Esteban Oviedo. 16 enero, 2012

Un grupo denominado Convergencia Calderonista pretende quitarle el control del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) al actual Comité Ejecutivo de la agrupación.

Convergencia Calderonista es liderado por Humberto Vargas Corrales, excandidato del PUSC a la vicepresidencia de la República en las elecciones del 2010.

El exdiputado Carlos Araya Guillén, vicepresidente del grupo, confirmó ayer que quieren participar en los procesos internos del Partido, con el fin de ocupar puestos en la cúpula socialcristiana.

Según Araya, Convergencia es una tendencia ideológica que busca rescatar las conquistas sociales del PUSC y que respeta la figura del expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier (1990-1994).

El grupo cree que el exmandatario, condenado a tres años de cárcel por peculado, fue objeto de un juicio político.

En una entrevista publicada la semana pasada por Diario Extra , Humberto Vargas afirmó que, si las bases del Partido apoyan a su grupo, nombrarán una nueva cúpula, integrada por partidarios como Araya Guillén y Marvin Herrera Araya, exministro de Educación de Calderón Fournier.

Herrera confirmó ayer ser parte de Convergencia Calderonista, pero negó tener interés en un puesto.

Gerardo Vargas, actual presidente del PUSC, afirmó que respeta el pensamiento del Grupo, pero recordó que el Comité Ejecutivo fue nombrado hasta julio del 2014.

“Don Humberto pareciera tener mucha imaginación. Nosotros seguimos trabajando por la construcción de un proyecto país y por el reencuentro de socialcristianos que se han alejado”, añadió.

El viernes, el Comité Ejecutivo reenvió a los medios de comunicación un comunicado del expresidente del INVU, Gerardo Álvarez, en el que anunciaba su regreso al Partido.

Convergencia Calderonista también cree que el PUSC debe entrar en coalición con otras fuerzas políticas para el 2014. “No estamos pensando en ir solos a un proceso electoral frente al PLN”, dijo el exdiputado, quien explicó que sienten afinidad con el Movimiento Libertario porque muchos de sus partidarios salieron del PUSC.

Gerardo Vargas afirmó que no descartan una alianza con otros partidos, pero por coincidencias temáticas, no por cálculo electoral.