Jessica Rojas Ch.. 25 febrero
El 2020 comenzó por todo lo alto para el boricua Pedro Capó. El artista es juez del festival Viña del Mar y se presentó en la inauguración de la famosa competencia el domingo por la noche. Foto: Cortesía Sony Music.
El 2020 comenzó por todo lo alto para el boricua Pedro Capó. El artista es juez del festival Viña del Mar y se presentó en la inauguración de la famosa competencia el domingo por la noche. Foto: Cortesía Sony Music.

El año 2019 es de grandes recuerdos para el cantante puertorriqueño Pedro Capó, ya que con su sencillo Calma (y sus posteriores remixes con Farruko y Alicia Keys) logró conquistar Latinoamérica: no solo porque fue una de las canciones más sonadas del año pasado, sino también porque lo llevó a alcanzar dos premios Latin Grammy por el tema (canción del año y mejor fusión/interpretación urbana).

Y el nieto del legendario cantante Bobby Capó sigue cosechando éxitos este 2020. Esta semana, el artista fue uno de los invitados especiales al prestigioso festival de la canción Viña del Mar (Chile), donde se llevó dos de los más grandes reconocimientos. Tras su presentación, Capó fue reconocido con las Gaviotas de Oro y Plata, distinciones que se le entregan a los artistas a petición del público del Anfiteatro de la Quinta Vergara.

No solo estos reconocimientos están dándole alegría a Pedro. De acuerdo con el artista, lo que más disfruta de su vida como compositor e intérprete es justamente la creación de canciones como Buena suerte, su más reciente sencillo, el cual fue presentado hace dos semanas. Buena suerte es una canción pícara, llena de coqueterías, que apunta a convertirse en otro éxito con su melodía es contagiosa y fusiones de géneros, algo que ya es un sello en la música que compone Capó.

Capó, quien también grabó Quédate a dúo con la compositora costarricense Debi Nova, ha sido uno de los nombres más fuertes en las últimas temporadas de los premios a lo mejor de la música. En el 2018 comenzó con los reconocimientos al ganar el Latin Grammy a mejor video versión larga por su trabajo Pedro Capó: En letra de otro, disco en el que realizó un homenaje a algunas de las canciones románticas latinoamericanas más icónicas.

Sobre su trabajo, la nueva canción y Debi Nova, Pedro Capó conversó con Viva vía telefónica.

―¿Cuál es la historia de Buena suerte? ¿Cómo nació?

―Es una canción que nace jugando en el estudio. La manera en que me funciona el trabajo es siendo honesto, no siento pretencioso, no buscando un gran éxito, sino expresando y divirtiéndome. Buena suerte nació con la magia, la idea de la mística de la vida que nos lleva en ocasiones al lugar perfecto, a la hora perfecta, con la persona perfecta o la situación perfecta. En esta ocasión, lo presento de una manera romántica; a todos nos ha pasado en la vida que en cualquier anhelo que tenemos nos apoyamos también en lo intangible como el destino o la buena suerte para alcanzarlo.

“Me pareció bonito presentar el tema de una manera fresca, sexi, usando sonidos caribeños, urbanos, pop, un poquito de andinos y un charanguito por ahí. Estoy contentísimo por como ha quedado”.

―En su carrera ha demostrado que no se encasilla, eso lo demuestra también en esta canción en la que le da rienda suelta a la creatividad...

―Soy así, muy inquieto, me aburro fácil. Por eso es que me gusta explorar y satisfacer mis inquietudes especialmente en lo creativo. Soy fan de la música en todo su esplendor, de todos los géneros, y encontrar donde puede caber lo inesperado siempre es bonito. Con Buena suerte nos divertimos mucho; esta canción es parte de una producción musical que sale en mayo, que me emociona mucho porque se siente una complejidad en todo lo que usamos en este disco.

El puertorriqueño Pedro Capó encantó a la Quinta Vergara en su presentación en Viña del Mar 2020. Foto: Cortesía Sony Music.
El puertorriqueño Pedro Capó encantó a la Quinta Vergara en su presentación en Viña del Mar 2020. Foto: Cortesía Sony Music.

Buena suerte viene después del gran éxito que fue Calma, ¿le ve tan buen futuro?

―Le tengo la misma ilusión que le tengo a todas mis canciones, pero no tengo expectativas de que sea algo como Calma porque con esa canción nunca traté de perseguir nada tampoco y esa fue la magia: nació sin pretensión, ella misma fue encontrando su lugar. Ojalá que esta nueva canción vuele tan alto como pueda, pero hay factores fuera de mi control. Por el momento le apuesto todo mi corazón; creo en ella con todo mi corazón porque es mía, pero no vivo con la expectativa de mirarla en números.

―¿Qué resumen hace del 2019 y todas las cosas buenas que llegaron?

―Fue increíble, una avalancha, inesperado, hasta cierto punto me tomó desprevenido. Estoy contentísimo por las cosas buenas, pero fue un año intenso. Estoy agradecido de crear una canción que le diera la vuelta al mundo, sobre todo que es una canción que representa bienestar, que habla de mi cultura caribeña y además que los niños la hayan abrazado con tanto amor; todo eso me alegra mucho porque al final ese es el premio más grande que pude recibir.

―Es inevitable preguntarle por el dueto con Debi Nova...

―Mi Debi querida, admirada, adorada, talentosísima. Es mi amiga hace muchos años; siempre hemos querido trabajar y hemos estado en el estudio en años atrás, pero todo tiene su tiempo perfecto y ya nos tocó trabajar en Quédate que es hermosa. La admiro muchísimo; la canción es espectacular y me encanta que esté conectando tan lindo.

―¿Qué nos puede adelantar del disco que viene en mayo?

―Va a ser muy variado; no quiero decir mucho al respecto pero, para mí, como comentarista de la vida es válido hablar de todo. Vamos a tocar temas desde la espiritualidad a la sexualidad, temas sociales y temas livianos porque de eso se trata la vida, que es un conglomerado de todas esas emociones. Me ilusiona mucho; es mi quinta producción discográfica, mi cuarta original. Hace tiempo no saco un disco y me causa mucha ilusión porque estoy en un momento muy fructífero creativamente.