AFP . 31 mayo
El artista Christo Vladimirov Javacheff posó antes de presentar Mastaba en Hyde Park en Londres en junio del 2018. Foto: AFP/Niklas HALLE'N.
El artista Christo Vladimirov Javacheff posó antes de presentar Mastaba en Hyde Park en Londres en junio del 2018. Foto: AFP/Niklas HALLE'N.

El artista plástico Christo, famoso por sus creaciones colosales basadas en envolver monumentos como el Pont Neuf en París o el Reichstag de Berlín, murió el domingo a los 84 años.

El artista, nacido Christo Vladimirov Javacheff, en Bulgaria, “falleció por causas naturales el 31 de mayo de 2020 en su domicilio de Nueva York”, según un mensaje difundido por su oficina en su página de Facebook.

Este hombre de silueta esbelta y larga cabellera encanecida inventó un nuevo género artístico, “el entelado del espacio”, y formó la creadora Jeanne-Claude, su pareja, una de las parejas más mediáticas del arte contemporáneo.

Algunas cifras dan la medida –o la desmedida– de su trabajo: $26 millones para colocar paraguas gigantes en California y Japón, 26 años para obtener la autorización de instalar miles de pórticos en Nueva York, 650.000 m2 de tela para envolver islotes en Florida, cinco millones de espectadores que vieron el Parlamento alemán envuelto...

Un hombre en los restos del Muro de Berlín observaba el Reichstag envuelto por el artista Christo y su esposa Jeanne-Claude en 1995. Foto: AP/Jan Bauer.
Un hombre en los restos del Muro de Berlín observaba el Reichstag envuelto por el artista Christo y su esposa Jeanne-Claude en 1995. Foto: AP/Jan Bauer.
Puente flotante en Italia

Todo empezó con el encuentro en 1958 en París de un búlgaro, Christo Vladimiroff Javacheff, y una artista francesa, Jeanne-Claude Denat de Guillebon, nacida el mismo día que él. Se casaron.

En la disposición de las tareas, él sería más bien el artista y ella la organizadora. “No es la obra de Christo, es la obra de Christo y Jeanne-Claude”, repitió sin cese esta mujer de carácter, de cabello escarlata.

Naturalizados estadounidenses, tendrían un hijo. Jeanne-Claude falleció en 2009.

Para financiarse y seguir independientes, la pareja vendía a precio de oro las obras preparatorias (collages, dibujos, etc.).

Sus instalaciones solo eran visibles unos días antes del montaje. "Nadie puede comprar estas obras, nadie puede comercializarlas, nadie puede comprar entradas para verlas... Nuestro trabajo habla de libertad", decía el artista.

Una foto del 2005 de Christo y Jeanne-Claude, su pareja. Foto: AP/Richard Drew.
Una foto del 2005 de Christo y Jeanne-Claude, su pareja. Foto: AP/Richard Drew.

Tras la muerte de Jeanne-Claude, Christo creó en el 2016 un puente flotante envuelto en tela en un lago italiano y una mastaba en Londres (7.506 bidones de 200 litros apilados en forma de trapecio).

Tenía previsto envolver el Arco del Triunfo en París en septiembre, pero el proyecto fue aplazado un año debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Esta obra sigue “en buen camino” para el periodo del 18 de setiembre al 3 de octubre de 2021, precisó su oficina en Facebook.

Paralelamente, el Centro Pompidou de París tenía previsto inaugurar a mediados de marzo una exposición sobre el periodo parisino del dúo creador, pero también fue pospuesto.

El proyecto
El proyecto "The Gates" de Christo y Jeanne-Claude en el Central Park de Nueva York. Foto: AP/Julie Jacobson.
Votación de los diputados alemanes

Nacido el 13 de junio de 1935 en Gabrovo, Bulgaria, Christo huyó en 1956 en un tren de mercancías del régimen comunista y el realismo soviético que se enseñaba en la facultad de Bellas Artes de Sofía.

En París, el joven artista frecuentó a los llamados "nuevos realistas", como Yves Klein o Niki de Saint-Phalle, y debutó en la pintura abstracta.

Indignado por la construcción del Muro de Berlín, amontonó en 1962 barriles de petróleo en una calle del barrio de Saint Germain des Prés, firmando su primer golpe de efecto. En 1968, la pareja envolvió por primera vez un monumento: la Kunsthalle de Berna, en Suiza.

"Cada obra es una expedición", explicó en una ocasión este artista tenaz. Para el Reichstag, fue necesaria una votación de los diputados alemanes (292 votos a favor, 223 en contra).

"No hay mensaje", decía sobre la mastaba de Hyde Park. "Ya sea crítica o positiva, cualquier interpretación es legítima".

Otra de las obras de Christo. Esta es del año 1983. Foto: AP/Kathy Willens.
Otra de las obras de Christo. Esta es del año 1983. Foto: AP/Kathy Willens.

“En 50 años de trabajo, 37 proyectos fueron denegados, solo 22 fueron aceptados”, admitía Christo en el 2010, quien nunca tomó el mismo avión que Jeanne-Claude por miedo a tener que interrumpir la preparación de una obra si se producía un accidente.

Tuvieron que superar numerosos obstáculos: en Colorado, en 1972, instalaron una cortina de 120 m de alto y 400 m de ancho, en mitad del valle. Pero el viento la destrozó. El segundo intento fue el bueno.

En 1991, una mujer estadounidense fue aplastada por un paraguas gigante y un operario japonés murió al desmontar esta misma instalación de paraguas.

Muy mediático, Christo ha sido objeto de burlas de los críticos. En París o Nueva York, algunos se reían de "este artista que tiene que contratar a alpinistas", como los 90 que necesitó para envolver el Reichstag. Pero el público no dudaba en desplazarse para contemplar las espectaculares instalaciones.

“Christo vivió su vida plenamente, no solo imaginando lo que parecía imposible sino realizándolo”, afirmaron el domingo sus colaboradores.