Con una película en cartelera de las ‘Tortugas Ninja’, vale la pena echarle un vistazo al refrito que con tan buen suceso transmite Nickelodeon.

Por: Dario Chinchilla U. 6 septiembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Son adolescentes, son mutantes, son ninjas y son tortugas; y, si lo quisiéramos complicar más, cada una tiene el nombre de un pintor del Renacimiento.

Ahora, el aire ochentero de las Tortugas Ninja es solo un recuerdo gracias a la película del productor Michael Bay y del director Jonathan Liebesman. Sin embargo, los asiduos a Nickelodeon ya habían tenido nuevas noticias, desde hace unos años, de las peleadoras más rudas de las alcantarillas de Nueva York.

La historia se mantiene fiel a sus orígenes, aunque con cambios. Tras ser expuesto a una rara substancia, el sensei Hamato Yoshi (Splinter) es convertido en un hombre rata, y cuatro tortugas adquieren cualidades antropomorfas.

Splinter cría a los reptiles como sus hijos y les enseña el arte del ninjutsu dentro de las alcantarillas de Nueva York. Al llegar a la adolescencia, las tortugas conocerán la vida en la superficie, y es ahí cuando comienza la aventura.

En la serie de Nickelodeon, la pandilla se enfrentará a los kraang , una raza de invasores de otra dimensión quienes son los portadores del “mutágeno”, la sustancia que operó originalmente la transformación en los ninjas y su maestro. Además, deberán vérselas con Destructor, un antiguo enemigo de Splinter.

Véalo. LUNES A VIERNES. NICKELODEON. 03:30 P.M. SÁB 13. 09:00 A.M.

La primera versión de la historia que conocimos en Costa Rica fue Aventuras de las Tortugas Ninja , de 1987, cuyo estilo visual era cercano al del cómic que vio nacer al cuarteto, en 1984. Posteriormente llegó a la tele la versión recargada del 2003, un intento de resucitación de Fox que no tuvo muy buena ventura.

A diferencia de estas interpretaciones, la serie de Nick pone un énfasis en la condición adolescente de las tortugas. El televidente ve mucho aprendizaje, mucha prueba y error en los personajes, y también muchos de esos cambios de humor tan comunes y tan hormonales en los muchachos.

El estilo visual de este reboot también marca una diferencia con sus predecesores: es uno de limpias geometrías de animación en 3D con guiños a la animación tradicional. Las risas vienen mejoradas y aumentadas: la serie mezcla los diálogos rápidos de respuestas graciosas de la tradición estadounidense con el humor físico con exageraciones del animé.

Actualmente se han emitido dos temporadas de la serie, y una tercera está en producción mientras Nickelodeon ya ha ordenado la confección de una cuarta .