Televisión

Así nació ‘La familia P. Luche’ y que nadie olvida 18 años después

Aunque su último episodio se transmitió en el 2012, la icónica serie mexicana continúa formando parte de las parrillas televisivas de América Latina

El 7 de agosto del 2002, Eugenio Derbez apostó por llevar hasta la pantalla una nueva producción de comedia, sin imaginar que esta se iba a convertir en una serie icónica, con personajes que hoy, exactamente 18 años después, se siguen identificando fácilmente.

Y aunque posiblemente no sea la mejor serie de comedia que existe, lo cierto es que cada uno de sus capítulos de 30 minutos son capaces de entretener y sacar más de una risa a los televidentes.

De hecho, hace unos días atrás, el propio Derbez confesó que nunca pensó en el éxito que le traería la serie.

“Ha dejado huella. La familia P. Luche creo que nunca me esperé que fuera a llegar tan lejos”, dijo en una conversación que sostuvo con Regina Blandón, la hija “rara” de la familia, Bibi, por medio de YouTube.

La serie es protagonizada por Derbez, Blandón, Consuelo Duval, Barbara Torres (Excelsa), José Miguel Pérez (Ludoviquito) y Luis Manuel Ávila (Junior) y cuenta con tres temporadas y 80 episodios.

Según contó Derbez, quien da vida a Ludovico, la serie nació a partir del personal de vestuario de Televisa, quien para un sketch junto a Duval, le llevó muchas prendas de peluche, de plástico, de mezclilla y otros materiales.

“Era un sketch suelto de una pareja que invitaban a cenar a unos amigos y se peleaban en la cocina y todo el mundo los escuchaba y les digo: ‘Ah ese sketch está padre vamos a estrenar uno de los vestuarios’. (Elegí) el de peluche, o sea, bien pude haber dicho el de plástico, entonces ahorita sería La Familia Plástico, pero no”, recordó por medio de Tik Tok.

Y es que la historia se desarrolla en la pintoresca Ciudad Peluche, y por supuesto sus prendas son de peluche.

Tras el éxito de ese capítulo, Derbez decidió hacer un nuevo sketch y al tiempo optó por incluir a más personajes para ver qué resultaba.

“Nos vestimos todos de peluche, hicimos el sketch y fue un éxito y a la siguiente semana dijimos ‘vamos a escribir otro sketch de esta familia porque estuvo muy divertido’, y le empezó a ir muy bien. A la gente le encantaba, recibíamos muy buenos comentarios y años después decidimos hacer una serie. Ahí empezó el concepto de La Familia P. Luche”, explicó.

Personajes

Posiblemente, el éxito del que ha ostentado la serie se deba también a cada uno de los actores que dieron vida a los personajes, y que le pusieron su propia esencia.

Por ejemplo, es difícil olvidar a la nada hacendosa sirvienta argentina, Excelsa.

“Si yo no hubiera hecho a Excelsa, los 20 años que llevo aquí en México igual y estaría en otro lado o no hubiera vivido todo lo que viví o no sería la persona que soy seguramente (...). No saben lo bonito que es ver a la gente y poderle sacar una sonrisa. Yo creo que es de las cosas que más agradezco en este mundo”, dijo la actriz Bárbara Torres en entrevista con El Universal, sobre su personaje.

Por su parte, Blandón asegura que los niños la siguen reconociendo en la calle e incluso la aconsejan sobre sus papás en la serie, pues al ser la más inteligente y la que piensa diferente es la “rara de la familia”.

“Lo siguen viendo y se saben los capítulos y te dicen: ‘Y de cuándo te pegaron en la cabeza con un sartén y cuando tenías los ojos pintados’. Entonces a los niños como que les llama mucho la atención y es bien bonito”, comentó en YouTube.

También está Federica, la esposa de Ludovico a quien le fascina hacerse la víctima y tratar mal a su marido. Junior, por su parte, es un hombre adulto que sufrió un accidente y como perdió la memoria se cree un niño.

Y luego está Ludoviquito, el niño consentido y quien junto a Junior planea todo tipo de ideas.

Y aunque el último capítulo salió al aire en setiembre del 2012, la serie se sigue pasando en la pantalla chica.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.