Óscar Cruz. 1 abril
Programa inagural de Multimedios Divas pero Divinas ,conducido por Viviana Calderon, Cristiana Nassar, Glenda Peraza y Maureen Salguero. Foto de Jorge Castillo
Programa inagural de Multimedios Divas pero Divinas ,conducido por Viviana Calderon, Cristiana Nassar, Glenda Peraza y Maureen Salguero. Foto de Jorge Castillo

Divas pero Divinas es un programa que Multimedios estrenó hace un par de semanas con la intención de servir como revista vespertina y, sobre todo, dirigida a mujeres. Su formato parece ser de manufactura propia del canal y en cuanto a la congruencia de la propuesta podemos ver un programa con muy pocos recursos que sucede casi que por pericia de sus presentadoras.

Divas es un programa que carece de reflexión y planteamiento, parece el resultado de una única reunión entre algunas personas con algunas ideas sobre la mesa que nadie se atrevió a cuestionar. Lo anterior se justifica solo con su nombre: Divas pero Divinas, pues parece que nadie revisó la etimología de la palabra Diva, que refiere también a Divina.

Es decir, Divas pero Divinas es un nombre redundante, donde la conjunción “pero” no tiene sentido a no ser dentro de un uso coloquial de énfasis -que no es el caso-. Es casi como ponerle de nombre a un programa “Alegres pero Contentos”, o algo por el estilo. Esto es importante: si no hay dedicación en comprobar la creatividad a priori, ¿qué más nos espera de la propuesta creativo-conceptual?

Estructura

A los 10 minutos de iniciado el programa el día del estreno, se hacía preocupante que ninguna de las cuatro presentadoras (con experiencia todas en la televisión) hubiese introducido el programa. Más preocupante cuando a los 15 minutos, era notorio que nadie, ni de la producción o del elenco se tomó esos 15 minutos antes del programa para escribir una sinopsis que alguna presentadora leyera y que le permitiera a la audiencia entender de qué iba la propuesta.

Esto no es algo que sea complejo, hasta el ensayo del examen de bachillerato tiene que tener, por fuerza, una introducción. Entonces, la preocupación no viene dada solo por el nombre, sino por la estructura que, a ese punto, parecía estar ausente, y aún con el paso de los días, parece que sigue ausente.

Parece que el programa no tiene un contenido claro, sino una escaleta muy general que guía a estas presentadoras en una conversación entre ellas, sus vivencias y gustos, que no estoy seguro sean prolongables en el tiempo.

Sobre el fondo
Durante el programa la interacción entre ellas es en momentos caótica, la explosión de risa incluso informal. Foto de Jorge Castillo
Durante el programa la interacción entre ellas es en momentos caótica, la explosión de risa incluso informal. Foto de Jorge Castillo

Una serie de preocupaciones que florecen se relacionan con el corte editorial del programa (¿lo hay?), pues es notoria una mezcla en la manera de ser mujer que uno no entiende de dónde proviene.

En unos momentos estamos ante un programa de corte feminista con contenidos desde eso que llaman sororidad y en otros frente a un programa que más bien se ampara dentro de preceptos del patriarcado e incluso el machismo.

Esto confunde seriamente, en momentos en que ese discurso debe ser tomado en cuenta con suma cautela por parte de los medios en busca de audiencias tan sensibles y segmentadas. Incluso, dudo que algunas de las presentadoras noten que este discurso se distorsiona frecuentemente en el programa.

Sintaxis

La interacción entre ellas es en momentos caótica, la explosión de risa incluso informal. Si bien es parte del “estilo”, no siempre la gente entiende el zafarrancho en la casa, la percepción de ese momento es diferente a través de la pantalla. Este es el principal problema de forma que tiene el programa, y es un problema que desde lo técnico debería ser viable su corrección.

El programa es único, eso hay que decirlo. No hay en la oferta actualmente un programa de esas características. Su elenco tiene experiencia, aunque a más de una se le ha olvidado cómo funciona el micrófono de solapa.

Urgentemente, lo que este programa necesita, es encontrar esa congruencia en el contenido, una línea editorial que permita dirimir una estructura y entregar informaciones que realmente tengan un objetivo de comunicación más allá de dejar pasar el tiempo en cámara.

Si usted puede ver el programa por unos minutos, le ruego comparar su percepción con los apuntes aquí aportados y generar su propia opinión de la nueva propuesta de Multimedios.

  • Nombre: ‘Divas pero divinas’
  • Horario: de lunes a viernes, a las 5 p. m.
  • Canal: Multimedios se puede ver en televisión abierta por el 44. En la mayoría de las cableras se puede ver por canal 8; en Cabletica el 12; en televisión digital el 28.1 y Sky para todo Centroamérica el 130
  • Presentadoras: Glenda Peraza, Maureen Salguero, Viviana Calderón, Cristiana Nassar

(Video) Glenda, Viviana, Maureen y Cristiana hablan de lo que opinan de su trabajo juntas