Interés Humano

Ola de calor en Norteamérica sería ‘virtualmente imposible’ sin el cambio climático, dicen expertos

La organización The World Weather Attribution dijo que el calentamiento del planeta causado por los gases de efecto invernadero hizo 15 veces más probable que se registrara esa ola de tremendo calor

Oxford. La canícula que azotó al oeste de Estados Unidos y Canadá a fines de junio hubiera sido “virtualmente imposible” sin el cambio climático provocado por el hombre, según un grupo de expertos.

La organización The World Weather Attribution dijo que el calentamiento del planeta causado por los gases de efecto invernadero hizo 15 veces más probable que se registrara esa ola de tremendo calor.

Las áreas del noroeste de ambos países rompieron récords de temperatura por varios grados. Eso incluye un récord canadiense de 49,9 grados Celsius en la ciudad de Lyton que subsecuentemente fue mayormente destruida por un incendio.

"No hay duda absoluta de que el cambio climático tuvo un rol clave", dijo Friederike Otto, un climatólogo de la Universidad de Oxford en una conferencia de prensa al discutir el estudio.

Los científicos analizaron registros históricos y simulaciones en computadora para comparar el clima de hoy con el del pasado. La temperatura en el planeta se ha elevado casi 1,2 grados Celsius desde los años finales del 1800.

Durante el estudio descubrieron que las observaciones eran tan extremas que quedaron muy lejos del rango de temperaturas hasta entonces registradas. Pero con el clima actual, el evento podría ocurrir una vez cada mil años.

Mirando al futuro, si el planeta se calentara dos grados Celsius, lo que al ritmo actual podría ocurrir ya en la década de 2040, canículas como éstas ocurrirían cada cinco y hasta 10 años y serían un grado Celsius más calientes.