Música

La música de RBD llegó a Spotify y YouTube y con ella muchos recuerdos de la juventud

Las canciones de la agrupación mexicana están disponibles en plataformas digitales, luego de ocho años de estar fuera del aire. Los fans lo pidieron y Universal Music los complació.

La música siempre ha sido compañera en diferentes etapas de la vida, así que cuando un grupo vuelve a la vida, al menos en formato digital, las emociones no pueden contenerse.

Esto fue lo que pasó este mes de setiembre cuando los fans de la agrupación mexicana RBD recibieron el regalo de que toda su música volvió a estar disponible en formato digital en Spotify y un nuevo canal de YouTube.

Tras ocho años de ausencia, las canciones de Anahí, Christian Chávez, Dulce María, Maite Perroni, Christopher von Uckermann y Alfonso Herrera ya se pueden disfrutar en la plataforma de música virtual y también con nuevos contenidos en YouTube como los emblemáticos videos de Rebelde, Ser o parecer, Nuestro amor y la siempre coreada, Sálvame.

En Spotify están disponibles los nueve álbumes de estudio que grabó la agrupación: Rebelde, Celestial, Nuestro Amor, Empezar desde cero y Para olvidarte de mí, el álbum en inglés Rebels y las ediciones en portugués Celestial Versao Portugues, Nosso Amor Rebelde y Rebelde Edição Português.

“El regreso de la música de RBD a las plataformas digitales y en formato físico es un extenso y maravilloso proyecto que buscará satisfacer el gusto de los aguerridos fanáticos de la banda a nivel mundial que, desde 2012, pedían el regreso de la música y los videos oficiales a través de las redes sociales, cartas y hasta campañas en Change.org”, explicó la disquera Universal Music en un comunicado de prensa.

Todo un fenómeno

El grupo RBD vio la luz tras la popularidad que alcanzaron sus integrantes al ser protagonistas de la telenovela de corte juvenil Rebelde, que se transmitió desde octubre del 2004 hasta junio del 2006.

La trama narró las aventuras y desventuras de un grupo de adolescentes que formaron un grupo musical en un colegio para jóvenes de clase alta; sin embargo, en el lugar también estudiaban personas de bajos recursos gracias a becas.

Tras el éxito del programa, muchos adolescentes de la época soñaron con ser como Roberta, Mía, Miguel, Lupita, Giovanni y Diego, los personajes principales de la historia.

Las locuras, amores y desamores de estos muchachos conquistaron a una generación nueva que se enganchó con la propuesta tanto por las historias románticas, como por la música que se generó en torno a la producción.

RBD nació entonces a partir de la telenovela y así fue como gracias a la música estos artistas mexicanos fueron expandiendo sus carreras por toda América Latina, Estados Unidos y hasta Brasil. El fenómeno RBD fue uno de los más significativos de la música pop a principios de los años 2000.

Sus discos pronto se convirtieron en éxitos de ventas en diferentes países y lograron marcar diferentes hitos en la música latina.

“Desde México, Colombia, Chile y Brasil, hasta Italia, Turquía, Reino Unido, Japón, Estados Unidos y España, RBD logró romper la barrera del idioma e imponer récords, siendo el primer grupo de habla hispana en llenar en su totalidad el Estadio de Maracaná de Brasil, en 2006, como artista principal; además de ser la banda latinoamericana más taquillera y vendedora por los más de 10 millones de discos vendidos a nivel mundial, y los más de 10 millones de boletos en su tour alrededor del mundo", agregó la disquera en la información.

Jessica Rojas Ch.

Jessica Rojas Ch.

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.