Alexánder Sánchez. 24 mayo
Tres grandes en una sola cinta. Véalos en 'Un golpe con estilo', la comedia del 2017 que la está pegando en Netflix. Archivo
Tres grandes en una sola cinta. Véalos en 'Un golpe con estilo', la comedia del 2017 que la está pegando en Netflix. Archivo

Cuando Un golpe con estilo (Going in Style, 2017) se estrenó en la pantalla grande, pasó sin pena ni gloria. La crítica no la vio con buenos ojos y la taquilla fue muy modesta.

Pero el filme de Zach Braff, protagonizado por Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin, tenía otro plan para salir ganando. Llegó a Netflix y, como por arte de magia, se convirtió en una de las favoritas del público en Costa Rica y varios países del mundo.

¿Cómo lo logró?, ni idea. ¿Será acaso el encanto natural de los adultos mayores?, pues quizá. Lo cierto del caso es la historia de tres señores jubilados, a los que el sistema les ha quitado su plan de pensiones, ha conquistado a miles alrededor del mundo.

En Un golpe con estilo el grupo de viejos bonachones, a quienes nadie imaginaría haciendo nada malo, acaban configurando un plan para asaltar un banco y así recuperar su dinero.

“Nunca sé lo que le puede gustar a la gente, yo solo sé lo que me gusta a mí. Pero creo que como nosotros disfrutamos mucho el trabajo en la cinta, esa energía puede contagiarse y llegar el público”, dijo Freeman, durante la promoción de la película.

Pero en Netflix, Un golpe con estilo no es la única cinta con actores longevos que podría hacerlo pasar un buen rato. Por ejemplo está el drama Memorias de Manhattan (5 Flights Up, 2014), otra película casualmente protagonizada por el mismo Freeman.

Memorias de Manhattan cuenta la historia de Ruth (Diane Keaton) y Alex (Freeman), un veterano matrimonio que lleva más de 40 años viviendo en el mismo apartamento.

“Cuando planean mudarse a otro lugar, debido la falta de ascensor en el edificio, ambos recuerdan todos los momentos que han vivido allí, mientras esperan que lleguen las ofertas de posibles compradores”, detalla la sinopsis de la cinta, en el sitio Filmaffinity.com.

Para The Washington Post, el filme dirigido por Richard Loncraine es “innegablemente conmovedor”, mientras que The New York Times valora las actuaciones de Keaton y Freeman.

“Verdaderamente Alex y Ruth parecen un viejo matrimonio, que conocen sus debilidades y aprecian cada tic”, apunta el diario estadounidense.

Para reír y reflexionar.

Otra comedia que valora la época de la vejez y la amistad es Last Vegas (2013), con Freeman acompañado de Michael Douglas, Robert De Niro y Kevin Kline.

“Pasó el tiempo y cuatro hombres que fueron amigos en los años cincuenta tomaron caminos muy distintos. Cuando el único que quedaba soltero decide casarse (Douglas), se reúnen todos en Las Vegas para celebrarlo”, dice el argumento del filme.

En Las Vegas habrá romance, malentendidos y profundas reflexiones de vida. Lo cierto es que después de Las Vegas, los cuatro amigos no volverán a ser los mismos.

Finalmente, en la lista no podía faltar Antes de partir (The Bucket List, 2007), una de las cintas más conmovedoras protagonizadas por dos titanes: Freeman y Jack Nicholson.

En el filme, dos enfermos terminales, de caracteres y mundos completamente opuestos, entablan una singular amistad.

“Edward Cole (Nicholson) es un engreído millonario, mientras que Carter Chambers (Freeman) es un modesto mecánico. A pesar de todo, deciden emprender juntos un último viaje para poder hacer, antes de morir, todas las cosas que siempre han deseado”, detalla su resumen oficial.

Cole y Chambers, en su singular aventura, repartirán lecciones de vida en cada secuencia del filme, lo que la hace una película especial para ver y comentar en familia.

“La película se basa en las cosas que pensamos hacer en la vida, pero de las que nunca se habla. Estimula al espectador a hacer aquellas cosas que no se atreve”, dijo Nicholson a la agencia EFE, hace varios años.

Elija una y dele ‘play’. No se arrepentirá.