Proyecto del ITCR propone que el Borbón, el Central y la Coca Cola conformen una especie de circuito para enamorar a los visitantes

Por: Silvia Artavia 22 septiembre, 2017
La idea de adaptar estos sitios públicos pretende atraer a más turistas en busca de souvenirs y comidas costarricenses. En la foto, un tramo del mercado Central.
La idea de adaptar estos sitios públicos pretende atraer a más turistas en busca de souvenirs y comidas costarricenses. En la foto, un tramo del mercado Central.

Al mejor estilo de los mercados europeos, donde el visitante acude para llevarse en sus compras un pedacito de ese país, un proyecto propone convertir a tres grandes espacios josefinos en epicentros turísticos y culturales.

Se trata del mercado Borbón, el Central y el de la terminal de buses de la Coca Coca, que se remozarían como parte del proyecto Fortalecimiento de la Gestión Pública Urbano Territorial, del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR).

Proyecto los convertiría en sitios culturales
Proyecto los convertiría en sitios culturales

La iniciativa es parte del programa Centro Histórico de San José, que emprendió el municipio local en enero del 2013 con el fin de rescatar el espacio urbano del área entre avenidas 7 y 10, calles 9 y 12, así como de otros sitios circundantes definidos como "zona de ensanche".

Dentro de esa ambiciosa iniciativa municipal, una de las aristas es la recuperación del cuadrante noroeste del Centro Histórico para convertirlo en un circuito de mercados de interés turístico y cultural, comentó Tomás Martínez, coordinador del proyecto del ITCR.

"Lo que busca el turista en un mercado es la idiosincrasia, la identidad del país donde se encuentra, y lo que se quiere es eso: atraer extranjeros y recuperar al visitante nacional", aseguró el especialista.

Según Martínez, la idea es remozar estos sitios de reunión pública no solo desde el punto estructural, sino también desde su contexto urbano inmediato, mejorando calles, aceras, accesos, estacionamientos, paradas y todo lo que se encuentra alrededor.

Eso sí, afirmó el experto, se velaría por que las modificaciones sean respetuosas del tinte criollo que hace únicos a nuestros mercados.

"Lo que cuidamos es que esta intervención arquitectónica no conduzca a que los mercados se parezcan a un mall, entonces las propuestas físicas son muy respetuosas del carácter y del ambiente de estos lugares", explicó el arquitecto.

El proyecto para remozar el mercado Borbón propone la construcción de un vestíbulo y un ascensor.
El proyecto para remozar el mercado Borbón propone la construcción de un vestíbulo y un ascensor.
El primero en acicalarse

El plan ya se echó a andar y, de las tres propuestas, la más avanzada es la del mercado Borbón, en calle 8, entre avenidas 3 y 5.

Ahí, gracias a la iniciativa del ITCR y Coopeborbón R. L. –propietaria de ese sitio público– ya se cuenta con una estrategia de renovación.

Esta consiste en los planos actualizados del edificio, un diagnóstico de sus principales problemas, un nuevo modelo de negocios y el cartel de contratación para la renovación de sus espacios.

En primera instancia, lo que se plantea en el Borbón es construir un vestíbulo central con un ascensor que comunicará los tes niveles del edificio, uno de los cuales, el segundo, está subutilizado.

Asimismo, se pretende recuperar las fachadas, hacer más accesibles y uniformes los pasillos, unificar las superficies de los pisos y delimitar correctamente los accesos principales (entrada y salida).

"En la fachada se quiere hacer todo un control de rotulación y un gran trabajo para rescatar la identidad del mercado. También se quiere cumplir con el código eléctrico y con la Ley 7600, para personas con discapacidad. Por eso se pondrán dos rampas y pisos antideslizantes y los baños se harán más accesibles", dijo Martínez.

El proceso, contó el arquitecto, se llevó a cabo mediante una serie de talleres con Coopeborbón R. L, entidad que se acercó al ITCR a solicitar asesoría.

El remozamiento del mercado Borbón está compuesto por 12 proyectos desagregados que, en total, tendrían un costo aproximado de ¢200 millones.

Coopeborbón R. L. negocia actualmente el financiamiento para las obras.

Dos en camino

En el caso del mercado de la terminal de buses de la Coca Cola, sobre avenida primera, entre calles 16 y 18, ya se hicieron dos diagnósticos: del edificio y de la movilidad en torno a este.

Este último aspecto se ha trabajado en profundidad, pues en un área de 500 metros alrededor de la estructura, transitan a diario 50 líneas de autobuses y se ubican otras 11 terminales. Por lo tanto, habría que hacer todo un trabajo de obras viales que implicaría la habilitación de calles y aceras.

El primer planteamiento estructural es integrar, con un techo, la terminal de buses al mercado que se encuentra dentro de sus instalaciones.

Luego vendría el turno de convertir una parte de ese lugar en una terraza con varios comercios que funcionen como café.

En la Coca Cola se quiere colocar un techo que comunique la terminal con el mercado.
En la Coca Cola se quiere colocar un techo que comunique la terminal con el mercado.

El costo general de las remodelaciones se proyecta en unos ¢490 millones (¢120 millones para obras viales, ¢55 millones para techar la terminal y el mercado, y ¢215 millones para el área de cafés).

En cuanto al mercado Central (entre avenidas 0 y 1 y calles 6 y 8), el arquitecto del ITCR dijo que se trata del proyecto con el que menos se ha avanzado porque la prioridad eran los otros dos sitios.

"Como de los tres es el que está mejor, entonces procedimos primero con el Borbón y la Coca Cola, pero la idea es que los tres, en tres años, se hayan integrado en una especie de paseo que pueda ser visitado por los turistas en los recorridos que organizan los diferentes colectivos en San José", aseveró Martínez.

Del prototipo del mercado Central todavía no hay presupuesto.

Destinos diferenciados

El tema de convertir a estos tres espacios públicos en un paseo cultural, prosiguió Martínez, serviría, además, para darles su propia "personalidad".

"Cada uno tiene su propia identidad, son complementarios. En el Central hay más gastronomía y artesanías. El Borbón es especializado en frutas y vegetales, tiene una oferta de productos frescos muy buena y muy poco conocida, aparte de que cuenta con locales muy fuera de lo común, como tiendas de discos y de cassettes viejos. La Coca Cola, por su parte, es un mercado de ferreterías", explicó Martínez.

En cuanto al mercado Borbón, su remodelación servirá para reforzar la venta de productos orgánicos y con denominación de origen, así como de vegetales gourmet.

El lugar ofrecerá un amplio menú de frutas picadas y de vegetales empacados al vacío, y los más de 200 tramos que funcionan en el edificio pondrán a disposición de los visitantes degustaciones gastronómicas.

En el mercado Borbón se reforzará la oferta de vegetales y frutas y se ofrecerán productos orgánicos y gourmet.
En el mercado Borbón se reforzará la oferta de vegetales y frutas y se ofrecerán productos orgánicos y gourmet.
Programa ampliado

Aunque dijo no conocer a fondo el proyecto de renovación de esos tres espacios josefinos, Johnny Araya, alcalde de San José, enfatizó que el municipio está dispuesto a colaborar en lo que sea necesario para rescatar la idiosincrasia y la cultura popular imperante en esos sitios.

"De nuestra parte ha colaborado la oficina de turismo, pero ya conociendo a fondo el proyecto, inmediatamente veríamos qué podemos hacer, porque esto implica un remozamiento de calles, arborización, señalización y demás acciones que estamos anuentes a ejecutar", aseguró el líder municipal.

Asimismo, destacó, habría que agregar a la iniciativa otros dos mercados más: el que se instala en el el antiguo edificio del Registro Civil (en calle 6, avenidas 2 y 4) y el de artesanías, ubicado frente a la plaza de las Garantías Sociales.

En un proyecto aparte, este último está pasando por una remodelación, la cual concluirá dentro de poco, afirmó Araya.