Lysalex Hernández A.. 23 marzo
Matt Groening y David X. Cohen comenzaron a planear la serie 'Futurama' desde el año 1997. Sin embargo, el primer episodio se transmitió hasta el 28 de marzo de 1999. Fotografía: Fox para La Nación
Matt Groening y David X. Cohen comenzaron a planear la serie 'Futurama' desde el año 1997. Sin embargo, el primer episodio se transmitió hasta el 28 de marzo de 1999. Fotografía: Fox para La Nación

Comenzaré este texto haciendo una confesión de mi parte: me declaro una fiel seguidora de los trabajos del caricaturista e historietista estadounidense Matt Groening. El motivo de esta admiración es que durante mi infancia y adolescencia, gracias a su creatividad e imaginación, fui capaz de cuestionarme muchas situaciones que sucedían en Los Simpson, mi programa favorito de todos los tiempos.

Sí, es cierto. En esta historia no será protagonista la familia más popular de la ciudad de Springfield, sino que cada una de las palabras aquí escritas buscarán rendirle homenaje a una de las mejores series animadas de ciencia ficción de los últimos tiempos: Futurama, que el 28 de marzo cumple 20 años desde que se emitió Space Pilot 3000, su primer episodio, en los Estados Unidos.

Resulta increíble que haya pasado todo este tiempo desde que vimos, por primera vez, a Philip J. Fry, un repartidor de pizza en la ciudad de Nueva York, de 25 años, y que el 31 de diciembre de 1999 cae por accidente en una cápsula criogénica de la cual despierta durante el fin de año del 2999. En medio de la incertidumbre de lo acontecido, decide recomenzar su vida uniéndose al equipo de trabajo de Planet Express, una compañía de entrega intergaláctica.

Philip J. Fry es uno de los protagonistas del 'show', quien tiene que aprender a convivir con la añoranza de su pasado y un presente tan avanzado que lo abruma. Fotografía: Fox para La Nación
Philip J. Fry es uno de los protagonistas del 'show', quien tiene que aprender a convivir con la añoranza de su pasado y un presente tan avanzado que lo abruma. Fotografía: Fox para La Nación

Es su nueva rutina, Fry conoce a Leela, una sensual cíclope que tiene serios problemas para manejar su ira, además de Bender, un robot cleptómano que es impulsado por la cerveza y quien se convertiría en su mejor amigo. Junto a ellos, y el resto del equipo, descubren extraños mutantes que atentan contra la existencia del mundo y frustran conspiraciones intergalácticas.

Desde el primer momento, Futurama contó con el apoyo de la crítica especializada y de los fanáticos, quienes agradecieron la llegada a la televisión de una serie animada que se aventurara con el género de la ficción. Lograr su cometido hizo que Matt Groening se uniera a David X. Cohen, con quien acordó que esta sería una historia que explorara temas que aún siguen vigentes: la importancia de la comunidad, el trabajo en equipo y la multiculturalidad.

“Trabajamos dos años en desarrollar la historia, por lo que cuando nos acercamos a Fox para proponerles la idea del show, teníamos tan claro de lo que se trataría, que fuimos capaces de contestarles las preguntas a los ejecutivos de lo que sucedería hasta en la quinta temporada”, expresó Groening en una entrevista con Los Angeles Times.

Con la producción de la serie, el caricaturista tenía la preocupación de que alguien se les adelantara en crear un programa de este estilo, pero, con el pasar del tiempo se dio cuenta que no era posible, ya que resulta difícil mezclar ciencia ficción con la comedia. Ese experimento que ellos lideraron, hace 20 años, trajo consigo algunos resultados inesperados y que hasta cierto punto se volvieron esperanzadores.

Bender es un robot que tiene problemas con el licor, pero la única forma que encuentra para
Bender es un robot que tiene problemas con el licor, pero la única forma que encuentra para "mostrarse" sobrio es bebiendo cerveza. Fotografía: Fox para La Nación

“La ciencia ficción como comedia es sumamente complicada de lograr, porque la ciencia ficción tiene que ver más con el género que con el personaje. Esta ha sido, precisamente, una de las críticas que más se le ha hecho al género, que resulta muy débil en cuanto al carácter de quienes protagonizan la historia. Aquí las bromas son un poco más difíciles de escribir”, aseguró al medio estadounidense.

Esta fue una de las razones que llevó a los guionistas a dejar de lado algunas de las escenas que “soñaban” realizar. Por ejemplo, una de ellas era que en uno de los capítulos Bender fuera el protagonista de la aventura que representaría escabullirse hasta el cielo y “robarle” el tesoro más preciado que tuviera Dios. Incluir este personaje celestial en la trama les parecía algo de explorar por medio de la ciencia ficción, pero no dio el resultado que esperaban.

El equipo de trabajo se propuso vencer dos desafíos. El primero de ellos estaba relacionado con el hecho de ofrecer un programa que fuera realmente gracioso, sin caer en los clichés para conseguirlo, mientras que lo otro a lo que apuntaban era a promover ideas mucho más interesantes relacionadas con el guion.

Matt Groening confesó que decidió que el personaje Leela fuera caricaturizado por otros artistas, ya que consideraba que no tenía la habilidad requerida para recrear a una sensual heroína. Fotografía: Fox para La Nación
Matt Groening confesó que decidió que el personaje Leela fuera caricaturizado por otros artistas, ya que consideraba que no tenía la habilidad requerida para recrear a una sensual heroína. Fotografía: Fox para La Nación

En la práctica lo consiguieron, al menos durante las siete temporadas interrumpidas que tuvo Futurama. Cabe recordar que el show se emitió en canal Fox desde el año 1999 hasta el 2003, pero luego de una pausa, y tras la insistencia de sus seguidores, regresó a la pantalla chica de Comedy Central en el 2008 y se mantuvo allí hasta el 2013, cuando fue cancelada del todo. Sin embargo, en el 2007 la producción aprovechó el éxito para realizar cuatro episodios largos que fueron distribuidos en formatos de DVD.

“Desde luego nos sentimos creativamente satisfechos. En el pasado, pensamos que nos cancelaron antes de lo previsto, pero, esta vez, sentimos que tuvimos una muy buena racha, por lo que la temporada y el episodio final resultó realmente grandioso, desde mi punto de vista, así que estoy muy orgulloso de este proyecto. David Cohen lo describe como un festival de guerra muy romántico y tiene toda la razón”, afirmó Groening en una entrevista cedida a medios internacionales en el 2013.

Viaje de emociones

Futurama se planteó desde un inicio como un show que pretendía relatar una historia con personajes más reales, con estilos de vida intermedios y cuyo futuro no estuviese establecidas del todo. Eso le permitiría al televidente identificarse, al menos, con uno de ellos. Para Groening y Cohen se trataba de ofrecer un programa más realista y no tanto de ficción, como es el caso de Los Simpson.

“Para mí el público entendió desde el primer momento que los personajes de Futurama solo se representan a sí mismos, en un tiempo que a todos nos resulta más o menos real. Cada uno de ellos tienen esperanzas y sentimientos, por lo que sus destinos están inevitablemente entrelazados. Eso fue lo que hizo que a los fanáticos les importara lo que les sucedía”, explicó el caricaturista.

Es por ello que, además de Fry, Leela y Bender, en la historia destacan otros personajes, entre los que se encuentran el profesor Hubert J. Farnsworth, quien resulta ser un pariente lejano de Fry, además de ser el fundador de Planet Express y es un inventor destacado. Por su parte, el doctor John A. Zoidberg, es un extraterrestre parecido a una langosta con tentáculos en la boca, y se ha autoproclamado experto en humanos y le proporciona cuidados médicos a la tripulación de la nave

A este grupo se suma también Amy Wong, una chica increíblemente millonaria, guapa y simpática, que estudia ingeniería en la Universidad de Marte y es la heredera de hemisferio occidental de ese planeta. También destaca Hermes Conrad, un burócrata jamaiquino que posee un “don especial” para archivar y fue campeón mundial de limbo en su juventud.

El profesor Hubert J. Farnsworth es considerado como el verdadero genio, aunque un poco torpe, por el resto de la tripulación de la nave. Fue capaz de clonarse para tener a alguien que ocupara su lugar cuando muriera. Fotografía: Fox para La Nación
El profesor Hubert J. Farnsworth es considerado como el verdadero genio, aunque un poco torpe, por el resto de la tripulación de la nave. Fue capaz de clonarse para tener a alguien que ocupara su lugar cuando muriera. Fotografía: Fox para La Nación

“Cada uno de ellos nos permitió explorar distintos temas que pensábamos que serían hitos en el futuro y así sucedió. Hoy, cuando veo la primera temporada del programa, pienso en cómo evolucionaron las voces, hasta la historia en sí. Creo que el hecho de que haya sido cancelada en varias ocasiones nos permitió ir reajustando la trama e ir evolucionando con la cultura pop de cada momento, a pesar de que no profundizamos en ellos”, afirmó Cohen a Uproxx.

No en vano, y ante la popularidad de la que gozó desde sus inicios, reconocidas personalidades decidieron apuntarse a participar en el show: el actor y director Leonard Nimoy, las actrices Lucy Liu y Pamela Anderson, la agrupación musical Beastie Boys, el político estadounidense Al Gore. En el caso de la incorporación del físico teórico Stephen Hawking en uno de los episodios fue un reflejo del enlace que querían hacer los productores entre la comedia y la ciencia.

“El origen de nuestro acercamiento a la ciencia comenzó incluso, antes, de que empezáramos a escribir el piloto. Porque cuando Matty yo estábamos hablando, él escribió en una pizarra: La ciencia no debe anular la comedia, lo que se convirtió en una regla de oro. Queríamos que la ciencia entrara allí y, especialmente, que la ciencia ficción entrara allí. Sabíamos que, primero, tenía que ser divertido, porque sino el público no lo vería al no entretenerse", aseguró el productor.

A primera vista, Amy Wong luce como una mujer asiática. Sin embargo, ella es heredera de una parte del planeta Marte, su lugar de origen. Fotografía: Fox para La Nación
A primera vista, Amy Wong luce como una mujer asiática. Sin embargo, ella es heredera de una parte del planeta Marte, su lugar de origen. Fotografía: Fox para La Nación

Es imposible no recordar uno de los momentos más esperados por los fanáticos de Los Simpson y Futurama: el encuentro entre ambos mundos que se dio como parte del quinto capítulo de la 26ª temporada de la familia más famosa de Springfield. En ese episodio, que se emitió en el 2014, Bender viajó en el tiempo para ajustar cuentas con Bart, pero una acción del presente trajo terribles consecuencias para el futuro de todos los personajes. Sin embargo, demostraron que es posible convivir, a pesar de nuestras diferencias.

Tanto para Groening como Cohen, el show debía tener el amor como columna vertebral en cada una de sus temporadas y que fueran presentadas desde distintas perspectivas, Es por eso que ambos decidieron que el episodio final de la serie, Meanwhile, reflejara esto, cuando todos los personajes fallecen, pero la mayoría de ellos tuvo, al menos, una oportunidad en su vida de experimentar este sentimiento.

Y es que ese es el principal mensaje que tiene aún, 20 años después, Futurama se trata de una serie que busca promover el enorme valor que debemos darle en nuestras vidas a esas personas escogidas, a cada una de ellas que consideramos nuestra familia.

¿Dónde verla?

Día: Lunes a viernes

Hora: 7 p. m.

Canal: Fox