Kimberly Herrera. 14 noviembre
La serie da una mirada a íntima a la trayectoria de Diego Armando Maradona en el equipo Dorados de Sinaloa. Foto: AFP.
La serie da una mirada a íntima a la trayectoria de Diego Armando Maradona en el equipo Dorados de Sinaloa. Foto: AFP.

En el 2018 el astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona tomó una de las decisiones más importantes de su carrera como director técnico, al aceptar ser el entrenador del equipo mexicano Dorados, en Culiacán.

Sí, la leyenda del fútbol estaba uniéndose, en setiembre del año anterior, a la escuadra que entrena en el centro de operaciones del cartel de Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán.

Fue una decisión arriesgada, pero Maradona tenía claro que quería poner a soñar al equipo mexicano y que los jóvenes futbolistas que lo conformaban gritaran de euforia con los triunfos.

Dorados de Sinaloa es un equipo de fútbol que se fundó el 9 de agosto del 2003 y que actualmente disputa la Liga de Ascenso de México.

“Yo me estaba yendo a Rusia pero quería jugármela acá, que era mi lengua, que aquí había levantado el titulo más importante de mi carrera”, revela el entrenador a la revista digital de Ascenso Bancomer MX.

Netflix estrenó este jueves Maradona en Sinaloa, una serie de siete capítulos de aproximadamente 30 minutos cada uno que resume el camino del aclamado exfutbolista argentino como entrenador en el equipo mexicano, durante los torneos Apertura 2018 y Clausura 2019.

Este documental es protagonizado por el propio Maradona, dirigido por Angus Macqueen y producido por Ronachan Films y Pacha Films.

El héroe

Con el Dorados de Sinaloa el astro argentino tocó fondo, se levantó, gritó, se enojó, pero sobretodo dejó huella y se convirtió en un héroe para los jugadores del club azteca, los seguidores del equipo y hasta de los medios de comunicación.

El documental da una mirada íntima al equipo Dorados y relata detalles nunca antes vistos del vestidor del equipo de Sinaloa, de las celebraciones, los momentos complicados dentro de la cancha y fuera de ella, las reacciones de Maradona en el camerino, su relación con la prensa y las memorias que quedarán para siempre.

“Yo quiero mejorar el fútbol para el bien de la gente pero no soy perfecto y a veces me encuentro con cosas que yo no manejo, pero yo no le tengo miedo a nada en el fútbol”, dice el jugador durante el primer episodio de la serie.

La serie 'Maradona en Sinaloa' está compuesta por siete capítulos de aproximadamente media hora cada uno. Foto: AP.
La serie 'Maradona en Sinaloa' está compuesta por siete capítulos de aproximadamente media hora cada uno. Foto: AP.

La estrella del fútbol llegó al equipo cuando este se encontraba de último en la tabla de posiciones, los aficionados estaban molestos y había un estadio sin terminar. Todo un reto.

“Yo vi en los ojos de ellos que querían un salvavidas porque la verdad es que no estaban bien y si me la he jugado toda la vida, ¿cómo no me la voy a jugar por estos chicos que están ávidos de trabajo'”, añade a la revista digital de Ascenso Bancomer MX.

Maradona en Sinaloa arranca con la expulsión del exjugador durante un encuentro el 29 de noviembre del 2018, en el que pese a las críticas de los narradores del partido y su comportamiento en la cancha, los aficionados lo ovacionan.

A partir de allí se puede apreciar cómo fue el proceso de consolidación del equipo azteca, que soñaba con volver a la primera división de la liga mexicana.

Esta es una serie documental que presenta a Maradona como ser humano más allá de las cámaras y se adentra en las historias de vida de los jugadores del conjunto sinaloense. Algunas son más difíciles que otras, pero todas calaron con el astro argentino.

Una de ellas fue la del mediocampista José Lugo, quien es oriundo de una de las zonas más vulnerables de Culiacán y donde se cultiva la mayor cantidad de droga de todo el país.

Al ver la situación del joven y su nivel futbolístico, Maradona, siempre identificado con su camisa amarilla y su gorra negra, recurrió a la Junta Directiva del club para pedirles que le mejoraran el contrato.

De acuerdo con el presidente de Dorados de Sinaloa, Antonio Núñez, durante los dos torneos en que Maradona estuvo al frente del equipo, trató a los jugadores como un papá preocupado por sus hijos.

Maradona fue director técnico del equipo durante dos torneos. Foto: AFP.
Maradona fue director técnico del equipo durante dos torneos. Foto: AFP.

“Él realmente se dirige a ellos con una fraternidad que quizá es como él hubiera deseado que lo trataran cuando era jugador”, comenta Núñez.

La producción del documental se llevó a cabo en el corazón de Sinaloa y hubo elementos de esa zona que fueron pieza clave para contar la historia. Por ejemplo, la musicalización fue ejecutada por el grupo originario de Culiacán, Evolución Quattro; además, en varias tomas se ve la participación de algunos medios de comunicación locales, así como aficionados, entre otros.

La serie también muestra otros rostros conocidos en el ámbito deportivo, como el periodista mexicano David Faitelson y el entrenador español Pep Guardiola, quien jugó con el club azteca entre el 2005 y 2006.

Durante su paso por México, el astro argentino dio muy pocas entrevistas en México; sin embargo, en cada una de ellas abrió su corazón y durante la serie se pueden ver algunos extractos.

En una de ellas, por ejemplo, el exfutbolista habló abiertamente de su problema con las drogas, del dopaje y la forma en que los medios abordaron su adicción.

Irreverente y diciendo siempre lo que piensa, Maradona logró llevar al equipo hasta la final de la liga de ascenso, contra San Luis. No ganó, sin embargo, demostró a los jóvenes futbolistas de Dorados de Sinaloa que tenían la capacidad para llegar a la final.

“A estos jugadores yo les digo que tienen que demostrar su personalidad en la cancha los entrene o no Maradona, eso se lleva en la sangre; porque si hace un golazo no lo hace Maradona, lo hace él; aunque podemos festejar los dos como festejaba yo”, añadió el exfutbolista durante una entrevista con Fox Sports.