Lysalex Hernández A.. 10 julio
Tino (ficha roja), Yolanda (ficha amarilla), Gemma (ficha verde), Oscar (ficha azul) y David (el dado/blanco), fueron los primeros miembros de la agrupación infantil Parchís. Fotografía: Netflix para La Nación
Tino (ficha roja), Yolanda (ficha amarilla), Gemma (ficha verde), Oscar (ficha azul) y David (el dado/blanco), fueron los primeros miembros de la agrupación infantil Parchís. Fotografía: Netflix para La Nación

A inicios del año 1979, cuando el verano apenas comenzaba a asomarse en España, la compañía Discos Belter daba los primeros pasos para dar con uno de los proyectos que marcaría su trayectoría para siempre: crear una agrupación de niños que fuera la sensación del momento.

Fue en ese momento que decidieron colocar anuncios en distintos periódicos de la ciudad de Barcelona, con los que pretendían hallar a los cuatro integrantes de la banda, cuyo nombre y estilos estarían inspirados en el juego de mesa Parchís, también conocido como Ludo.

“Discos Belter da la oportunidad a niños de 8 a 12 años que canten bien y tengan buen sentido del ritmo, para la formación de un conjunto infantil y grabar discos. Presentarse todos los días de 10 a 1 hasta el día 15 de julio, preferible vengan con una canción aprendida en: Discos Belter”, se podía leer en el aviso publicado.

Esta iniciativa fue más que efectiva para que cientos de chicos y chicas se hicieran presentes en el lugar para demostrar que tenían todos los atributos necesarios para ser parte de la agrupación. Sin embargo, aunque en un inicio se trataría de solo cuatro integrantes (representarían los colores de las fichas: rojo, verde, azul y amarillo), se decidió incluir a una persona más, quien sería el dado y que también es parte esencial del juego.

Tino (ficha roja), Yolanda (ficha amarilla), Gemma (ficha verde), Óscar (ficha azul) y David (el dado), fueron los cinco cantantes y bailarines escogidos para darle vida a Parchís, la banda infantil que en un lustro vendió más 25 millones de copias de discos en todo el mundo, filmó siete películas, incluso, llegó a presentarse en el Madison Square Garden, en Nueva York.

Canciones como Cumpleaños feliz, Twist del colegio, Corazón de plomo y Comando G serían algunos de los primeros éxitos de la agrupación, que los llevó a recorrer buena parte de Latinoamérica y Europa, pero que, a su paso, hizo que sus miembros resultaran víctimas de intentos de secuestros, explotación infantil y consumo de droga a pesar de ser tan solo niños.

“Hemos tenido intentos de rapto, bombas en los aires acondicionados, nos han drogado subiendo al autobús de la gira. Sí que es verdad que hubo un poco de desmadre”, expresó Gemma, conocida como la ficha verde, al diario español ABC.

Oscuras verdades

Adentrarse en la memoria de los artistas originales de Parchís, para que cuenten cómo fue lidiar con la fama y los excesos, además de tomar la decisión, algunos, de alejarse del ojo público luego de dejar la banda, será parte de los detalles que se develarán en el documental homónimo que estrena este miércoles 10 de julio, la plataforma de streaming Netflix.

Los productores de la banda decidieron que cada uno de los integrantes representaría un color y el dado del famoso juego de Ludo. Fotografía: Netflix para La Nación
Los productores de la banda decidieron que cada uno de los integrantes representaría un color y el dado del famoso juego de Ludo. Fotografía: Netflix para La Nación

Bajo la dirección de Daniel Arasanz, y tras la labor de los fanáticos de la banda, hecha en la plataforma Verkami en el 2017, para recaudar los 40.000 euros necesarios para llevar a cabo la producción, los cantantes Constantino “Tino” Fernández, Gemma Prat, Yolanda Ventura, Francisco Díaz, David Muñoz y Oscar Ferrer se unieron para relatar sus experiencias en un ambiente cargado de excesos.

¿Cómo experimentaron el éxito sus protagonistas desde dentro? ¿Cómo vivieron, personalmente, la transición de la infancia a la edad adulta? ¿Ser miembro de Parchís fue una oportunidad para el desarrollo personal y profesional o una carga para toda la vida? Estas serán tan solo algunas de las preguntas que se les planteará a los cantantes.

También, esta producción lleva hasta la pantalla el relato de cómo Tino era perseguido por señoras y habla de que “sus primeros besos apasionados” fueron con su compañera Yolanda. Además de esto, se conocerá, de manera muy breve, algunos de los detalles de la relación fugaz de David con la mexicana Paulina Rubio.

El documental intentará darle respuesta a estas inquietudes a través de testimonios directos de los integrantes de la banda española, así como los de miembros de las disqueras y su mánager, quienes participaron activamente en el éxito de la agrupación, pero a un costo muy alto.

Precisamente, ese es uno de los principales aspectos que se abordarán a lo largo de la más de hora y media que dura este trabajo audiovisual: los integrantes del grupo aseguran que fueron víctimas de estafa por parte de su disquera, que se declaró en bancarrota en 1984, además de que no pudieron contener el caos en el que se convirtieron sus vidas.

Muchos cuestionan qué sucedió con el dinero obtenido por la venta de más 25 millones de copias de discos desde 1979 hasta 1985, pero al que nunca tuvieron acceso por parte de sus representantes, mismos que los exponían a jornadas laborales que iniciaban a las 6 a. m. y culminaban alrededor de la 1 a. m. del siguiente día.

“En una gira por México, Tino se le dislocó un brazo porque se rompió un cordón de seguridad y se nos abalanzaron todos los fanáticos que estaban allí”, aseguró al mismo periódico español Frank Díaz, a quien se le conoce como la ficha azul.

De forma inesperada, a los integrantes de Parchís no les quedó más opción que tener que lidiar, a su manera, con el éxito que les llegó sin avisar tras presentarse, por primera vez, en el programa Aplauso, de la cadena Televisión Española (TVE), en octubre de 1979.

“Nuestro representante legal se quedó con 600 millones de pesetas de la discográfica, y la discográfica nos robó a nosotros”, afirma Díaz en el documental de Netflix.

Sin embargo, a pesar del sinsabor que pudo dejarles esta experiencia, los cinco cantantes que comparten sus testimonios en esta producción, aseguran que para ellos resultó una experiencia realmente inolvidable, especialmente por el hecho de sentir que eran ídolos para millones de personas en todo el mundo, trascendiendo a distintas generaciones.

El clan original pudo revivir ese “sentimiento” el pasado mes de marzo, cuando asistió al estreno de Parchis: El documental, que se llevó a cabo en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, en México, país al que regresarán en el mes de setiembre para presentarse en concierto junto a otros de los cantantes que también integraron las filas de la agrupación.

Frank, David, Gemma, Yolanda y Tino se reunieron, 40 años después, para trabajar juntos en el documental. Fotografía: Netflx para La Nación
Frank, David, Gemma, Yolanda y Tino se reunieron, 40 años después, para trabajar juntos en el documental. Fotografía: Netflx para La Nación

“Se trata de un proyecto centrado en una historia humana, con una mirada sincera que aspira a hacer un ejercicio de empatía con el espectador para que logre entender lo que supuso ser protagonista de un éxito tan descomunal, prematuro y sorpresivo”, expresó el director Daniel Arasanz, en un comunicado de prensa difundido por Netflix.

Cambio de vida

Tras la primera disolución oficial de Parchís, en el año 1985, fueron muchos los intentos que se hicieron para recrear el éxito obtenido con la primera generación de artistas de la banda española, pero esto no arrojó más que un fracaso tras fracaso.

De la camada original, solo dos de los integrantes, Tino y Frank, de 52 y 47 años, respectivamente, decidieron seguir relacionados con la música. El primero de ellos abandonó la banda para probar su suerte en solitario cuando llegó a los 16 años, mientras que el segundo formó parte de grupos de género rock.

Luego de promover tres discos como solista, Tino sintió que había llegado el momento de poner en pausa su carrera artística y dedicarse a otros negocios. Sin embargo, en el año 1998 enfrentó uno de los momentos más complicados a nivel personal: perdió su brazo izquierdo como consecuencia de un accidente automovilístico. Superó la depresión convirtiéndose en empresario.

Por su parte, Gemma, de 50 años, puso un punto y aparte en su trayectoria artística y decidió mantenerse alejada de la atención del público. Ella estudió pediatría y se convirtió en la directora de un jardín de niños, ubicado en Barcelona. En el caso de Yolanda, de también 50 años, emprendió vuelo a México, donde participó como actriz en telenovelas como Muchachitas y llegó a ser portada de la revista Playboy en el 2013.

David, quien interpretaba el famoso dado de Parchís, estudió Ciencias Económicas en Escocia y cambió su domicilio a la ciudad de Nueva York, donde se dedica a trabajar en el área de publicidad, según reseña el diario ABC.

Aunque ninguno de ellos imagina cómo sería su vida si el éxito de Parchís hubiese llegado a buen puerto, lo cierto es que para uno de estos cantantes, este documental es un pequeño homenaje para su público, el mismo que los sigue acompañando fielmente en la actualidad.

¿Dónde verlo?

Plataforma: Netflix

Fecha de estreno: Miércoles 10 de julio

Duración: 105 minutos

Elenco: Constantino “Tino” Fernández, Gemma Prat, Yolanda Ventura, Francisco Díaz, David Muñoz y Oscar Ferrer

Otras voces

Si usted es de las personas que disfruta de los documentales que hacen un repaso por la historia y orígenes de reconocidos artistas o agrupaciones, aquí le compartimos otras propuestas que pueden ser de su interés y que están disponibles en Netflix.

Póngase cómodo y échele un vistazo a estas propuestas:

How The Beatles Changed the World:

Una serie de entrevistas e imágenes de archivo inéditas revela la impronta imborrable que los Beatles dejaron en la música y en la cultura de todo el mundo.

El arte de Organized Noize:

Este es un documental que describe el ascenso de “Organized Noize”, quienes fueron los influyentes productores de artistas como TLC, Goodie Mob y Outkast.

Sepultura Endurance:

A través de imágenes de conciertos y entrevistas con distintas leyendas del heavy metal, este documental narra los desafíos y el éxito mundial de Sepultura.

Tokyo Idols:

Este documental acompaña a la estrella del pop japonés Rio y a sus fanáticos, en su mayoría de mediana edad, dispuestas a pagar lo que sea si se trata de su cantante favorita.

Whitney:

Material de archivo y entrevistas con varios integrantes de su familia aclaran la vida, el trabajo y las dificultades a las que tuvo que enfrentarse Whitney Houston.