Cables

Gobierno de El Salvador defiende uso de bitcóin, pese a advertencias del FMI

País centroamericano mantienen negociaciones con el organismo financiero, por un crédito de $1.300 millones para sanear sus arcas.

El gobierno del presidente Nayib Bukele defendió, este lunes 31 de enero, el derecho de mantener al bitcóin como moneda de curso legal en El Salvador, pese a las advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que deje de hacerlo.

"Ningún organismo multilateral te va a obligar a hacer nada, absolutamente nada. Los Estados son Estados soberanos y toman decisiones soberanas sobre sus políticas públicas", aseguró el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, al Canal 21 de la televisión local.

En un informe el pasado martes y luego en un comunicado, el FMI instó a las autoridades salvadoreñas a "limitar el alcance de la ley bitcóin eliminando su calidad de moneda de curso legal".

En ese informe, el directorio ejecutivo del FMI exhortó al gobierno salvadoreño a dejar de usar oficialmente el bitcóin, citando peligros para "la estabilidad financiera, la integridad financiera y la protección del consumidor, así como posibles contingencias fiscales".

Para Zelaya, "es falso" que el informe del FMI pida "eliminar" el bitcóin como moneda de curso legal, sino que plantea "limitar" su alcance.

En setiembre de 2021, El Salvador legalizó al bitcóin como una de sus monedas, a la par del dólar.

En aquel momento un bitcóin era equivalente a unos $44.000. Luego se cotizó sobre los $61.000 en octubre. Incluso, en noviembre, Bukele inició la construcción de una veterinaria pública con las ganancias generadas.

Sin embargo, el bitcóin cayó y se cotiza actualmente en torno a los $38.000.

El FMI también manifestó, según el comunicado "su preocupación sobre los riesgos asociados a la emisión de bonos respaldados por Bitcóin".

Pero Zelaya sostuvo que ese plan seguía en pie.

"En los primeros 15 días de marzo tenemos programado terminar con todo lo necesario para que se emita el bono (bitcóin), estamos tomando todas las salvaguardas (...)", explicó Zelaya.

"Hay regulación para esto (emisión de bonos). Se han medido todos los riesgos y se ha trabajado en cada uno de ellos para minimizarlos", agregó.

Pese a las diferencias, según Zelaya, El Salvador “continúa negociando” con el FMI un acuerdo por $1.300 millones para sanear sus arcas y admite que el bitcóin “es un factor de análisis y de mitigación de riesgo, como cualquier cosa”.

El Salvador busca ese acuerdo a cambio de un ajuste fiscal equivalente al 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para los próximos tres años. El trato debía estar cerrado en setiembre de 2021.

“Todo parece indicar que el Fondo ha expresado que la eliminación del bitcóin como moneda de curso legal sí es un punto de honor para el FMI, para que el gobierno salvadoreño pueda negociar un acuerdo con dicha institución”, consideró en un reciente artículo el economista Luis Membreño.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.