Cables

La pandemia de covid-19 sigue siendo "una amenaza" en las Américas, advierte OPS

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió el miércoles que la pandemia de covid-19 "sigue siendo una amenaza" en la región de las Américas a pesar de la disminución de infecciones y muertes.

En la última semana, los nuevos contagios bajaron 26% y las muertes casi 19% en el continente americano. Pero dos años después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara una pandemia por la enfermedad del coronavirus, el peligro persiste.

"La pandemia sigue siendo una amenaza hoy. Solo en los primeros dos meses de 2022, el 63% de los nuevos casos globales se han notificado en las Américas", dijo en rueda de prensa virtual Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la OMS.

Etienne recordó que la reciente oleada de casos provocada por la variante ómicron del nuevo coronavirus dejó más de 220.000 muertos en el continente americano, con cifras récord de nuevos contagios en Brasil, Estados Unidos y Chile.

"Todos queremos que termine la pandemia, pero el optimismo por sí solo no puede controlar el virus. Es demasiado pronto para bajar la guardia", subrayó, llamando a aplicar las medidas de salud pública, como uso de mascarillas y distanciamiento social, en lugares de alta transmisión.

"Ómicron todavía existe y esta pandemia es impredecible", recordó.

Esta cepa, la quinta variante de preocupación designada por la OMS desde la aparición del nuevo coronavirus reportada en China a finales de 2019 (luego de alfa, beta, gamma y delta), ha provocado en general casos menos graves, pero la transmisibilidad ha sido mucho mayor.

Etienne destacó que de los más de 6 millones de muertos que deja hasta ahora la pandemia en el mundo, 2,6 millones corresponden a las Américas, que notificó la mayor cantidad de muertes por covid-19 que cualquier otra región del planeta.

"Casi la mitad de todas las muertes a nivel mundial ocurrieron en las Américas, a pesar de que nuestra región alberga menos del 13% de las personas en todo el mundo", dijo.

Y según Etienne, los efectos de la pandemia se sentirán a largo plazo.

Entre ellos, mencionó consecuencias de por vida para algunos sobrevivientes del covid-19, impacto en la salud mental de la población, con altas tasas de depresión y ansiedad en especial entre mujeres y jóvenes, e interrupciones en los servicios de salud esenciales.

También hizo hincapié en las desigualdades exacerbadas en una región muy marcada por la inequidad, en particular en el acceso a la vacuna contra el covid-19.

"En América Latina y el Caribe, alrededor de 248 millones de personas aún no han recibido su primera dosis de la vacuna, y estas brechas se concentran en áreas rurales de difícil acceso o áreas desatendidas", dijo Etienne.

Y "solo 14 países lograron una cobertura del 70% de su población con pauta de vacunación completa".

ad/yow

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.