Jessica Rojas Ch.. 14 junio
Ara Malikian visita Costa Rica con motivo del Royal Garage Tour, para la promoción de su disco de este año. Foto: cortesía Interamericana de Producciones
Ara Malikian visita Costa Rica con motivo del Royal Garage Tour, para la promoción de su disco de este año. Foto: cortesía Interamericana de Producciones

El violinista de origen libanés Ara Malikian no pudo presentarse en el concierto que tenía pactado para el sábado 8 de junio en el teatro Melico Salazar debido a que sufrió una grave caída a su llegada a Costa Rica y se lesionó el hombro derecho.

El artista se mostró muy afectado por no poder llevar a cabo su primer espectáculo en suelo costarricense. La propia noche del sábado salió al escenario para explicarle lo que sucedió al público que asistió al evento. "Es uno de los momentos más difíciles de mi carrera. Me siento muy triste. Sufrí una caída que afectó mi hombro y no puedo levantar mi brazo. No puedo tomar el arco del violín. Nunca me había enfrentado a algo así”, explicó el libanés.

Ante esta situación, el músico e Interamericana de Producciones, empresa encargada del montaje del recital, confirmaron la mañana de este viernes que el concierto se reprogramó para el martes 3 de setiembre, en el mismo recinto, a las 8 p. m.

La productora anunció que las personas que compraron su boleto para el show pueden usarlo en la nueva fecha. Aquellos que no puedan asistir a la próxima presentación pueden solicitar el reintegro del dinero de la entrada al teléfono 2295-9400.

Interamericana aseguró que habrá entradas a la venta en el sitio www.eticket.cr, en el centro de llamadas 2295-9400 y puntos de venta Servimás autorizados. Los precios van de los ¢23.000 a ¢52.000.

Ara Malikian salió a dar la cara para cancelar su espectáculo el sábado 8 de junio. El artista visiblemente afectado comentó que nunca le había sucedido algo así en su carrera. Foto: John Durán
Ara Malikian salió a dar la cara para cancelar su espectáculo el sábado 8 de junio. El artista visiblemente afectado comentó que nunca le había sucedido algo así en su carrera. Foto: John Durán