Christine Jenkins. 17 noviembre
Netflix visitó Costa Rica para un episodio de la primera temporada de su serie Dogs, que cuenta seis historias sobre la relación entre los perros y los humanos. Fotografía: Netflix
Netflix visitó Costa Rica para un episodio de la primera temporada de su serie Dogs, que cuenta seis historias sobre la relación entre los perros y los humanos. Fotografía: Netflix

Territorio de Zaguates es el protagonista de un episodio de la nueva serie de Netflix llamada Dogs, que trata sobre los problemas que ha tenido el refugio costarricense al llegar a cuidar más de 1.200 perros.

Álvaro Saumet, fundador de este centro de rescate canino, le contó a la plataforma de streaming sobre las dificultades al ver el número de animales crecer sin que sus fondos siguieran ese ritmo. En el episodio, que sería el quinto de seis capítulos, se incluyó una visita de las autoridades costarricenses de salud animal y policiales al centro, que ha dejado de recibir animales para tratar de reducir su población.

“En este momento no estoy aceptando mas ingresos de perritos, no podemos. Estoy sobregirado pero en cantidades alarmantes, entonces mientras yo no logre controlar eso, estoy poniendo a los perros en riesgo”, cuenta en el capítulo, que dura unos 52 minutos. “Pero, ¿que pasa con todos esos perritos que necesitan ayuda?", se pregunta.

La serie se estrenó el viernes 16 de noviembre, y cuenta historias a través de todo el mundo. Otro episodio se trata de Corrine, una pequeña niña con epilepsia y su perro entrenado a detectar los ataques que tiene. En otra, un refugiado de Syria intenta reunirse con su perro fuera de la zona de peligro.

El capítulo de Costa Rica habla sobre la problemática de los animales domésticos abandonados y retrata los perros callejeros en las ciudades. Cuenta que ingresaron más de 700 canes a Territorio después de que el país aprobara la nueva Ley Contra el Maltrato Animal, ya que eso ocasionó el abandono por parte de dueños que no querían exponerse a multas por tenerlos en malas condiciones.

Lya Battle, la otra fundadora de Territorio, explica que su visión original era de tener 200 perros en una finca, pero al llegar a ese monto ya estaban comprometidos con ayudar a todos los que pudieran.

El documental muestra también a los trabajadores del centro recogiendo una familia canina abandonada en un lote y aceptando albergar 47 perros de un refugio privado que ya no tenía el dinero para cuidarlos. Asimismo, Saumet se ve recibiendo una llamada y contestando que ya publicó en la página web que no puede aceptar más por el momento.

Cada animal les cuesta $36 al mes incluyendo comida y ayuda veterinaria, según la página. Han estado cerrados al público por más de un año mientras hacen renovaciones que impuso el gobierno.

“Abriremos nuevamente cuando tengamos todos los requisitos legales que nos han solicitado las instituciones gubernamentales. Esperamos estar abriendo para principios del próximo año”, contaron a través de su página de Facebook este mes.

T.J. Martin, uno de los directores del capítulo, contó que durante la filmación conoció a Kahlo, una perra que terminó llevándose a Los Ángeles.

Al concluir el episodio, se dice que Territorio seguía tratando de reducir su población canina a un número sostenible a pesar de todos los casos que siguen llegando.

“La gente lo ve como una solución a su conciencia, ‘ah mira, yo no quiero el perro, pero hay un sitio precioso en la montaña de Heredia, ellos lo cuidan’. Y llegamos a ese punto en que por nuestro propio error, o nuestra falta de control, se nos vuelve inmanejable”, relata Saumet en el capítulo de la serie.

“Si tu me preguntaras, ¿es lo correcto tener Territorio?, siempre lo he dicho, no. Los refugios no deberían de existir", contesta durante el episodio. “Entre los males necesarios, yo quiero que Territorio sea el menos malo. Si nunca logró ser adoptado o muere con nosotros porque se enfermó o se hizo viejo, yo ya gané, yo le di la vida que un perro se merece. Que tengan una montaña donde puedan tener vida de perros”, dice.

Al concluir el episodio, Territorio de Zaguates seguía tratando de reducir su población canina hasta una cantidad sostenible. Fotografía: Netflix
Al concluir el episodio, Territorio de Zaguates seguía tratando de reducir su población canina hasta una cantidad sostenible. Fotografía: Netflix