Lysalex Hernández A.. 2 febrero
Armando Iannucci (centro con audífonos), es el creador, guionista y productor de 'Avenue 5'. En una entrevista aseguró que esta serie le permitió alejarse de la comicidad detrás de la política. Fotografía: HBO para La Nación
Armando Iannucci (centro con audífonos), es el creador, guionista y productor de 'Avenue 5'. En una entrevista aseguró que esta serie le permitió alejarse de la comicidad detrás de la política. Fotografía: HBO para La Nación

Imagine que está a 40 años en el futuro y que llega hasta usted la posibilidad de viajar por el sistema solar, todo como si se tratara de un crucero por el Caribe. Esto es posible en Avenue 5, el mundo que creó el guionista Armando Iannucci (Veep), y en el que decidió echar mano a reconocidos actores para darle vida a esta comedia que se mezcla con la ciencia ficción.

La serie comienza con la salida del viaje de ocho semanas alrededor de Saturno, todo parece estar tranquilo y los sistemas del Avenue 5 funcionan perfectamente. Sin embargo, cuando la nave espacial repentinamente encuentra dificultades técnicas, depende de Ryan (Hugh Laurie) y su tripulación calmar a los pasajeros descontentos, además de encontrar una manera de lidiar con los inesperados eventos a bordo para los cuales pueden estar preparados o no.

En una entrevista cedida a Viva, el productor Armando Iannucci habló sobre la experiencia de crear un nuevo programa tras el éxito de Veep, además de unir a Laurie con Josh Gad (Murder on the Orient Express) y Zach Woods (Silicon Valley) y darle vida a una historia que no parece tan lejana de nuestro actual presente.

–¿Qué lo inspiró a crear Avenue 5?

–Nació de mi interés por no hacer otro show de humor político. Estoy muy orgulloso de ese trabajo que he hecho, pero quería cambiar. Me interesó mucho la demencia natural de las turbas, la manera en la que se comportan. Quizás tiene que ver con las redes sociales, pero parecemos estar viviendo demasiado en el GROUPTHINK (‘Pensamiento de grupo’, una expresión acuñada por el psicólogo Irving Janis en 1972 para describir el proceso por el cual un grupo puede tomar decisiones malas o irracionales): nos gusta encontrar gente que esté de acuerdo con nosotros y quedarnos ahí, y mantener una distancia de la gente con la que no estamos de acuerdo.

“También está esa sensación, quizá relacionada con el cambio climático, de fatalidad inevitable, y nadie parece saber capotearla. Eso me atrajo desde lo emocional. Y pensé que este escenario volátil, que tiene a 5.000 personas tan cerca de una posible anarquía, era interesante para jugar”.

–Algunos críticos han dicho que Avenue 5 sirve de análisis del comportamiento en tiempos de crisis, ¿lo cree así?

–Qué interesante, sería bueno si así fuera. No creo que el mundo vaya a cambiar por cuenta de este show, pero si lleva a una o dos personas a preguntarse: “¿Qué he hecho con mi vida?” o “¿He dado mi mejor esfuerzo?”, pues fantástico. Por ahora, es entretenimiento, aunque sí se toca ese tema que menciona: se siente como una crisis existencial para cada uno de los personajes.

Hugh Laurie interpreta a Ryan Clark, líder de la tripulación, mientras que Josh Gad es el multimillonario y excéntrico Herman Judd. Fotografía: HBO para La Nación
Hugh Laurie interpreta a Ryan Clark, líder de la tripulación, mientras que Josh Gad es el multimillonario y excéntrico Herman Judd. Fotografía: HBO para La Nación

–¿Cuál es el gran reto de mezclar comedia y ciencia ficción?

–Debes evitar dejarte llevar por la tecnología. A nivel práctico, cuando la haces, no debes emocionarte de más con temas como los efectos especiales o detalles de diseño para no perder de vista que se trata de una historia humana. Y sí, nosotros contamos con un amplio set de grabación, pero me enfoqué mucho en pequeños lugares en los que conversaciones íntimas entre dos o tres personas se pueden llevar a cabo, no necesariamente enfocando todo lo “grande e impresionante”. El reto es mantenerlo real, e íntimo, esa es la manera de mantenerlo cómico y entretenido.

–El programa también destaca por un elenco interesante y diverso. ¿Cómo fue el proceso de casting?

–Siempre varían estos procesos. Supe que quería escribir algo para Hugh Laurie. En el Reino Unido se le conoce como un gran actor cómico y me alegró mucho verlo regresar a eso. Él estuvo involucrado desde muy temprano en todo. Con otros actores he trabajado antes. Con Nikki Amuka-Bird, la cabeza del Mission Control en la tierra, recién terminé de hacer una película. También trabajé en muchas ocasiones con Rebecca Front.

“Para el resto de talentos nos apoyamos en grandes directoras de casting en el Reino Unido y en Los Ángeles; con esta última trabajé de cerca en Veep e hicimos muchas audiciones. Me gusta definir el reparto temprano, saber con quién contamos, ponernos cómodos como equipo, ya sea improvisando diálogos o explorando los personajes. Yo les repito a ellos que “nosotros lo escribimos, pero este un trabajo colaborativo”, para que no sientan que tienen que ceñirse estrictamente a la página. Es interesante que las cosas se puedan modificar y que salgan nuevas ideas mientras rodamos. Así que armamos un equipo que se sintiera cómodo en estas condiciones. Además, trato de ser tan internacional en esa búsqueda como pueda”.

–Avenue 5 parece no tocar directamente la política, pero uno de sus personajes es un millonario abusivo. ¿Lo inspiró en algo Donald Trump?

–Hay un elemento de él, sí, pero también de cualquier político o persona que cree que por el solo hecho de tener dinero puede tener el poder. Y me gustó explorar lo que sucede cuando alguien así pierde el control de las circunstancias que lo rodean, cuando su dinero no le puede comprar la seguridad y la tranquilidad.

“Avenue 5 no es directamente política, aún así, con el paso de los episodios comenzamos a ver lo que pasa al mismo tiempo en la Tierra y hay referencias a la Casa Blanca. En el centro de la serie está el comportamiento, y cómo lidiamos como sociedad e individuos con una circunstancia que pone el mundo patas arriba. Esa es la inspiración más actual”.

–¿Ha cambiado su manera de escribir en esta era de lo “políticamente correcto”?

–No creo que haya cambiado, y no siento que deba cambiar nuestra manera de hacer comedia. Cuando escribes, en general, estás al tanto de lo que sientes, y si lo haces desde el cuidado no puedes escribir ningún chiste sobre nadie por temor a ofenderlo. Siempre he creído que no hay nada de malo en ofender y ser ofendido, si tienes opiniones y miradas firmes debes ser capaz de aguantar chistes.

¿Dónde verla?

Fecha: Domingo 2 de febrero

Hora: 11 p. m.

Canal: HBO y la plataforma de streaming HBO GO

Elenco: Hugh Laurie, Josh Gad y Zach Woods

Creador: Armando Iannucci

Episodios: Ocho