11 julio, 2015
Cultura hip-hop en Costa Rica: 35 años construyendo un ideal
Cultura hip-hop en Costa Rica: 35 años construyendo un ideal

Hace mucho tiempo, la revista Viva pedía a gritos que le diéramos un gran espacio a esa expresión artística que llaman hip-hop. Por fin, llegó el día.

Muchos de nuestros lectores –cada vez más– se han vuelto fieles seguidores y creadores de este movimiento cultural callejero, que hoy ha logrado ramificarse con otras facetas artísticas cada día más populares.

Aquí lo tienen: el papel no fue suficiente para darle espacio a todos los personajes que le dan vida a este arte, que durante sus 35 años de existencia ha logrado sobrevivir y diversificarse, para abrazar a todo tipo de artistas que quieren expresar su visión de la vida y el mundo.

El desarrollo de este movimiento, primeramente musical, que luego creció y se desarrolló junto con la danza y la pintura, no ha sido fácil.

Es bien rebelde, y quienes quieren salirse de la norma, usualmente lo pagan bien caro.

Pero el hip-hop pudo vencer esa actitud conservadora, atrayendo a artistas que querían expresar su realidad. ¡Y qué buenos artistas!

Es más, aunque tildaron al hip-hop despectivamente de “callejero”, ellos agarraron ese término, lo profesionalizaron y hoy lo llevan como un estandarte de su arte: vive y se desarrolla en los espacios públicos.

Con los años se le unieron otras formas de expresión que le dan personalidad a nuestras ciudades: por un lado tenemos a los b-boys y b-girls que giran hasta de cabeza bailando break-dance, y por otro a los que embellecen esas viejas paredes abandonadas con grafitis que sobresalen por el nivel de detalle y precisión en sus dibujos.

Así, la combinación de todas estas expresiones artísticas es perfecta para reinventarse con los años. Viejos y nuevos exponentes de este arte conviven y ganan más espacios para dar a conocer su talento. Hoy, todo ese esfuerzo y perseverancia se ha ganado un espacio más: estas páginas de Viva.

Estos son los artículos que hemos trabajado para este especial: