Televisión

Decile a mamá que estamos todos bien, la apuesta informativa y humorística del 13

Con tono relajado y datos en mano, este programa conducido por Fernando Chironi analizará los hechos relevantes de la semana

En el estudio 2 del Sinart (canal 13) todo está casi listo para la transmisión del programa Decile a mamá que estamos todos bien . Son las 7 p. m. del 13 de diciembre y el montaje ha tomado cerca de 11 horas.

La escenografía está lista y la banda de la casa toca la pieza Jabalí Montuno , del grupo nacional Sonámbulo. La tonada es bailable y en el centro del estudio está Fernando Chironi disfrutando de la canción.

Chironi, quien todavía no se ha vestido formal para el programa, baila y grita al aire las palabras que conoce. Un par de horas después, este tico-argentino de 39 años está entrevistando al activista Marco Castillo y comparte la urgencia por aprobar el matrimonio igualitario desde el parlamento.

El programa Decile a mamá que estamos todos bien es hijo de las facetas de Chironi, que en realidad son una: la capacidad de apreciar en un mismo segmento la buena música, un buen chiste o un argumento sustancioso.

Esto es lo que ofrece Decile a mamá , que desde el 22 de noviembre se transmite los martes a las 9 p. m., por canal 13 (con repeticiones los domingos, a las 10 p. m.).

Chironi, el presentador y creador, lo define como un espacio “informativo e irreverente”. Pero ante todo, el programa tiene como norte “la veracidad, información constatada que tenga nuestro enfoque”.

Así, Chironi se ha sentado a conversar con figuras tan dispares como José María Figueres, la voleibolista Nathalia Alfaro, el músico Balerom o Édgar Mora, alcalde de Curridabat.

El imposible. En el programa del 13 de diciembre, los invitados fueron el futbolista Allan Alemán, el reconocido exárbitro Berny Ulloa y el activista Marco Castillo, especializado en temas de diversidad.

“Política, ciencia, cultura y deporte. Para nosotros, eso es una sociedad y por eso estos son nuestros temas”, dijo Chironi.

El programa inicia con un monólogo en el que Chironi repasa las noticias de la semana.

El martes 13, el presentador habló de la detención de Andrey Amador y del comercial del Tucanazo, siendo especialmente punzante con estos últimos y la agencia de publicidad.

Para Chironi, la libertad de hablar sin tapujos no viene de estar en un canal estatal, sino de su propia tradición como presentador. Esta es la tercera temporada que produce de Decile a mamá y la primera en Sinart (antes estuvieron en canal 7 y 33).

Desde el 2003, produce el programa Ciudad Caníbal , que ha migrado de emisora en varias ocasiones y que ahora se transmite de lunes a viernes en Radio U (101.9 FM).

Gracias a Ciudad Caníbal es que Chironi es, para muchos, un sinónimo de información e irreverencia. Él dice sentirse más cómodo en la radio, pero intentarlo de nuevo en la televisión se debe a que encontraron el equipo ideal.

“En un trabajo que sin el Sinart sería imposible hacer; no habíamos encontrado gente con esa apertura. Tenemos gente con mucha experiencia que trabaja desde las 8 a. m. para hacer esto pasar”, detalló Chironi.

El programa también tiene entrevistas a los invitados y en ocasiones actividades particulares. El 13, por ejemplo, Chironi jugó fútbol tenis con Allan Alemán y con Ortuño, personaje ficticio de acento que también hace aparición en Ciudad Caníbal y que es interpretado por Walter Calienno, socio de Chironi.

Ortuño es una especie de lubricante humorístico para que Chironi haga chistes o juegos de palabras. No obstante, no se comparan con otras franjas humorísticas de la televisión o la radio.

“Hay cuidado de que el humor no sea discriminante, porque desprecio ese humor, en el que hay personajes gay con los que se genera prejuicios, esos personajes que representan algo erróneo, como el anuncio del BCR”, detalló Chironi.

En vivo. Para todos los involucrados, hacer un programa en vivo con un formato clásico de la televisión estadounidense, es una experiencia nueva. Para los camarógrafos y los técnicos del 13 –incluso varios veteranos– es la primera vez que trabajan de noche. Todos los programas que se graban en el estudio 2 ( Mujeres del 2000 , Deportivas del 13 y Va de frente , el nuevo programa del Presidente) son pregrabados.

En el caso de Andrés Cervilla y los músicos (que son cinco de los siete que conforman la banda nacional Infibeat), es algo nuevo y una situación en la que pueden caer en errores por nervios o falta de concentración.

Cervilla compuso la música original del programa (el tema de introducción y cierre) y cada semana invita a un vocalista o conjunto a interpretar un tema junto a la banda de la casa.

El formato incluso se sintió como algo extraño –pero agradable– para los invitados. Marco Castillo explicó que inicialmente creyó que se trataba de un noticiero, “pero cuando leí el nombre del programa entendí que era otra cosa”, dijo a La Nación .

Castillo pidió fuera de cámaras a la banda que tocaran A quien le importa de Alaska y Dinarama antes de que iniciara su entrevista, pero la banda no pudo complacerlo: no se la sabían.

Por su lado, Berny Ulloa explicó que no se le detalló el formato del programa cuando lo invitaron, pero después de ver el monólogo inicial y ver a la banda tocando, sacó sus conclusiones.

“Esto que hacen (en el programa) no está en la televisión nacional, es un show totalmente diferente. Espero que les vaya bien”, manifestó Ulloa.

Carlos Soto Campos

Carlos Soto Campos

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.