Lucía Astorga. 6 enero
La playa Esterillos oeste, en Puntarenas, se encuentra en el top cinco de las playas más limpias del país, según el programa Bandera Azul Ecológica, al contar con cuatro estrellas. Foto Adrián Soto.
La playa Esterillos oeste, en Puntarenas, se encuentra en el top cinco de las playas más limpias del país, según el programa Bandera Azul Ecológica, al contar con cuatro estrellas. Foto Adrián Soto.

Costa Rica ofrece a los turistas nacionales y extranjeros una gran diversidad de destinos turísticos para visitar, siendo las playas uno de los más populares.

Por ello, un total de 107 playas se han unido al programa Bandera Azul Ecológica (BAE), como una forma de certificar su compromiso con el desarrollo sostenible y contar con un elemento que las diferencie del resto de sitios con los que cuenta el país.

En la actualidad, solo cuatro de las playas que se han sumado a esta iniciativa, cuentan con la calificación máxima de cinco estrellas, estas son: Blanca (Puntarenas), Playitas (Puntarenas), Matapalo (Guanacaste) y Punta El Madero (Guanacaste).

Mientras tanto, otros destinos sobresalen, pero en menor medida, por sus altos niveles de contaminación.

Este es el caso de tres playas, que registran más de 240 coliformes fecales por 100 mililitros (mL) de agua, lo que las hace no aptas para la natación, según datos del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Se trata de Golfito centro (Puntarenas), playa Los Baños (Balneario Municipal de Limón) y Quepos centro (Puntarenas).

Las mejores y peores playas de Costa Rica
Las mejores y peores playas de Costa Rica
La milla extra

“Bandera Azul se divide en parámetros obligatorios: calidad de agua de la playa, acceso a agua potable, planes de disposición de desechos sólidos y de aguas residuales tratadas, así como señalización útil para el bañista. Eso da la bandera y debe obtener una nota mínima de 90 (que otorga una estrella)”, explicó Darner Mora, creador del programa y director del Laboratorio Nacional de Aguas (LNA) del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA)

“Hay parámetros complementarios, opcionales y son los que dan el resto de las estrellas: dos, tres, cuatro y hasta cinco", agregó.

(Video) Estas son las playas más limpias de Costa Rica

El top cinco de las playas más limpias lo completa Esterillos oeste con cuatro estrellas, mientras que nueve sitios cuentan con tres estrellas, seis tienen dos y las restantes 134 playas ostentan una sola estrella.

“Todos los comités que ganan esa bandera azul con una estrella, hacen un esfuerzo extraordinario con sus propios recursos y con su enorme interés, su compromiso por tener limpia su playa”, manifestó Virgilio Espinoza, jefe del Departamento de Certificaciones y Responsabilidad Social Turística del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Para obtener las cinco estrellas, las playas deben contar con: salvavidas, acceso para personas con discapacidad, duchas, servicios sanitarios y un plan de atención de emergencias.

De acuerdo con Espinoza, la mayoría de comités que logran alcanzar el más alto el nivel, es porque están respaldadas por empresas que le dan mantenimiento a la playa.

“El comité es un equilibrio entre fuerzas vivas, docentes, pequeñas empresas, asociaciones y normalmente las que están llegando más alto es porque tienen una empresa privada, que le da el último empujón para que vaya subiendo en el escalafón de estrellas”, indicó.

La calificación tiene valor por un año, por lo que los comités deben estar constantemente reevaluándose.

Los destinos más contaminados

Según explicó Mora, el máximo permisible de valor fecal en las playas de Costa Rica, es de 240 coliformes fecales por 100 mL de agua, si está por encima de esta cifra significa que no es apto para la natación.

De un total de 154 playas estudiadas en el país, solamente tres superan este umbral: Golfito centro (1.060 coliformes fecales por 100 mL), playa Los Baños (620,69 coliformes fecales por 100 mL), Quepos centro (521,5 coliformes fecales por 100 mL).

“Nosotros hacemos cuatro intervalos, mayores a 240, entre 240 y 100, 100 y 10, y menores de 10”, dijo Mora.

En este sentido, Colorada de Drake es la única que se encuentra entre 240 y 100, mientras que 79 están entre 100 y 10, finalmente se encuentran las restantes 71 con niveles menores a 10.

De acuerdo con Mora, el caso del Balneario Municipal de Limón es excepcional y una muestra de mejoría, ya que hace 20 años ocupaba la primera categoría con un registro de hasta 14 mil coliformes fecales. El avance sería el resultado de una serie de políticas para el tratamiento del agua en la zona.

El funcionario espera que algo similar ocurra en el futuro con Golfito y Quepos, gracias a un crédito de $90,4 millones, que el Gobierno firmó el pasado 20 de diciembre con el banco alemán KFW, para financiar el tratamiento de las aguas residuales de estos cantones, así como de Palmares y Jacó (en Garabito).