Irene Rodríguez. Hace 6 días
Las pajillas de un solo uso han sido el producto que los costarricenses más han dejado de consumir como parte de sus prácticas para un mejor medio ambiente. Fotografía: Anthony Wallace / AFP
Las pajillas de un solo uso han sido el producto que los costarricenses más han dejado de consumir como parte de sus prácticas para un mejor medio ambiente. Fotografía: Anthony Wallace / AFP

La preocupación por el cambio climático y por la preservación del medio ambiente ha llevado a los costarricenses a cambiar de actitudes y prácticas para ayudar a la conservación del planeta.

Según la encuesta Green Assets 2020, realizada por la empresa de investigación de mercado Eco Market Research, el 82% de los entrevistados señala que la situación del cambio climático está empeorando y que esto se debe a la acción humana. Por ello, las prácticas personales también se han vuelto más frecuentes.

De acuerdo con el documento, ocho de cada diez personas adoptaron prácticas como bolsas reutilizables para hacer las compras, ha reducido el consumo de electricidad y tomado medidas para ahorrar agua.

Además, seis de cada diez dejaron de consumir algún producto por considerarlo contaminante. La mayoría de ellos, optaron por no comprar más las pajillas plásticas de un solo uso.

"Los costarricenses están dispuestos a alzar la voz por el medio ambiente y exigen cambios tangibles; hoy, buscan activamente involucrar a otros en esta vía”, indicó Virginia Marchena, gerente de investigación de Eco Market Research.

No obstante, hay cambios que no todos realizan; por ejemplo solo uno de cada cinco realiza compostaje con sus desechos orgánicos y el 17% cree que separar los desechos y reciclar es tedioso y desagradable.

Los nacionales también piden acción por parte de las empresas, ya que consideran que sus prácticas resultan insuficientes para paliar las consecuencias del cambio climático.

Por ejemplo, al 85% de los encuestados no le incomodaría cambiar sus marcas actuales por otras menos contaminantes y el 38% ha solicitado a empresas que realicen cambios para tener prácticas más amigables con el ambiente.

En este sentido, el estudio concluye que la etiqueta de “verde” dejó de ser un elemento diferenciador para convertirse en una exigencia de muchos consumidores.

No obstante, esto aún no ha calado en toda la población. Datos del Ministerio de Salud difundidos en diciembre pasado señalan que la totalidad de residuos ordinarios que los costarricenses produjeron durante el 2018 fue de 1.462.397 toneladas. Con esto se podrían llenar 21 recintos con dimensiones similares a las del Estadio Nacional.

FUENTE: Estudio Eco Market Research    || DISEÑO / LA NACIÓN.

La encuesta

Este análisis tomó en cuenta 500 entrevistas en todo el país con personas de 13 a 78 años.

Las preguntas abordaron temas como el nivel de involucramiento en diferentes acciones y conductas eco-amigables, las expectativas respecto a las empresas y el Gobierno, así como las creencias respecto al cambio climático en general, el reciclaje y la reutilización de ciertos materiales.

Eco Market Research es una empresa de investigación de mercado que opera en México, Centroamérica y Venezuela y se dedica a realizar investigación de mercado relacionada con las prácticas ambientales y las actitudes de los consumidores.