Cables

Elon Musk, el tuitero: una historia de reflexiones y pasos en falso

Elon Musk pasó de ser una pintoresca y controversial estrella de Twitter a convertirse en un importante accionista de la red social con la compra de unas 73,5 millones de acciones de la plataforma, según se divulgó el lunes.

El emprenderor detrás de la prestigiosa marca de autos eléctricos Tesla ahora posee más del 9% de las acciones en circulación de la red social, una plataforma que él mismo ha criticado con frecuencia y que ahora tiene el potencial de cambiar.

Este es un recuento de los episodios más llamativos de Musk alrededor de Twitter, donde tiene más de 80 millones de seguidores.

Musk hizo su debut oficial en Twitter el 4 de junio de 2010, claramente para evitar que otros escribieran en su nombre.

"Por favor ignoren tuits anteriores, pues fue alguien pretendiendo ser yo", escribió. "Este realmente soy yo".

Su cuenta tiene la insignia de visto bueno azul que señala que su identidad fue verificada. Musk solo sigue a 112 personas, según su perfil.

Antes de 2017, Musk usaba relativamente poco su cuenta de Twitter, de acuerdo con el portal visualcapitalist.com.

Musk envió más de 1.000 tuits por primera vez ese año y el número creció a 3.000 en 2020 y 2021, indicó el registro.

La mayoría de sus tuits hablan de Tesla y de SpaceX, su compañía de exploración espacial, con algunos dedicados a temas como política, criptomonedas y medioambiente, según visualcapitalist.

En julio de 2018, Musk usó Twitter para llamar "pedófilo" al espeleólogo británico Vernon Unsworth, quien formó parte del equipo que rescató a los niños atrapados en el interior de una cueva inundada en Tailandia.

Musk envió un submarino diseñado a la medida del que Unsworth se burló por considerarlo una acrobacia publicitaria inútil para el propósito.

El tuit de Musk fue borrado, pero Unsworth interpuso una demanda por difamación que terminó con el jurado fallando a favor de Musk en Los Angeles, a finales de 2018.

En agosto de 2018, Musk terminó en la lupa de los reguladores de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) después de que tuiteara que sacaría a Tesla de la bolsa.

"Estoy considerando privatizar Tesla a 420 dólares (por acción)", tuiteó. Y dijo tener "fondos asegurados".

El mercado reaccionó al sorpresivo comentario, el cual nunca cumplió y del que no mostró soportes.

Un acuerdo de los reguladores estadounidenses, quienes acusaron a Musk de engañar a los inversores, resultó en su dimisión como presidente de Tesla y el pago de una multa de 20 millones de dólares.

A Musk también se le exigió que todos los tuits relacionados con el negocio de Tesla fueran aprobados previamente por un consejero legal del fabricante de autos.

Sus enfrentamientos con los reguladores estadounidenses incluyen su tuit señalando que la SEC significa (Comisión de Enriquecimiento de Vendedores en Corto, por sus siglas en inglés), sugiriendo que la entidad estaba del lado de quienes pujaban contra Tesla.

Entre los productos poco convencionales que ha vendido Musk están unos pantalones cortos rojos con los que quiso marcar el hecho de que las acciones de Tesla subieron para desgracia de quienes intentaron ganar dinero con su caída.

En noviembre de 2021, Musk usó Twitter para enviar una encuesta a sus seguidores sobre si ponía a la venta el 10% de sus acciones de Tesla.

Musk prometió acatar el resultado de la votación, que terminó con cerca del 58% de los participantes decantándose por el sí.

La SEC investiga si Musk le dijo a su hermano, Kimbal, sobre el plan a futuro para permitir que hiciera maniobras favorables con acciones de Tesla, de acuerdo con The Wall Street Journal.

Musk desafió al presidente ruso, Vladimir Putin, a un "combate uno contra uno" en un tuit enviado el 14 de marzo de 2022.

El ganador se quedaría con Ucrania, país que Rusia había invadido.

El líder de la República de Chechenia y aliado de Putin, Ramzan Kadyov, respondió que Musk pelearía en una categoría fuera de su peso y contra un oponente varonil.

Musk dobló la apuesta durante un intercambio posterior e incluso cambió temporalmente su nombre a "Elona" en la red social para mofarse de los comentarios de Kadyrov.

Musk publicó recientemente los resultados de una encuesta en la que preguntaba a sus seguidores de Twitter si pensaban que la plataforma "adhiere rigurosamente" al principio de que "la libertad de expresión es esencial para una democracia funcional".

La encuesta tuvo más de 2 millones de votos y el 70,4% respondió "no".

dho-gc/to/ag/dga

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.