Alexánder Sánchez. 26 enero
 Paulina Goto, como Mariana, y Ludwika Paleta, como Ana, son las protagonistas de 'Madre solo hay dos', el nuevo éxito de Netflix. Foto: Cortesía de Netflix
Paulina Goto, como Mariana, y Ludwika Paleta, como Ana, son las protagonistas de 'Madre solo hay dos', el nuevo éxito de Netflix. Foto: Cortesía de Netflix

Dice el diario Milenio: “he aquí una serie entre cómica y melodramática. En un formato muy afortunado que seguramente a usted y a su familia le va a encantar.”

Y así ha sido. En redes sociales los ticos han manifestado su complacencia con Madre solo hay dos, la serie mexicana que se estrenó la semana pasada en Netflix y que ya se ha convertida en la más vista en Costa Rica.

¿Pero de qué trata la serie? ¿porqué ha pegado tanto? ¿quiénes son sus protagonistas y cuándo viene la segunda temporada? He aquí un acercamiento a esas respuestas y, adicionalmente, algunas de las polémicas que ya ha comenzado a suscitar.

Madre solo hay dos es una serie que, en principio, muestra a dos mujeres embarazadas cuyas vidas no tienen nada que ver una con la otra. Una proviene de la clase alta, otra de la media, pero los azares de la vida las llevan a parir en el mismo hospital.

La de porte ejecutivo se llama Ana, encarnada por la reconocida actriz Ludwika Paleta, y la “menos afortunada” es Mariana, a quien da vida Paulina Goto. El punto es que, debido a una pequeña gran equivocación, las distancias entre ambas se acortan y el destino termina por unirlas: sus bebés son intercambiados en el hospital y cada una termina con la hija de la otra en brazos.

“Es un enredo tremendo, ya verán ustedes. Se van a reír mucho”, comentó Paleta, a quien los ticos recuerdan por diferentes telenovelas transmitidas en el país. Por ejemplo, de niña actuó en producciones como Carrusel (1990) y El abuelo y yo (1992 ), esta última estelarizada junto a Gael García Bernal.

Además, entre muchas otras, Paleta protagonizó Amigas y rivales (2001), junto a figuras como Michelle Vieth, Angélica Vale, Adamari López, Arath de la Torre y Gabriel Soto.

Goto, por su parte, es una actriz un más joven. Quizá en Costa Rica no sea muy reconocida, pero en México ha hecho su carrera tanto en el mundo de la actuación como en el de la música, pues es compositora y cantante.

Cuando Mariana (Goto) y Ana (Paleta) se vayan a vivir a la misma casa, la convivencia entre ambas no será fácil. Las risas y el drama se intensifican en esta etapa de la serie. Foto: Netflix para LN.
Cuando Mariana (Goto) y Ana (Paleta) se vayan a vivir a la misma casa, la convivencia entre ambas no será fácil. Las risas y el drama se intensifican en esta etapa de la serie. Foto: Netflix para LN.

“Tienen que ver la serie. Es conmovedora y divertida. Justo lo que se necesita para alivianarse en estos momentos. Además, tengo que decir, despertó mi instinto maternal″ comentó Goto, quien antes de sumarse al elenco de Madre solo hay dos, destacó en el papel de Valentina Contreras en la serie de Nickelodeon, Miss XV (2012), y a Fanny Lascurain en la telenovela Mi corazón es tuyo.

Pero volvamos a la serie, la cual no se queda en el intercambio de bebés como el corazón de su trama. Lo que viene luego es lo llamativo, pues ambas madres harán algo sin precedentes para solucionar el problema.

Este es el panorama: durante cinco meses Ana y Mariana criaron a sus bebés equivocadas en sus respectivas casas. Tiene un gran apego inmenso por ellas, por lo que ninguna de las dos está dispuesta a separase de ellas.

Ojo que las bebés tampoco están muy cómodas con la situación. Ellas se manifiestan a su forma. Cuando al fin son devueltas a sus verdaderas madres no van a parar de llorar, pues del todo no están acostumbradas a sus progenitoras.

El intercambio de bebés en el cine o en la televisión no es un tema nuevo. Pero el enfoque de 'Madre solo hay dos' cambia la perspectiva y le da un toque especial. Foto: Netflix para LN.
El intercambio de bebés en el cine o en la televisión no es un tema nuevo. Pero el enfoque de 'Madre solo hay dos' cambia la perspectiva y le da un toque especial. Foto: Netflix para LN.

Es todo un drama aquello: “No soy mamá de quien creía que era mi hija, pero tampoco soy mamá de mi hija biológica, porque no la conozco”, comenta entre lágrimas Ana en el tráiler oficial de la serie.

La solución a todo es algo radical: Ana y Mariana (y las bebés) se irán a vivir juntas y, es allí, donde realmente comienza la comedia y también el drama.

Locura maternal.

Ya se sabía que no iba a ser fácil. Cuando Ana y Mariana se pasan a vivir juntas la convivencia parece francamente imposible, ya que desde que se vieron las caras en el hospital la cosa no arrancó bien entre ambas.

“En un primer momento parece que nada funcionará, por las opuestas formas de enfrentar las cosas, pero que de a poco la maternidad las va acercando cada vez más”, detalló el diario La Tercera, de Chile.

A los enredos cotidianos se les sumarán otros importantes personajes: Juan Carlos, el esposo de Ana (Martín Altomaro), Elena (la amiga de Mariana) e incluso Pablo (Javier Ponce), su expareja, que la habría dejado sola a cargo de la criatura.

Sus aportes suman o quizá restan -según como se quieran ver las cosas-. Lo que sí está claro es que, en esta locura maternal, son Ana y Mariana las que tienen la última palabra.

“Ana y Mariana pueden ser equipo, aún con sus diferentes maneras de ver la vida y la maternidad. Las mujeres nos hemos dado cuenta en los últimos años que no tenemos que estarnos comparando y compitiendo”, comentó Goto a la revista Time Out, de México.

“A mí no me tocó crecer con esta idea de apoyarnos y estar unidas. Me encanta que estemos haciendo conciencia en este tema y que se exponga en esta serie”, agregó la actriz.

Es que en el fondo Madre solo hay dos no todo es cuestión de risas. Algunas realidades sociales, vividas actualmente por las mujeres madres, se asoman con fuerza en medio de la comedia.

Polémica.

Cuando en la televisión se retrata a una madre y la forma de criar a sus hijos, la polémica suele saltar de inmediato. Más en el caso de esta serie, en la que en lugar de una, se presenta a dos mamás trabajando en obligado contubernio.

El tema se agrava cuando en el medio se tocan temas como el abandono parental, que para sus críticos la serie de Netflix no abordaría de la mejor manera.

Según El Universal, un colectivo mexicano denunció que Madre solo hay dos “refuerza las conductas de obstrucción de vínculos y justifica la salida de un padre de la vida de los hijos, por la herida de una madre”.

Estilos de ser madre muy diferentes se juntan en un mismo lugar y con los mismos hijos. ¿Existirá algo más complicado que eso? Descúbralo en 'Madre solo hay dos'. Foto: Netflix para LN.
Estilos de ser madre muy diferentes se juntan en un mismo lugar y con los mismos hijos. ¿Existirá algo más complicado que eso? Descúbralo en 'Madre solo hay dos'. Foto: Netflix para LN.

“Se presenta como algo no solo válido, sino legítimo, lo cual está gravemente equivocado. Como agrupación promovemos que si bien los matrimonios, concubinatos, y relaciones se terminan, la relación con los hijos es muy aparte, se divorcian los padres, no los hijos de sus padres. Esto es fundamental para lograr tener una justicia equilibrada”, comentó.

¿Usted qué opina?

Mientras lo piensa quizá quiera saber que la segunda temporada de Madre solo hay dos se estrenaría en los primeros meses del 2022. NO es un hecho, oficialmente Netflix no lo ha anunciado, pero todos creen que será inevitable.

Es que la comedia ha sido un éxito y, en redes sociales, muchos están al borde de la histeria pidiendo el reinicio de la serie.

“Por favor Netflix, no me dejen así. Queremos Madre solo hay dos para mañana”, comentó un ansioso tuitero.