Irene Rodríguez. 13 marzo, 2012
 Expertos dicen que no deben dejarse del todo las carnes rojas, y deben combinarse con frutas y verduras. | ARCHIVO.
Expertos dicen que no deben dejarse del todo las carnes rojas, y deben combinarse con frutas y verduras. | ARCHIVO.

Comer una porción grande de carne roja todos los días aumenta el riesgo de morir, sobre todo, de males cardiovasculares o de cáncer.

Así lo destaca un análisis hecho por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, publicado en la revista Archives of Internal Medicine .

Los científicos analizaron dos reportes que estudiaron la forma de comer de sus participantes durante 28 años. Ellos tomaron en cuenta a 121.342 personas (37.698 hombres y 83.644 mujeres).

Se registraron 23.926 muertes, 5.910 de ellas por males cardiovasculares y 9.464 por cáncer.

“Estimamos que el 9,3% de los hombres y el 7,6% de las mujeres pudieron haber retrasado su muerte varios años si hubieran comido menos de 0,5 porciones de carne roja por día”, cita el análisis.

Los investigadores hallaron que el riesgo de morir aumentaba un 12% en quienes comían una porción grande o más de carne roja al día, en comparación con quienes comían con menor frecuencia.

“Un abuso de las carnes rojas se asoció significativamente con un riesgo elevado de muertes por enfermedades cardíacas y cáncer”, dijo en un comunicado de prensa An Pan, una de las investigadoras.

Los científicos estiman que esto puede deberse a que la carne roja no solo es una muy buena fuente de proteína, sino también de grasas.

Opciones. El análisis dice que esto puede remediarse si se sustituye la porción diaria de carne roja.

Por ejemplo, si se sustituye por pescado, baja el riesgo en un 7% y, si es por pollo, la amenaza disminuye en un 14%. Con las nueces, el descenso es de un 19%; con las leguminosas y lácteos, del 10%. Finalmente, el riesgo se reduce un 14% si se sustituye con granos enteros.

“Sustituir solo una porción por carnes blancas, vegetales o cereales ya se traduce en un menor riesgo de morir”, dijo Pan.

Opiniones encontradas. No todos apoyan esta tesis. Para el cardiólogo tico Carlos Calderón, la carne roja no puede “satanizarse”, pues es fuente de proteína.

“No se trata de no comer estas carnes, se trata de no abusar. No es tan cierto que la carne roja sea la culpable. No todas las personas con problemas cardíacos tienen dinero para comer carne roja todos los días”, comentó.

El experto dice que el riesgo para un ataque al corazón no está relacionado con lo que se come, sino con los niveles de colesterol.

“Si tiene el colesterol LDL (colesterol “malo”) muy alto y el colesterol HDL (colesterol “bueno”) muy bajo, hay riesgo. Además, debemos recordar que la parte genética es muy importante en esto”, añadió.