Andrés Díaz P.. 12 abril, 2018

Este artículo contiene spoilers del primer episodio de Lost in Space o Perdidos en el espacio que se estrena este viernes por medio de la pantalla de Netflix.

Quizá algunos lectores aún recuerden la serie televisiva de ciencia ficción– transmitida entre 1965 y 1968–. Aquí en Costa se pasó por Canal 6.

La historia se basa en la novela La familia Robinson suiza de Johann David Wyss. Aunque el clásico cambió los elementos dramáticos del libro para convertirse en un comedia en la que el doctor Zachary Smith y el robot, inventor de la famosa frase,” ¡Peligro, peligro!”, se popularizaron por sus diálogos llenos de sarcasmo y fino.

Fotos: Netflix LOST IN SPACE; perdidos en el espacio serie de Netflix
Fotos: Netflix LOST IN SPACE; perdidos en el espacio serie de Netflix

De hecho, esta serie fue bien recibida gracias a su formato que presentaba un acelerado asalto visual de efectos especiales, explosiones y personajes exóticos que iban acorde con los extravagantes atuendos que portaban los Robinson.

En ese entonces, Perdidos en el espacio contrastaba radicalmente con la otra serie de ciencia ficción del momento Viaje a las estrellas pues no alcanzaba la profundidad en temas científicos. Además, el programa protagonizado por los Robinson tampoco se preocupaba por mantener la coherencia en su historia.

Según los críticos de ese entonces, la fórmula de este programa era sencilla: presentar un objeto brillante para distraer al espectador. A pesar de ser vista con malos ojos por parte de los especialistas, Perdidos en el espacio fue bien recibida por el público y se mantuvo a lo largo de tres temporadas. Además, se extendió por 83 episodios que culminan sin que los Robinsosn pudieran regresar a casa.

Posteriormente, en 1998 Stephen Hopkins realizó una película protagonizada por William Hurt y Matt LeBlanc (Friends). El resultado final no le rinde tributo al material original y tampoco convenció demasiado.

Los Robinson del 2018

Cincuenta años después Netflix decidió guardar una considerable distancia con el material original producido por Irwin Allen en 1964 y así adaptar la familia del futuro a los estándares actuales.

Perdidos en el espacio cuenta la aventuras de la familia Robinson a bordo de la nave Júpiter 2, que queda extraviada cuando se dirigía a Alfa Centauri en busca de un planeta con condiciones similares a la Tierra.

Esta serie se desarrolla en un contexto en el que la humanidad está obligada a buscar un nuevo hogar debido a que la Tierra ya no está en condiciones para albergar la vida humana.

Netflix ha dicho que la nueva Lost in Space es una reimaginación de la serie original, para presentar una versión más fresca y enfocada más en el drama que en la comedia.

Perdidos en el espacio no solo pone al día los efectos visuales –a años luz de la serie original–, sino que además actualiza la trama, creando una familia protagonista acorde con los tiempos que corren.

“La serie sigue siendo sobre esta familia que se encuentra lo más lejos posible de su zona de confort, y que viven esta ironía de estar en el espacio pero al mismo tiempo confinados a una realidad algo doméstica, varados en un planeta”, explica Toby Stephens, quien interpreta al patriarca de la familia, John Robinson, en un comunicado.

“Esta serie está conectada a los elementos básicos de la serie original, pero adaptada a una audiencia moderna”, destaca Molly Parker, reconocida por su papel de Jackie en House of Cards., quien interpreta a Maureen. la exesposa de John.

Así es, uno de los nuevos giros de esta serie es que los patriarcas de la familia están divorciados cuando comienza la serie y solo comparten la nave por la necesidad de acompañar a sus tres hijos hacia un mundo mejor.

Este remake evidentemente se actualiza en temas de ciencia e de igualdad de género .

Por ejemplo, ahora Maureen, la madre de la famila, tiene un papel más protagónico.

Po su parte, Penny y Judy, las hijas de John y Maureen, tendrán un rol más importante en el desarrollo de la historia.

Judy es experta en comunicaciones y Penny es una de los pocos doctores que quedan entre la humanidad. Esto es un cambio radical si se toma en cuenta que en el material original las hijas Robinson se dedicaban a cuidar de la nave o a sus labores domésticas.

La villana principal, la doctora Smith es interpretada por Parker Posey, una eminencia en el ámbito de la películas independientes como Henry Fool y Casi todas las mujeres son iguales. Esta mujer generará caos y enemistades entre los miembros de la nave.

Esta nueva producción se toma más libertades en los tres personajes que no pertenecen a la familia Robinson: el robot, el Dr. Smith (que ahora es la Dra. Smith) y el copiloto Don West, que ya no es piloto ni fue miembro original de la tripulación del Júpiter 2, sino que ahora asumirá el rol de un renegado contrabandista.

La nueva versión de Lost in Space se inspira en el material original; sin embargo la adapta para el disfrute de una generación que está más acostumbrada a consumir películas como The Martian, The Arrival y Prometheus, es decir, esta serie está hecha para un público que tiene el ojo más entrenado para percibir conceptos propios de la ciencia ficción.

Este remake se ambienta en el año 2050 en donde la colonización del espacio es una realidad. La familia Robinson es enviada lejos para colonizar un planeta con las condiciones necesarias para que los humanos puedan vivir.

Sin embargo, la trama se complica cuando la nave en la que viajan. El Júpiter sufre un descompuesto y los Robinson quedan varados en lo desconocido.

Fotos: Netflix LOST IN SPACE; perdidos en el espacio serie de Netflix
Fotos: Netflix LOST IN SPACE; perdidos en el espacio serie de Netflix

Varados junto a la familia terrícola hay dos forasteros que se ven envueltos por las circunstancias y la mutua facilidad para el engaño: la inquietante y carismática Dra. Smith, y el encantador contrabandista Don West, al que da vida el intérprete argentino Ignacio Serrichio.

Para sobrevivir, los Robinson tendrán que forjar alianzas con razas alienígenas u otros humanos que trabajan en el espacio.

En la serie original, Smith aportaba una cuota de comedia a la historia, siendo un villano algo incompetente, pero el personaje de Posey sigue un camino más serio, según lo que su actriz pudo construir.

“Traté de interpretarla lo más aterrizada posible, pero no puedo evitar ser graciosa”, afirmó la laureada actriz.

“Ella es una villana ambigua. Es una forastera en la familia y una catalizadora de cambios, dramas y problemas. Siento que es una embaucadora”, agrega.

Estas novedades son un buen añadido para sorprender al espectador y generar interés por el reboot, ya que promete seguir su propio camino y labrarse una identidad distinta.

Usted podrá disfrutar de esta serie a partir de hoy, son diez episodios y cada uno dura 60 minutos.