AFP . 20 septiembre
Las personas se reúnen y marchan durante la marcha del clima global en Washington D. C. el 20 de setiembre del 2019. Foto: AFP
Las personas se reúnen y marchan durante la marcha del clima global en Washington D. C. el 20 de setiembre del 2019. Foto: AFP

Sídney, Australia. Miles de estudiantes desplegaron este viernes una jornada de manifestaciones mundiales para concienciar a los adultos sobre la importancia de actuar contra el cambio climático.

Se espera que el movimiento constituya el más importante de la historia.

Los alumnos de grandes ciudades como Sídney, Manila, Bombay, Seúl o Bruselas respondieron masivamente a la convocatoria lanzada por la joven activista sueca Greta Thunberg para dejar las aulas el viernes y participar en esta huelga escolar simbólica.

En total, están programados más de 5.000 actividades en todo el mundo.

El objetivo de los llamados “Viernes por el futuro” (Fridays for Future) es movilizar a alumnos de todo el planeta para que presionen a quienes toman las decisiones en el mundo y a las grandes empresas, con el fin de que adopten medidas drásticas que frenen el calentamiento global provocado por la mano del ser humano.

Está previsto que la jornada termine en Nueva York, con una enorme manifestación a la que acudirán más de un millón de estudiantes de más de 1.800 escuelas.

Los estudiantes de Vanuatu, en las islas Salomón, fueron los primeros que salieron a las calles.

En Tokio, unas 3.000 personas protestaron de manera pacífica.

– ¿Qué queremos?

– ¡Justicia climática!

– ¿Cuándo lo queremos?

– ¡Ahora!

Esas son las frases que repetían, mostrando pancartas que decían “No hay planeta B, ¡despierten!”.

En Indonesia, miles de personas salieron a la calle en varias ciudades.

“Greta Thunberg nos ha inspirado, pero todo esto no puede hacerlo una sola persona, todo el mundo debe implicarse”, decía Deby Natalia, una de las organizadoras de la manifestación de Yakarta.

En Sudáfrica, medio millar de personas desfilaron en Johannesburgo.

En Europa, empezaron igualmente las manifestaciones. 15.000 personas se manifestaron en Bruselas, mientras en Alemania, donde los ecologistas tienen el viento en popa electoralmente, los manifestantes bloquearon la circulación en el centro de Fráncfort. En Berlín, la principal manifestación partió de la emblemática Puerta de Brandeburgo.

En París, Jeannette, de 12 años, vino a manifestarse acompañada de su padre Fabrice. “Es mi cumpleaños y pedí venir, la situación me pone triste, estamos en apuros y lo estamos haciendo todo mal”, agregó.

“Lo que haces importa”

La víspera de la huelga, Thunberg –una adolescente sueca de 16 años que se convirtió en el emblema de la frustración de una generación ante el tratamiento que se da a la cuestión climática– insistió en que hay soluciones que están siendo “ignoradas” y pidió que los más jóvenes tomen la iniciativa.

"Todo cuenta, lo que tú haces cuenta", dijo en un mensaje en video dirigido a sus seguidores.

Las manifestaciones también fueron importantes en Nueva Delhi, Bombay y Manila. "Mucha gente aquí ya siente los efectos del calentamiento del planeta", señalaron los manifestantes, citando por ejemplo los tifones.

Algunas autoridades locales, escuelas y empresas han impulsado a los jóvenes a participar, pero otras entidades advirtieron que las ausencias deberán ser explicadas. Pese a todo, los jóvenes no parecen dispuestos a ceder.

“Estamos aquí para mandar un mensaje a la gente en el poder y mostrarles que estamos preocupados y que esto es realmente importante para nosotros”, dijo Will Connor, un joven de 16 años en Sídney.

Australia es uno de los mayores exportadores de carbón y aún autoriza enormes minas que generan empleos, pero también sufre las consecuencias del cambio climático, como sequías, incendios forestales, inundaciones y la pérdida irremediable de la Gran Barrera de Coral.

El parlamentario oficialista Craig Kelly emitió un mensaje el jueves a los jóvenes donde afirmó que “todo lo que les han dicho es una mentira”.

“Nos vemos en las calles”

Sin embargo, un creciente número de empresas está en total desacuerdo con la visión expresada por Kelly.

"¡Nos vemos en las calles!", fue el desafiante mensaje de la empresa de seguros y pensiones Future Super, que llegó a reunir 2.000 empresas en la campaña en favor de la protesta juvenil.

De igual modo, el máximo responsable de Amazon, Jeff Bezos, se comprometió a alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2040, y llamó a otras empresas a hacer lo mismo.

Las protestas del viernes preparan así el terreno para dos semanas de movilización en Nueva York, comenzando por una Cumbre de la Juventud sobre el Clima que se celebrará en la ONU el sábado.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, presidirá el lunes una reunión de emergencia en la que pretende pedir a los líderes mundiales que fortalezcan y amplíen los compromisos adoptados en 2015 en el marco del Acuerdo de París.

Según las últimas cifras publicadas por la ONU, para tener alguna posibilidad de frenar el calentamiento del planeta en un grado y medio centígrado (+1,5°C) por encima de la temperatura del siglo XIX, el mundo tendría que tener cero emisiones de carbono en 2050.