Jessica Rojas Ch.. 21 octubre, 2018
Vicente García y Juan Luis Guerra tienen una relación artística de muchos años. Ahora cantan juntos en la nueva canción del joven artista, esta vez a ritmo de merengue. Foto: Cortesía Sony Music.
Vicente García y Juan Luis Guerra tienen una relación artística de muchos años. Ahora cantan juntos en la nueva canción del joven artista, esta vez a ritmo de merengue. Foto: Cortesía Sony Music.

Apadrinado por un grande como Juan Luis Guerra, el dominicano Vicente García sigue demostrando que está para cosas buenas en la música.

El año pasado fue el ganador de tres premios Latin Grammy: mejor nuevo artista, mejor canción tropical y mejor álbum cantautor. Estos reconocimientos le llegaron por el trabajo de su disco A la mar, con el cual hizo un homenaje al folclor dominicano reflejado en la bachata.

Para el próximo año el artista de 35 años presentará una nueva producción de estudio, pero esta vez al ritmo del merengue. El primer sencillo de ese trabajo, que también lo llevó a realizar una compleja investigación histórica sobre el género rey de República Dominicana, se llama Loma de cayenas, canción en la cual Juan Luis Guerra lo acompaña y que se estrenará esta semana.

Vicente habló con Viva sobre este nuevo tema, también de lo que significa Guerra en su carrera artística y de lo que viene que estará influenciado por la pluralidad y la frescura de este compositor.

-La introducción de Loma de cayenas recuerda mucho a la música de Juan Luis Guerra...

-Realmente hay una gran influencia de la música de Juan Luis, sobre todo del disco Fogaraté, que es uno de mis discos favoritos. En esta canción, en toda mi música, Juan Luis es una influencia importante; para mí ha sido el mayor referente y hoy estoy feliz de poder tener el honor de grabar una canción con él.

-Esta canción es un merengue muy sabroso con mucha actualidad, se desmarca mucho de su anterior disco A la mar, que fue inspirado en la bachata con ritmos caribeños y fusiones de muchos géneros, ¿por qué?

-El merengue para mí era algo que había quedado en inquietud porque con el disco A la mar empecé a trabajar la música afrodominicana, la música de raíz dominicana, y en esa búsqueda pues me topé bastante con el merengue desde varias esquinas. Esos toques de la tambora a la güira dieron pie para empezar a saborear las cosas; sentí que la evolución natural era trabajar el merengue en mi próximo trabajo, porque es el ritmo que más se conoce de la República Dominicana.

-¿Sigue entonces con la bandera de la investigación histórica en su música?

-Sí, realmente con A la mar eso se acentuó mucho porque fue un trabajo donde me incliné a esa manera de hacer música, de componer a través de un ciclo previo de investigación, con el cual tenía que viajar a algunos lugares para estudiar la música de manera previa. A la mar dio unos resultados que superaron mis expectativas, por eso sigue siendo un impulso para hacer la música de esta manera. En este nuevo disco estudio los orígenes, la evolución y los subgéneros que puede tener el merengue; el álbum va a traer varios tipos de merengue, con características y perspectivas diferentes. Loma de cayenas es el abrebocas a este nuevo experimento.

-¿De dónde viene la inspiración para este tema porque es una buena combinación entre el sabor de la música bailable y el romanticismo de la letra?

-Es una canción que realmente celebra el amor, esa manera tan especial que tiene uno de ver la vida cuando está enamorado y cuando vive al lado de una persona que realmente quiere. También busqué la manera, como siempre he tratado de hacerlo, de llevar imágenes con cosas características de mi país o de la región Caribe; en este caso las cayenas son flores que siempre están en el paisaje de la República Dominicana. En el plano musical trabaja el merengue con una gran influencia de Juan Luis y, sobre todo, impacta con el uso de las guitarras eléctricas, de sonidos africanos como los coros; también tiene mucho de coros Zulú.

-¿Cuál fue el aporte directo de Juan Luis Guerra en esta canción, cómo fue el trabajo en conjunto en estudio?

-La canción la compuse yo y se la mostré a Juan Luis en el estudio. Estuvimos trabajando juntos, él hizo los arreglos de los saxofones, siempre estuvo pendiente de lo que se agregaba o de lo que se grababa, además de algunos elementos de la mezcla. Desde mis trabajos pasados Juan Luis siempre ha estado de cerca en los procesos y ha sido un consultor importantísimo.

-¿Qué significan sus tres Latin Grammy en su trabajo, a qué retos lo afrontan?

-Además de que me sentí muy feliz por el reconocimiento, creo que influye mucho en mi ilusión por hacer música y la intención de reflejar la música que me gusta escuchar también. De cierta forma me siento una parte que marca un poco la diferencia de lo que se escucha en la radio –que me gusta también– pero creo que debe de haber espacio para la diversidad que tenemos como latinoamericanos.

-¿Cómo va su trabajo con el proyecto Trending Topics, que realiza con Eduardo Cabra?

Es un trabajo muy bonito que me lleva a salirme bastante de la zona de confort. Es de colaboraciones, un proyecto de producción paralelo que lo hice precisamente para verme en otro contexto, para hacer otro tipo de música. Tengo la oportunidad de trabajar de manera experimental, de trabajar con otros artistas y además de aprender sobre producción con Eduardo, de trabajo en equipo, de grabar en varias ciudades; incluso en temas de composición ha sido muy importante porque a diferencia de todo lo que hago en mi proyecto personal, en Trending Topics la temática estaba predefinida, casi nunca tenía que ver con amor o desamor y más bien eran crónicas y situaciones de tecnología o de la información, del día a día.