Música

Sech: ‘Panamá no ha tenido ventanas para mostrar su potencial y gracias a Dios lo tenemos ahorita’

El panameño ha tenido un año soñado y nos lo cuenta en esta entrevista exclusiva. Sech, de 25 años, muestra que con talento para hacer buenas canciones y dedicación. un centroamericano puede alcanzar las esferas más altas de la música.

Mucho antes de que Daddy Yankee o Don Omar llegaran a las radios ticas, artistas de reggaeton como El General, El Roockie y Renato ya habían conquistado al público con sus éxitos, hasta que eventualmente fueron los artistas de Puerto Rico los que tomaron la batuta.

El panameño Sech vino a cambiar eso con sus éxitos Otro trago, Miss Lonely y colaboraciones como Pa Mí, que durante meses se han mantenido calentando todas las fiestas y en los primeros lugares de escucha de Spotify en Costa Rica.

Era inevitable entonces que en Viva lo entrevistáramos para conocer más de la carrera del panameño que está regresando la atención de la música urbana al istmo.

Sech se presentó en el país durante Semana Santa en abril, en una fiesta en la playa que solo augura muchos más éxitos suyos en este país.

“Costa Rica lo amo, ¡créeme! Tengo unas amistades increíbles allá, son DJ’s, El Platinum Crew: DJ Cole, DJ Cuilo, ellos son panas de verdad”, contó por vía telefónica el cantante, quien de hecho tiene una colaboración llamada Mojadita con el cantante nacional Choliare.

Entrevistamos a un risueño Sech, quien estaba a horas de presentarse en los Premios Juventud en Miami. Ahí ofreció una presentación memorable de Qué más pues junto a Maluma, Farruko y Lenny Tavarez.

El panameño de 25 años es el menor de 4 hijos y ha luchado fuerte para estar en el mundo de la música urbana. Con el fin de armarse su estudio de grabación trabajó como constructor y desde el año pasado se unió al sello Rich Music, cuyos ejecutivos vieron su potencial tras el sencillo Miss Lonely.

A diferencia de muchos reguetoneros, él escribe sus propios temas e incluso ha escrito para otros artistas como Karol G.

Sech compone acompañado de piano o guitarra y tiene una voz dulce que desarrolló en el coro de su iglesia, quizá por eso nunca desaprovecha una oportunidad para agradecer a Dios por su éxito.

Su álbum Sueños, publicado en abril, le trajo fama en todo el continente y ya suma millones de reproducciones en todas las plataformas digitales.

Sech es un cantante de música bailable pero sensible, con canciones como Otro trago, donde cuenta la historia de una chica que trata de olvidar a un tipo yéndose de fiesta.

El efecto de esta canción invita a cantar a la gente y ha generado una gran cantidad de memes que bromean con la posibilidad de llorar y “perrear” al mismo tiempo. Este jueves 25 de julio publicó el remix oficial de Otro trago, en donde puertorriqueños como Ozuna, Nicky Jam y Anuel AA le dan su espaldarazo al panameño.

El álbum inicia con un extracto del Himno Nacional de Panamá y esa es –literalmente– su bandera: quiere decirle al mundo que los canaleros han pasado varios años en la sombra, pero ahora están listos para volver al trono de la música urbana.

Sech muestra que con talento para hacer buenas canciones y dedicación un centroamericano puede alcanzar las esferas más altas de la música.

¿Dónde nace Sech como artista?

– Yo siempre escuchaba la música que ponía mi hermano, allá en Panamá, pero fue cuando me mudé a estudiar seis años a los Estados Unidos cuando se me pegó mucho, mucho, bro... R&B, la música jazz, hip-hop, el trap, y cuando volví a Panamá allá estaba fuerte el dancehall.

Mezclé los sonidos de mi tierra con percusiones de acá (Estados Unidos) y ya tu sabes, fue una noche de locura y salí yo (risas)...

¿Qué le inspira a la hora de escribir canciones?

– Yo me inspiro en todo lo que le pasa a la gente, en todo lo que me puede ocurrir a mí o les ha ocurrido a mis amigos. Siento que me enfoco en que la gente se identifique con lo que hago, que digan ‘esto él lo cantó pa’ mí, él me conoce’ (risas).

Es música bailable, pero con una sensibilidad...

– Exacto, la cosa es: baila, canta y golpéate el pecho (risas). Cuando salimos con un disco, la gente sabe que la van a pasar bien.

En cuestión de un mes salieron Pa Mí Remix y Otro trago, cuéntenos de esas canciones...

Pa Mí es original de Dalex y le hicimos el remix con los Avengers, como le decimos: Lenny Tavarez, Feid, Rafa Pabón, Cazzu; ese instrumental lo hizo Rique Music de Panamá. Las dos canciones las trabajamos con (el productor) Dímelo Flow y la salida de esas canciones generó un buen momento musical para mí.

Creo que a partir de eso se pusieron a escuchar las cosas que estaban antes: Solita, Miss Lonely, Qué más pues y empezaron a pegar los demás temas. Después sacamos Cuaderno que también ha tenido una gran aceptación.

Su música tuvo un ascenso de golpe, ¿cómo fue vivir eso?

– Fue algo que hasta a mí me sorprendió, fue de la nada, una bendición que llegó y fue como cuando te tiran una papa caliente (risas). Pero por dicha me dieron los guantes y pude manejar la situación. Fue algo repentino, esto no sucede siempre... Pero bueno seguimos trabajando, la gente quiere el remix de Otro trago y estamos alistando otras sorpresas.

¿Cómo se lleva con la fama? La gente que lo reconoce, lo busca, lo saluda...

– Me gusta hacer mi música y eso de la fama es un plus. Por ejemplo, tomarse fotos con la gente y eso, no lo veo como parte de la fama, estoy conviviendo con la gente que me apoya. Hay gente que tiene un guille (molestia) con eso, pero yo no le doy tanta mente a eso, hermano, me quedo trabajando en mi esquina.

¿Qué lo mantiene con los pies en la tierra?

– Yo trato de estar en contacto con mi familia en WhatsApp y eso y siempre que voy a Panamá visito a mis padres y veo a los amigos. Es algo bien difícil porque uno está acostumbrado a estar con sus papás y su familia y no verlos siempre es algo difícil. Pero todo tiene su propósito y estamos trabajando en eso.

¿Cree que la música de Panamá está retomando el protagonismo que tuvo hace varios años?

– Es la real, la influencia de Panamá no es tema de discusión, pero ese crédito se lo dan. Pero Panamá no ha tenido ventanas para mostrar su potencial y gracias a Dios lo tenemos ahorita y viene mucho talento pa’ arriba, mucho, un producto diferente.

¿A quiénes le podríamos poner atención de allá?

– BCA se llama uno de mis colegas, también el Boza y varios otros que vienen en camino.

Tal vez haya que juntar a los Avengers, pero los de Panamá..

– ¡Sí! Ahí vienen cosas buenas, no te puedo decir, pero vienen cosas buenas, créeme.

¿Qué música le gusta escuchar cuando está fuera del escenario?

– Escucho mucho blues, jazz, R&B, pop, yo no escucho lo urbano prácticamente, porque siempre ando en esas, así que cuando tengo tiempo libre, no la escucho para no saturarme.

En la música urbana, ¿hay competencia?

– Bueno, es así, pero yo no lo veo de esa manera. Siento que cada quien tiene su parte del pastel –como dicen– y los que se ponen a medir fuerzas con otros siempre acaban en algún problema, y ese no es mi estilo.

Además de componer sus canciones ha escrito para otros del género, ¿cómo han sido esas experiencias?

– Sí, no me dedico a eso, son cosas que han pasado repentinas para Karol G y Maluma, pero las canciones han funcionado muchísimo. Siento que eso te da un respeto, porque así la gente sabes que puedes hacer ese tipo de cosas.

¿Le gustaría dedicarse a la música el resto de la vida?

– Quisiera, hermano, si Dios me lo permite. Y también podría producir, que es igual parte de la música pero me permite variar más el trabajo.

¿Cómo le gusta que sea el ambiente en el estudio?

– Yo creo que lo más importante es tener paz y tranquilidad (risas). Yo soy bien tranquilo, casi no salgo, entonces me la paso en esas y prefiero estar solo en el estudio.

¿Cómo es ser un tipo tranquilo que tiene que trabajar en un ambiente de fiesta?

– Yo la paso muy bien con la fiesta en esos ambientes, ¿tú sabes?, pero yo normalmente no iría a una discoteca; no tomo, no fumo, así que prefiero más un pari en la casa.

Carlos Soto Campos

Carlos Soto Campos

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.