Fabrice Le Lous. 21 agosto
Fotografía real de uno de los incendios de agosto de 2019 en el Amazonas. AP Photo.
Fotografía real de uno de los incendios de agosto de 2019 en el Amazonas. AP Photo.

Las redes sociales también arden. Al lado de las infernales fotografías de los incendios en la Amazonía y en Siberia, los usuarios reclaman más apoyo para los bosques, al tiempo que critican las donaciones “exprés” que brotaron de todos lados cuando se quemó la catedral parisina de Notre Dame en abril pasado.

Los megabosques del Amazonas (Brasil) y de Siberia (Rusia) han ardido en los últimos días como pocas veces en la historia (desde que se tienen registros).

Aquí te explicamos todo lo que tenés que saber sobre estos megaincendios (incluido el comportamiento del presidente de Brasil; Jair Bolsonaro), comparamos el tamaño de la devastación con la superficie de Costa Rica, y echamos un vistazo a las quejas de miles de usuarios que en internet reclaman: “¿por qué le dan más atención al pulmón de la fe que al pulmón del planeta?

Fotografía satelital de NASA de Siberia, en Rusia, donde el humo de los incendios forestales forma remolinos visibles desde el espacio en agosto de 2019. Foto: NASA
Fotografía satelital de NASA de Siberia, en Rusia, donde el humo de los incendios forestales forma remolinos visibles desde el espacio en agosto de 2019. Foto: NASA
Ficha de dos infiernos
Incendio en la Amazonía brasileña

Tamaño: 500 mil hectáreas de selva quemada (por ahora; aproximadamente).

Contención: Algunos incendios han sido controlados, pero se trata de miles de incendios de mayor o menor tamaño que afectan la selva amazónica en los estados de Rondonia, Para, Mato Grosso, Amazonas. Desde el 15 de agosto, más de 9.500 nuevos incendios han aparecido.

Víctimas mortales: No se reportaron fallecimientos humanos por el momento.

En 16 días, poco más de 500 mil hectáreas (5.000 km²) de selva amazónica fueron arrasadas por las llamas.

Desde enero, se han registrado unos unos 73.000 incendios forestales en Brasil, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial brasileño. Esto representa 83% más que en 2018 para la misma fecha.

Los estados más afectados del país por los últimos megaincendios fueron Rondonia, Mato Grosso y Amazonas. El pasado lunes 19 de agosto, la ciudad más poblada de Brasil; Sao Paulo, al sureste del país, oscureció totalmente a las 3:00 pm, producto de intensas nubes de humo que viajaron más de 2.700 kilómetros desde la selva hasta la costa.

Sao Paulo, el lunes 19 de agosto, poco después de las 3:00 pm. AP Photo.
Sao Paulo, el lunes 19 de agosto, poco después de las 3:00 pm. AP Photo.

Aún no hay versiones oficiales sobre la causa de estos incendios. El presidente, Jair Bolsonaro, acusó sin evidencias a las ONGs. “Podrían estar provocando los incendios en la selva amazónica”, dijo este miércoles. La deforestación y el cambio climático han sido señalados por expertos como posibles agentes causantes de estos eventos. En algunas zonas donde surgieron incendios no llueve desde hace tres meses.

De acuerdo con un análisis de la BBC, las autoridades ambientales brasileñas reportaron un aumento drástico en el número de incendios en el Amazonas, que a veces son provocados para crear tierras para la agricultura.

Las cifras provisionales para 2019 estiman que la tasa de deforestación en la Amazonía se ha triplicado desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en enero. A comienzos de julio pasado, el presidente brasileño despidió a Ricardo Osorio Galvao, director del Instituto Nacional de Investigación Espacial brasileño, por la divulgación de datos sobre la deforestación de la selva amazónica.

Incluso la NASA ha hecho eco de la preocupante situación del Amazonas. La agencai espacial estadounidense tuiteó este miércoles que a pesar de que estamos en “temporada de incendios”, las cifras de este año podrían romper todos los récords.

La Amazonía es, literalmente, el “pulmón” del planeta. Con 7 millones de kilómetros cuadrados y explayada sobre 9 países sudamericanos, es una reserva vital de carbono que enlentece el ritmo del calentamiento global. Además, es hogar de un millón de indígenas, además de 3 millones de especies de plantas y animales.

Dimensionemos:

En comparación con Costa Rica, la superficie calcinada del Amazonas (5.000 km²) equivale a más de 2 veces la Gran Área Metropolitana (2.044 km²)

Imagen satelital de NASA donde se muestran los cuatro estados brasileños afectados por los incendios forestales. Foto: NASA.
Imagen satelital de NASA donde se muestran los cuatro estados brasileños afectados por los incendios forestales. Foto: NASA.
Incendios en Siberia

Tamaño: 5,5 millones de hectáreas (55.000 km²) de selva quemada (por ahora; aproximadamente).

Contención: El siniestro no ha sido controlado. Vladimir Putin, el presidente, ha enviado al ejército ruso para tratar de detener las llamas.

Víctimas mortales: No se sabe de reportes sobre fallecimientos.

Cientos de incendios siguen activos en diferentes localidades de Siberia, el desierto gélido que se extiende por la mayoría del territorio ruso. Según la NASA, ninguno de estos incendios representan amenazas para asentamientos humanos y el costo de extinguirlos supera el costo de los daños (económicos) proyectados.

Contando bomberos forestales y ejército ruso, unos 3.000 efectivos con 400 equipos especializados están atendiendo los incendios en Siberia.

Un avión sobrevuela la región de Krasnoyarsk, en Siberia, en agosto de 2019. AP Photo.
Un avión sobrevuela la región de Krasnoyarsk, en Siberia, en agosto de 2019. AP Photo.
La ciudad de Chitá, al sureste de Siberia, cubierta de humo por los incendios forestales de agosto de 2019. AP Photo.
La ciudad de Chitá, al sureste de Siberia, cubierta de humo por los incendios forestales de agosto de 2019. AP Photo.

Dimensionemos 2.0:

En comparación con Costa Rica, la superficie calcinada de Siberia es más grande que todo nuestro país. Es más o menos Costa Rica + 2 GAM.

¿Notre Dame sí y el Amazonas no?

En redes sociales y sobre todo en Twitter, la etiqueta #PrayForAmazonas ha sido utilizada en casi un millón de ocasiones. Los usuarios reclaman que para el incendio de Notre Dame de París llovieron declaraciones de líderes mundiales en apoyo a la ciudad, los medios de comunicación estuvieron más pendientes de la situación y brotaron donaciones millonarias al instante. Y que para la selva amazónica estas formas de apoyo brillan por su ausencia.

En honor a la verdad, cientos de medios periodísticos sí están cubriendo la noticia de estos incendios (sobre todo el de Amazonas), aunque se han cubierto con menos intensidad que el incendio de 15 horas de París. Hay factores que podemos considerar para explicar esta diferencia. Por ejemplo:

--El hecho de que París es la ciudad más turística del mundo, y muchas personas están más familiarizadas con Notre Dame que con el Amazonas (por su importancia arquitectónica, por la novela de Victor Hugo, que dio vida a Quasimodo; seguida por las obras de Disney; etc.).

--Además, los incendios forestales, aunque dramáticos y desastrosos, son mucho más comunes (ocurren todos los años) que un incendio devastador en el corazón de una capital del mundo.

--También influye que al ser este incendio en París, había mucho más material audiovisual ‘fresco’ --videos, fotos, testimonios, etc.-- a cada minuto en redes sociales, y por ende disponible para que los medios lo utilicen. En el caso de los incendios forestales, las llamas arden en su mayoría en selvas inhóspitas, alejadas de las ciudades. Las imágenes satelitales son las mejores para retratar los siniestros, pero su distribución es mucho más esporádica. Las gran mayoría de fotografías de fuego en el Amazonas que ves en Twitter, Facebook e Instagram no son de agosto de 2019 sino de incendios previos.

--En cuanto a donaciones, Notre Dame es un bien material (y cultural). Se puede reconstruir y remodelar con dinero. El Amazonas, acaso quemado por la actividad humana de la deforestación para crear tierras de ganadería o agricultura, es parte de reservas naturales que están siendo violentadas. ¿Las donaciones irían al gobierno de Bolsonaro para que sus autoridades impongan justicia? La respuesta no es evidente, pues su gobierno ha sido señalado como propulsor indirecto de estos desastres. C|Net recomienda 9 acciones con las que podemos ayudar esta selva. Una de ellas habla de donaciones a fundaciones que llevan años luchando contra la deforestación de estos bosques tropicales lluviosos: Rainforest Action Network y Rainforest Trust.

De igual forma, cabe resaltar que en Twitter es mucho más el respaldo social que está teniendo el Amazonas que el que está teniendo Siberia, cuyos incendios son mucho más grandes. ¿A qué se debe esto? ¿Popularidad?

Ojo #NoComaCuento: es bueno revisar de dónde vienen las fotografías que estamos publicando en redes sobre estos incendios. El #1 del mundo en tenis, Novak Djokovic, publicó esta fotografía de 1989 haciéndola pasar por una de 2019. Fácilmente el 90% de las imágenes que vemos y recompartimos no son de agosto de este año.

¿A vos también te indigna que al escribir “Amazon Fire” en Google te aparezcan primero los anuncios de la Tablet de Jeff Bezos? Dejanos tu opinión en los comentarios.