Ciencia

País posee el 11% de especies de murciélagos del mundo

Son buenos polinizadores, controlan insectos y reforestan bosques

Costa Rica alberga 110 de las 1.116 especies de murciélagos que existen en el mundo, lo cual representa un 11% de estos mamíferos, que son los únicos que tienen la capacidad de volar.

Según Bernal Rodríguez Herrera, fundador de la Asociación para la Conservación de los Murciélagos de Costa Rica, esto es un enorme privilegio para el país pues los murciélagos cumplen un importante rol como polinizadores, dispersores de semillas y controladores de plagas de insectos.

Sin embargo, entre los ticos abundan los estereotipos negativos acerca de los murciélagos.

“La ignorancia sobre los beneficios que producen estos animales hace que muchas personas los maten o dinamiten e incendien las cuevas donde habitan. Esto produce un grave daño a nuestra naturaleza”, advirtió el biólogo.

En los últimos años, los murciélagos han perdido gran parte de su hábitat en Costa Rica y han sido desplazados a sitios cada vez más inhóspitos.

Verdades y mitos. Los murciélagos son vertebrados que tienen pelo y se alimentan de la leche de su madre cuando crecen.

Ellos viven en agujeros de troncos viejos, casas abandonadas, huecos de rocas, bajo puentes o tuberías y en el cielorraso de muchas viviendas.

“En el país hay murciélagos por todos lados. Convivimos con ellos a diario. Hay murciélagos desde las playas hasta el Cerro de la Muerte. Ellos pueden vivir 15 años o más”, dijo Rodríguez.

Los murciélagos son animales nocturnos, pero vuelan durante toda la noche: en las primeras horas se desplazan y se alimentan; luego descansan, digieren la comida y evacuan heces y líquidos.

Contrariamente a lo que la gente cree, la mayoría de los murciélagos se alimenta de pequeños insectos o de frutos y flores, y no de sangre. Se estima que cada murciélago come unos 300 insectos por hora.

“Es clarísimo que los murciélagos funcionan como controladores naturales de las poblaciones de insectos. En Estados Unidos, se cree que la presencia de murciélagos les ahorra a los productores de maíz más de $1 millón en pesticidas al año”, comentó Rodríguez.

Los murciélagos que se alimentan de frutos son excelentes dispersadores de semillas, ya que, al digerir las frutas, las semillas pasan por su tubo digestivo y luego caen al suelo –en otra área lejana– dentro del excremento.

“Las semillas en estas excretas proliferan en estas tierras y, por eso, se dice que los murciélagos tienen la capacidad de regenerar los bosques”, agregó Rodríguez.

Por otra parte, hay otros murciélagos que comen flores. Al alimentarse, ellos se impregnan con el polen de las flores y, cuando se trasladan para alimentarse nuevamente, lo transmiten a otras flores y, entonces, las polinizan.

“Si Costa Rica quiere comenzar un proceso serio para recuperar sus áreas verdes y boscosas, hay que tomar en cuenta a los murciélagos”, afirmó el experto.

No más Hollywood. De las más de 1.000 especies que existen, solo hay tres especies de murciélagos que son vampiros, es decir, que chupan sangre. Dos de ellas se alimentan con sangre de aves y solo una lo hace con la sangre del ganado.

Según Rodríguez, ninguna especie de murciélago ni de vampiro se alimenta de sangre humana. Por esa razón, los ataques de murciélagos a los seres humanos son poco frecuentes.

“El grupo de los murciélagos tiene mala fama y las películas de Hollywod de vampiros y sobre Drácula tienen la culpa. Esto es ficción y es hora de entenderlo así. Nuestros indígenas tienen gran respeto por estos animales y los ven como un símbolo de fertilidad. Los mayas hasta tienen un dios murciélago, llamado Camazot”, concluyó.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.