un atractivo. Las sustancias que les dan color poseen propiedades que ayudan a mejorar la presión arterial y evitan males cardiovasculares e hipertensión o dan la capacidad de regenerar células; otras ayudan a la cicatrización o poseen antioxidantes. Muchos de estos nutrientes previenen la obesidad y fortalecen los huesos.

LEA TAMBIÉN

Las frutas y el IVA

El estudio

La encuesta se desarrolló durante el 2018 en todo el territorio nacional. El médico epidemiólogo Roy Wong MacClure coordinó el estudio. A través de un comunicado de prensa Wong explicó que, en esta oportunidad, se evaluaron 73 variables y se entrevistaron a 4.166 personas mayores de 19 años de ambos sexos.

Entre las variables que se tomaron cuenta están la alimentación, el fumado, la actividad física, el consumo de alcohol, ingesta de sal, frutas y verduras, diabetes, hipertensión arterial, perfil lipídico como el colesterol y los triglicéridos y sobrepeso y obesidad.

La encuesta se realizó con el apoyo de los Asistentes Técnicos de Atención Primaria en Salud (ataps).

La próxima edición de este trabajo se realizará en el 2022.