Danny Brenes. 20 enero, 2018
Petty sufrió una lesión en su cadera que lo condujo a consumir narcóticos que le costaron la vida. AFP
Petty sufrió una lesión en su cadera que lo condujo a consumir narcóticos que le costaron la vida. AFP

Un informe forense de la morgue de Los Ángeles difundido el viernes confirmó que la muerte del roquero estadounidense Tom Petty fue provocada por una sobredosis accidental de opioides.

El reporte precisa que Petty, fallecido el pasado 3 de octubre a los 66 años, murió de manera accidental por una “toxicidad provocada por drogas opioides”. Entre los narcóticos consumidos por el músico se citaron fentalino, oxicodona, temazepam, alprazolam, citalopram y acetil fentanilo.

Petty falleció una semana después de ofrecer una gira que celebró los 40 años de su banda, The Heartbreakers. La familia del músico explicó que Petty, ganador de tres premios Grammy, ofreció esos conciertos con una lesión en la cadera, que empeoró a medida que avanzaba la gira de 53 fechas.

“El día de su muerte se le informó que su cadera se había fracturado por completo y creemos que el dolor era simplemente insoportable y que la causa fue el uso excesivo de analgésicos prescritos. Fue un accidente desafortunado”, detallaron, en un comunicado, Dana y Adria Petty, esposa e hija de Tom.

Reconocible por su larga melena rubia, Petty escribió canciones protagonizadas por estadounidenses de pocos recursos intentando cumplir el sueño americano, reminiscencia de sus propios inicios marcados por penurias económicas.

Entre sus temas destacan American Girl, Don’t Come Around Here No More y I Won’t Back Down, este último quizás el más conocido luego de que recobrara vida como canción patriótica tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Epidemia

La crisis por consumo de opioides es un tema grave en Estados Unidos. Unas 63.600 personas murieron en 2016 por sobredosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, tres veces más que en 1999.

En años recientes, varios artistas han fallecido producto de sobredosis de narcóticos similares a los consumidos por Petty. En el 2016 fue el cantante Prince; años antes, fue el actor Heath Ledger. Michael Jackson murió de una sobredosis de propofol, un anestésico de corta duración, y el actor Philip Seymour Hoffman por una sobredosis de cocaína y heroína.

En los últimos años de su vida, Petty practicó la meditación como una forma de controlar su temprana adicción a la heroína y otras drogas.

“Creemos que este informe puede provocar una mayor discusión sobre la crisis de opiáceos”, indicó el comunicado de la familia. “Esperamos que de alguna manera este informe pueda salvar vidas. Muchas personas sufren una sobredosis por una lesión legítima o no comprenden la potencia y la naturaleza letal de estos medicamentos”.