Cables

Jefe de Instagram afirma a legisladores de Estados Unidos que la aplicación ‘puede ayudar’ a los jóvenes

Adam Mosseri compareció en el Congreso ante las críticas a la red social

Instagram “puede ayudar” a los adolescentes en dificultades, afirmó este miércoles 8 de diciembre el jefe de la aplicación, Adam Mosseri, durante su audiencia en el Congreso de Estados Unidos, buscando dar una imagen positiva de la criticada red social ante legisladores que afirmaron lo contrario.

Se acusa a la aplicación para compartir imágenes de haber ignorado investigaciones internas -filtradas a la prensa por Frances Haugen, una extrabajadora de Facebook- que advertían de riesgos para sus usuarios más jóvenes.

Durante dos horas y media, Mosseri no pareció ceder a la presión, respondiendo calmadamente a senadores que le asaltaron con críticas.

"Algunas veces los chicos jóvenes vienen a Instagram cuando están lidiando con temas complicados en sus vidas. Creo que Instagram puede ayudar a muchos de ellos en esos momentos", escribió Mosseri en su testimonio preparado para la audiencia.

"Esto es algo que nuestra investigación también ha sugerido", añadió quien ha estado al frente de esta aplicación de Facebook por tres años.

Uno de los estudios filtrados, publicado en el 2019, reveló que Instagram reflejaba una imagen personal negativa para un tercio de las jóvenes menores de 20 años.

Otro, del 2020, mostró que 32% de los adolescentes consideraban que el uso de la red social había empeorado la imagen que tenían de sus cuerpos, de los que ya no estaban satisfechos.

"Las propias investigaciones de Facebook alertaron a la dirección, durante años, sobre el impacto perjudicial de Instagram sobre la salud mental de los adolescentes", dijo el senador Richard Blumenthal, que preside la subcomisión de protección a los consumidores, ante la que se presentó Mosseri.

Pero "han continuado beneficiándose de los contenidos porque significan más tráfico, más publicidad y dólares", agregó indignado el legislador demócrata.

"Tenemos el mismo objetivo", respondió Mosseri. "Queremos que los jóvenes usuarios estén seguros en internet", aseguró, diciéndose a favor de un nuevo marco normativo para las empresas tecnológicas.

Pero se negó a renunciar públicamente a la creación de un Instagram para menores de 13 años, prometiendo simplemente que la red social no crearía cuentas para niños de 10 a 12 años que pudieran ser abiertas sin el consentimiento de los padres.

"Estoy frustrada porque es la cuarta vez en dos años que hablamos con alguien de Meta (ahora la casa matriz de Instagram y Facebook) y tengo la impresión de que la conversación se repite sin cesar", declaró la senadora Marsha Blackburn, líder de los republicanos en la subcomisión.

"Mis conversaciones con padres me impulsan a pedir reformas y a exigir las respuestas que todo el país espera", había declarado el martes Blumenthal.

A mediados de noviembre, varios estados estadounidenses abrieron una investigación para determinar si Meta permitió deliberadamente que niños y adolescentes usaran la red social pese a saber que podía dañar su salud mental y física.

Senadores sepultaron al treinteañero de traje oscuro con ejemplos de jóvenes víctimas que, según los funcionarios, representan las fallas de la red social.

"Estamos hablando de jóvenes que se hacen daño a sí mismos, que reciben información que destruye sus vidas, y les pedimos que muestren un poco de empatía", soltó Blackburn.

Mosseri expresó su apoyo a la creación de una organización que se encargue de definir las mejores prácticas para el sector, aunque la idea no sedujo a los senadores, que quieren ir "mucho más lejos de lo que usted ha propuesto", le respondió Blumenthal.

"La autorregulación, basada en la confianza, ya no es una solución viable. (...) La ley está llegando", aseguró.

Instagram había anunciado una serie de medidas para reforzar la protección de los más jóvenes, como impedir que usuarios mencionen en sus publicaciones a adolescentes que no les sigan en sus perfiles y será más estricta en cuanto a lo que recomienda a los jóvenes.

Además, propondrá, en marzo de 2022, herramientas para permitir a los padres ver cuánto tiempo pasan sus hijos en la aplicación y establecer límites. Y dará próximamente acceso a un centro de información con tutoriales y consejos de expertos.

Como otra novedad, Instagram lanzará, en todos los grandes mercados anglófonos, la opción "Haz una pausa", que sugerirá a los usuarios parar por un momento de seguir viendo contenidos en la aplicación.

Esos y otros anuncios fueron recibidos con desconfianza, e incluso hostilidad, por los senadores estadounidenses.

Blumenthal calificó las medidas como “pequeños pasos” “nada impresionantes”. “¿Una pausa? (...) Eso no va a salvar a los niños de los efectos adictivos” de Instagram.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.