Jessica Rojas Ch.. 15 septiembre
La chilena Mon Laferte estrenó la semana pasada el sencillo 'El Beso', esta canción será parte de su próximo disco de estudio. Foto: Cortesía Universal Music.
La chilena Mon Laferte estrenó la semana pasada el sencillo 'El Beso', esta canción será parte de su próximo disco de estudio. Foto: Cortesía Universal Music.

La chilena Mon Laferte tiene acostumbrado a su público a una música muy especial, con mensajes fuertes y un estilo muy marcado de sonidos latinoamericanos, pero este 2018, la ganadora de un Latin Grammy, tomó el riesgo de ponerse más bailable, más caribeña.

Así lo confirmó la cantautora con su sencillo El Beso, canción que estrenó la semana pasada y que forma parte de lo que será su próximo álbum de estudio, que está pactado para estrenarse a finales de año.

El Beso muestra una canción divertida y hasta sensual que se acompaña por un video todavía más sexi en todos los sentidos y es que si hay besos en escena, no podía ser de otra manera.

Vía telefónica la compositora habló con Viva sobre los retos que asumió en esta nueva etapa.

-¿Cómo explica sus sentimientos de cara al estreno de esta canción?

-Estoy bien emocionada de compartir esto, también porque ya está listo mi nuevo disco. Esta nueva etapa está muy marcada en tomar riesgos, soy una Mon mucho más bailable, que se ha vuelto más caribeña y por esa razón este álbum siento que se convirtió en un gran desafío, pero me encanta. Empecé el año queriendo bailar, me emociona que el público pueda disfrutar de El Beso que es una canción de despedida, pero como en buena onda y provocadora; así es el álbum, está más lleno de buen humor, no tiene canciones tan pesadas como mis trabajos anteriores.

-¿Cómo cree que el público asumirá esta nueva etapa?

-El público que me sigue desde el primer álbum sabe que soy una artista que toma riesgos, que no se queda en la zona de confort, que cada disco es un universo diferente, una propuesta nueva y una oportunidad para experimentar. Los discos de mi carrera son muy diferentes entre si, eso me encanta, no soy una artista que se pueda encasillar en un género porque hay tantos colores que puedes probar y eso es parte del riesgo. Probablemente habrá gente que se va a sumar y entender que los cambios son parte de mí; habrá quienes se queden con los discos de antaño o puede venir nueva gente a escuchar mi música.

-La grabación del disco fue en una sola toma, ¿cómo se logró esto?

Quisiera verlo de esta manera: los álbumes que a mí me gustan fueron grabados de esa manera en el pasado, no había tecnología para grabar mil veces, retocar o editar, antes no se podía. Quise hacerlo de esa manera porque para lograrlo hay que saber tocar y cantar, no hay truco, no se arregla nada, así quedó y eso es lo que va a escuchar el público. Fuimos 13 músicos dentro del estudio Capitol Records Building, la magia se dio en unas horas.

-En el video de El Beso una vez más defiende la bandera del amor libre, de la diversidad, de la sensualidad. Las imágenes nos muestran a diferentes personas dándose amor...

-Sí, yo creo en el amor en un sentido más allá de géneros, de lo que sea. Creo en el amor y me parece que compartirlo es una realidad. En el video no ensayamos, nadie se puso de acuerdo para besarse con alguien; empezamos a improvisar, había parejas de todo tipo. Nadie estaba nervioso o planeando con quién se iba a besar.

-¿Cómo se dio la participación de Diego Luna en la grabación del audiovisual?

-Yo a Diego lo amo, siempre lo he admirado mucho, bueno al final todo el mundo admira a Diego. Lo respeto, es un gran profesional, un gran artista. Yo la pasé muy bien trabajando con él, cómoda, tranquila y le agradezco la oportunidad de trabajar con él.

-Recientemente ha vivido una etapa como artista muy marcada por los éxitos. ¿Cuán retador es este reconocimiento de la industria para su carrera?

-Ser parte de la Academia de los Grammy, tener en mis manos un Latin Grammy es como que se consolida cierta parte a nivel de industria. Que los colegas te empiecen a ver de otra manera lo agradezco un montón, el reconocimiento de mis pares me emociona. Pensar que cada año puede mi trabajo ser considerado, estar viendo lo que sucede en la música y escribiendo parte de la historia de la música latinoamericana me resulta muy importante y valioso.