AFP . 14 mayo
En marzo, la administración de Donald Trump anunció que el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna, que incluirá a la primera mujer, tendría lugar en 2024 y no en 2028, como se había previsto anteriormente. Foto archivo LN
En marzo, la administración de Donald Trump anunció que el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna, que incluirá a la primera mujer, tendría lugar en 2024 y no en 2028, como se había previsto anteriormente. Foto archivo LN

Washington. La misión espacial estadounidense a la Luna en el 2024 ahora se llamará Artemisa, anunció el lunes la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), que solicitó un presupuesto adicional al Congreso para mantener el cronograma acelerado.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, anunció el nuevo nombre el pasado lunes por la noche durante una conferencia telefónica con la prensa para detallar la extensión presupuestaria de $1.600 millones que la agencia estima necesitará para cumplir con su presupuesto anual y financiar los cohetes y vehículos espaciales necesarios para que los astronautas caminen por la Luna.

Artemisa, hija de Zeus, es la hermana gemela de Apolo y "la diosa de la Luna", dijo Bridenstine. A su vez, Apolo es el nombre del programa que envió a doce astronautas estadounidenses a la Luna de 1969 a 1972.

En marzo, la administración de Donald Trump anunció que el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna, que incluirá a la primera mujer, tendría lugar en 2024 y no en 2028, como se había previsto anteriormente.

El presupuesto anual total de la NASA es actualmente de unos $21.500 millones, de los cuales $4.500 millones se gastan en el año fiscal 2019 (que termina en septiembre) en el mega cohete SLS, el vehículo Orion y en el desarrollo de la futura estación en órbita lunar, tres elementos indispensables para el regreso de Estados Unidos a la Luna.

Si bien se mencionó la cifra de $8.000 millones adicionales por año, él respondió que este monto estaba “muy por encima de lo que se está considerando dentro de la agencia”.

El responsable de la agencia espacial no especificó cuánto costará la misión en su totalidad. “Me gustaría mucho responderte eso”, dijo al ser preguntado Bridenstine, quien ahora deberá convencer al Congreso de aprobar los fondos solicitados.