Jessica Rojas Ch.. 5 agosto
Johnny Sandí, Chepe Pérez, Jairo Azofeifa, Bernal Vargas, Iván González y Juanma Fonseca (arriba). Luis Solís, Brian Cálar y Mario Quirós son Buena Calle. En las fotos faltan Sebastián Jiménez y Sebastián Barrantes. Fotos: Jeffrey Zamora.
Johnny Sandí, Chepe Pérez, Jairo Azofeifa, Bernal Vargas, Iván González y Juanma Fonseca (arriba). Luis Solís, Brian Cálar y Mario Quirós son Buena Calle. En las fotos faltan Sebastián Jiménez y Sebastián Barrantes. Fotos: Jeffrey Zamora.

“Una selección de buenos músicos”, así es como definen en la agrupación Buena Calle a la alineación de artistas que conforman desde hace poco más de dos años a la banda nacional.

Son 11 músicos de amplia trayectoria que se unieron para darle a la escena costarricense un sabor muy particular con su energía, interpretación y también música original. Es normal que en un concierto de los muchachos de Buena Calle el ambiente sea de pura fiesta y baile porque en sus presentaciones lo que reina es la energía.

Fue concebido por el experimentado baterista Jairo Azofeifa, quien decidió –después de salir de otra banda que había formado– hacer una agrupación más amplia, que no se enfocara solo en géneros urbanos y que más bien estuviera más abierta a ritmos latinos. Azofeifa buscó y seleccionó a músicos con características muy específicas para alcanzar ese cometido.

“Primero que todo quería que los músicos tuvieran caché, con eso me refiero a que fueran personas responsables, con calidad artística y un buen background en su trayectoria. Buena Calle es una banda muy seria y no me podía arriesgar a tener personas irresponsables, además de que lo principal en el grupo es que los egos altos quedan por fuera”, recordó el baterista sobre el origen de la banda.

Brian Cálar (voz), Mario Quirós (voz), Luis Solís (percusión), Johnny Sandí (percusión), Jairo Azofeifa (batería), Iván González (trompeta), Chepe Pérez (saxofón), Sebastián Jiménez (trombón), Sebastián Barrantes (teclados), Bernal Vargas (bajo) y Juan Manuel Fonseca (guitarra); son los seleccionados de Buena Calle. Esa variedad de integrantes le permite a la banda justamente imprimir una diversidad de sonidos y colores a la música que interpretan.

En Buena Calle cada artista tiene voz y voto para aportar al estilo de la agrupación. Hay diferentes gustos musicales, así que cada uno pone su saborcito especial que va desde el reggae roots, pasando por las cumbias, las baladas cortavenas, el ska, la salsa, el merengue, rock y hasta algo de metal por ahí escondido.

Con esta diversidad y experiencia en sus partes, Buena Calle maneja un repertorio de aproximadamente 500 canciones tanto en español como en inglés, en su lista tienen preparadas canciones famosas y actuales como Calma de Pedro Capó hasta clásicos más fuertes de la talla de temas del gran Héctor Lavoe.

“Como interpretamos tantos géneros los conciertos son muy versátiles y diferentes entre sí. Algo muy llamativo es que en los chivos no llevamos un repertorio definido, vamos leyendo al público, vemos sus reacciones y a partir de ahí escogemos las canciones. Entre nosotros parecemos un equipo de fútbol americano, nos entendemos a puras señas”, explicó Azofeifa.

“Tratamos desde el escenario de medir el ambiente que tiene el público, lo que podemos provocar en las personas. Por ejemplo si estamos en una fiesta y la gente no se apunta mucho a bailar con una salsa, cambiamos drásticamente a una soca o a un ska para cambiar la energía. Al final de cuentas es muy tuanis porque las presentaciones pueden empezar tranquilas y al final siempre la reventamos, eso es muy interesante”, agregó el percusionista Luis Solís.

La energía que muestra la agrupación Buena Calle desde la tarima contagia al público de todas las edades durante sus conciertos. Foto: David Chacón/Cortesía.
La energía que muestra la agrupación Buena Calle desde la tarima contagia al público de todas las edades durante sus conciertos. Foto: David Chacón/Cortesía.
De calidad

La búsqueda de la calidad es siempre el norte que mantienen en Buena Calle. En ese camino es que ya han publicado tres canciones originales de géneros variados para marcar la pauta que tienen como grupo.

Sedúceme, Vete ya y Contigo son esas canciones que acompañan al repertorio de covers que manejan en la banda. Además, los músicos confirmaron que están trabajando en dos nuevas producciones para estrenar próximamente.

“La primera es más de ‘manos arriba’, como la llamamos porque es rápida y para bailar bastante. Las otras dos son más urbanas tipo reguetón y las dos que vienen serán un vallenato algo loco y un ska bien fuerte, bien rico. No queremos encasillarnos en un género, queremos explotar toda la fusión que logramos todos en Buena Calle”, comentó Solís.

Los 11 trabajan juntos en la parte creativa de las canciones originales. Unos suman en la letra, otros en los sonidos, otros en las armonías. “Quedarles bien a los 11 es imposible, pero tratamos de que la canción lleve ese sello que identifica a Buena Calle, esa energía positiva que tenemos como compañeros y familia o sobre el escenario, que se sienta en cada canción. El público nos identifica por eso”, afirmó Azofeifa.

Otro aspecto que suma a la calidad de Buena Calle es que todos “reman parejo” para el bien de la banda. Además de tocar y de cantar, los artistas ponen a la orden del grupo sus otros conocimientos, por ejemplo Bryan y Johnny tienen experiencia en producción audiovisual y ellos se encargan de los videos del grupo, otros aportan en diseño de imagen; así cada integrante ayuda para que el barco de Buena Calle navegue bien.

Se definen como una banda de carretera, de esas que viajan para llevar alegría con su música a muchas partes del país; esa es otra de las finalidades de Buena Calle, seguir tocando para que la gente se olvide del estrés diario. También apuntan a la internacionalización, algo que están cerca de cumplir gracias a invitaciones que les han llegado desde varios países de Centroamérica, además de México y Norteamérica, según confirmó Azofeifa.

Con su variedad distintiva, sea en un baile de graduación, en bodas, quinceaños, conciertos gratuitos o fiestas de empresas; los de Buena Calle siempre ponen esa dosis de sabor latino.

Como una familia, así es el ambiente que se vive a lo interno de Buena Calle. Desde el 2017 estos músicos se dedican a llevar su música por todo el país. Foto: Jeffrey Zamora.
Como una familia, así es el ambiente que se vive a lo interno de Buena Calle. Desde el 2017 estos músicos se dedican a llevar su música por todo el país. Foto: Jeffrey Zamora.